Facebook Twitter Google +1     Admin

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE (DE 1900 A 1951)

20100518100342-1.jpg

I: De 1900 a 1905, una mirada al pasado desde Radio Reloj.

IRAIDA CALZADILLA RODRÍGUEZ

1900

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS. Debió ser hermoso despertar el primero de enero de mil novecientos y fantasear en que, en lo adelante, se caminaría por un siglo que traería cambios influyentes en la vida de las personas. Ese fue el año en el que Picasso presentó su primera colección de dibujos en el café Los Cuatro Gatos; el arqueólogo inglés Arthur Evans inició la exhumación de una civilización en Creta; y el duque de los Abruzos llegó a las cercanías del Polo Norte. Otros hombres ganaron un espacio en el año mil novecientos. Por ejemplo, fue publicado el libro La interpretación de los sueños, de Sigmund Freud; en tres tipos clasificó la sangre el vienés Karl Landsteiner; y descubrió la discontinuidad de la energía el alemán Max Panck. Pobre y sin fama, murió el escritor Oscar Wilde. Continuará en el siguiente minuto...

ACONTECIMIENTOS DE MIL NOVECIENTOS. Conclusión. En abril de mil novecientos abrió la Exposición Universal de París, considerada la más grande de las celebradas hasta entonces en Europa. Mayo tuvo una cita espectacular en la Ciudad Luz con la inauguración de los Segundos Juegos Olímpicos y, en julio, vuelve a tener esa meca otro impacto al echar a funcionar el Metro, edificado en dos años. Mil novecientos dejó en los recuerdos el despegue, en Suiza, del dirigible construido por Ferdinand von Zeppelin; la venta de la cámara fotográfica Brownie Box al costo de un dólar; y la entrada de la Coca-Cola al mercado europeo, nada más y nada menos que como jarabe. Ese año murió el filósofo Friedrich Nietzsche. En el terreno deportivo, nació en Boston la Copa Davis, de tenis. Esperamos sugerencias para la sección. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez.

1901

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS UNO. Pródigo en acontecimientos fue mil novecientos uno, entre ellos, la entrega, por primera vez, del Premio Nobel a personalidades destacadas en la labor a favor del ser humano. En el terreno de las ciencias, sorprendió el físico francés Henri Bequerel cuando descubrió la existencia de los electrones; en tanto el médico alemán Robert Koch demostró que las ratas eran el agente transmisor de la peste bubónica. Otros sucesos fueron el proyector para películas de tres dimensiones, cuya autoría ostentó el galo Claude Grivolas; y la aparición de la cuchilla desechable, del comerciante norteamericano cuyo apellido hoy es marca: Gillette. En mil novecientos uno surcó el Atlántico la primera señal de radio, y fue el italiano Marconi quien protagonizó el hecho comunicativo. Continuará en el próximo minuto...

AÑO SOBRE RUEDAS. Conclusión. Importantes acontecimientos para la industria automovilística, trajo mil novecientos uno. Entre ellos, el nacimiento del Mercedes, nombre de la hija del cónsul general del imperio austro-húngaro, en Niza. En Manchester fue presentado el motor diesel; en Picadilly, se inaugruró el primer parqueo en altura, con siete pisos; y en Detroit abrió la fábrica Cadillac. Muertes como en cualquier año, partieron la reina inglesa Victoria, el compositor italiano Guiseppe Verdi, el pintor francés Henri de Toulouse-Lautrec, la revolucionaria cubana Ana Betancourt y el mambí Carlos Roloff. En el reverso feliz de mil novecientos uno, abrió la Biblioteca Nacional de Cuba y llegaron para hospedarse en la memoria cubana el pintor Carlos Enríquez, la escritora Renée Méndez Capote y el revolucionario Pablo de la Torriente. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez. 

1902                                                                 

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS DOS. En el Camagüey paridor de hombres ilustres, nació en mil novecientos dos el Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén. Inserto en la cultura del país, de él quedaron textos de obligada referencia como El son entero, La paloma de vuelo popular, Tengo y Poemas de Amor. En esta Isla también fue suceso la fundación del Ateneo de La Habana. En el plano internacional, la cultura en mil novecientos dos tuvo otras galas al aparecer la novela de Arthur Conan Doyle, El perro de los Baskerville, y comercializarse, nada más y nada menos, que un millón de placas discográficas de la primera grabación del inmortal Caruso. Ese año, sin embargo, dejó la tristeza por la muerte del francés Emile Zola, escritor naturalista, autor de Germinal, Naná, Teresa Raquin, La taberna, El vientre de París y decenas de artículos periodísticos. Continuará en el siguiente minuto...

MUERTE EN MONTE PELADO. Conclusión. Para los habitantes martiniqueños de Saint Pierre, el año mil novecientos dos fue fatídico al perecer alrededor de treinta mil ciudadanos por la erupción del volcán Monte Pelado. De triste recordación en ese período fue, además, la vía expedita que posibilitó el Congreso de los Estados Unidos para la construcción del Canal de Panamá, a un costo de cuarenta millones de dólares. Hablando de dinero, en mil novecientos dos se filmó la película Viaje a la Luna, con un gasto de diez mil francos, demasiado para su tiempo. Dos datos curiosos: ese año de Inglaterra hasta Norteamérica viajó el primer bulto postal, vía marítima, y también nació como juguete el oso de peluche. Usted puede colaborar con Sucesos del siglo veinte, llamando o enviando una carta a la redactora Iraida Calzadilla, aquí, en su emisora amiga, Radio Reloj.

1903                                                                

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS TRES. El mundo científico otorgó un gran reconocimiento en mil novecientos tres al conceder a María Curie el Premio Nobel de Física, primera vez ganado por una mujer. La polaca, descubridora de la radioactividad en los átomos de uranio, compartió el mérito con su compañero en la vida y el trabajo, Pierre Curie, y con Henri Becquerel. Hubo otros acontecimientos importantes en el terreno científico ese año, pues el galeno inglés Henry Smith ultimó los detalles de un sistema para mejorar las operaciones de cataratas, y el fisiólogo Willem Einthoven impactó con el electrocardiógrafo. Y para quien no gusta de la visita al dentista, créalo, en mil novecientos tres, varios estomatólogos norteamericanos promovieron la sustitución de las aplicaciones de oro y plata, por la más asequible porcelana. Continuará en el próximo minuto...

DULCE, JULIO Y FERNANDO. Conclusión. Tres personalidades cubanas nacieron en mil novecientos tres: el revolucionario Julio Antonio Mella, la exquisita poetisa Dulce María Loynaz y el historiador Fernando Portuondo. Sin embargo, fue el deceso de Diego Vicente Tejera, escritor que se destacó en afanes independentistas y fue precursor del socialismo en Cuba. Y ahora que el tema de los teléfonos móviles está de moda, sepa que la primera cabina se instaló en Holborn, un día de habitual llovizna londinense. Mil novecientos tres fue el año en que el deshollinador galo Maurice Garin se alzó campeón en un torneo a bicicleta limpia durante casi tres semanas; los irlandeses siguieron ávidos la primera competencia de barcos con motor; y los hermanos Wright acometieron la pionera de las travesías aéreas motorizada, en el Flyer. Redactó: Iraida Calzadilla.

1904

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS CUATRO. Entre los adultos que me escuchan, ¿quién no soñó alguna vez con las aventuras de los protagonistas de Peter Pan? Y es que, desde mil novecientos cuatro cuando escribió el libro el escocés Barrie, unas y otras generaciones han seguido con imperturbable ternura las peripecias narradas. Sin embargo, a estas alturas de la centuria, no se imagina uno que la ópera Madame Butterfly fuera rechazada durante su estreno en Milán. Así es el tiempo, reafirmando o cambiando preferencias. Y como en torno a la cultura comentamos, en mil novecientos cuatro nació un cubano de talla universal, con un merecidísimo prestigio como narrador y una obsesión constante por el tiempo. Fue Alejo Carpentier, autor de clásicos como El reino de este mundo, Los pasos perdidos, El siglo de las luces y La música en Cuba. Estos son Sucesos del siglo veinte. Continuará en el siguiente minuto...

ESTE MUNDO LOCO. Conclusión. Durante mil novecientos cuatro sucedieron hechos importantes, pero hoy prefiero recordarles algunos más triviales. Resulta que en la feria estadounidense convocada en San Luis, echó a andar la mayor “estrella giratoria” construida hasta entonces y las personas hacían colas para gustar del susto de subidas y bajadas. Pero ahí no quedó el asunto, las altas temperaturas encendieron “la chispa” de los comerciantes y aparecieron los barquillos para el expendio de helados; en tanto el té frío, como refresco, entusiasmó al público a punto de deshidratarse. En mil novecientos cuatro empezó la comercialización de los Rolls Royce, se produjeron las primeras placas discográficas de dos caras y los alemanes editaron postales de colores naturales, excelentes para regalos distinguidos. Redactó: Iraida Calzadilla Rodríguez. 

1905

SUCESOS DEL SIGLO VEINTE. AÑO MIL NOVECIENTOS CINCO. El viejo patriarca de enjuta figura que regó por los campos cubanos el arte del machete, murió en mil novecientos cinco. Los habaneros despidieron a Máximo Gómez, el dominicano-cubano inserto en nuestra historia, como se hace a los grandes: con dignidad y respeto. En Europa, partía también un universal de la literatura, Julio Verne, el francés que avizoró futuros en libros como Viaje al centro de la tierra, La vuelta al mundo en ochenta días y Veinte mil leguas de viaje submarino. En mil novecientos cinco al científico alemán Robert Koch le otorgaron el Premio Nobel por aislar el bacilo de la tuberculosis. Mientras tanto, el melenudo super-super de todos los tiempos, Albert Einstein puso “patas arribas” a las ciencias con la teoría de la relatividad. Continuará en el siguiente minuto...

LA VIUDA Y EL CISNE. Conclusión. Dicen que Ana Pávlova danzaba como el viento y a su mágico arte rindió honor el ruso Mijail Fokine al crear para ella el ballet La muerte del cisne, en mil novecientos cinco. Otro clásico de siempre se mostró ese año en Viena, ciudad de grandes músicos: la opereta La viuda alegre, obra imperecedera del húngaro Franz Lehár. Y si de inmortales se trata, los españoles celebraron con orgullo el cumpleaños trescientos del libro mayor de su lengua, Don Quijote de la Mancha, con autoría del Manco de Lepanto, Miguel de Cervantes y Saavedra. En mil novecientos cinco el inglés Arthur Conan Doyle enmendó el error de dejar morir al detective Sherlock Holmes y lo revivió espectacularmente, para beneplácito de sus angustiados lectores. Sucesos del siglo veinte los redacta, Iraida Calzadilla Rodríguez.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris