Facebook Twitter Google +1     Admin

LA ÉTICA DEL ENTREVISTADOR

20100617052409-quesada.jpg

Tema: Según los teóricos, una buena entrevista es el resultado de haber conseguido un delicado equilibrio para acercarnos lo suficiente al sujeto, guardando al mismo tiempo, las distancias. 

YESIKA QUESADA PANTOJA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Muchos estudiosos centran el origen de la entrevista en el diálogo y así, los primeros rasgos de la misma nos remontan a la época de los griegos, cuando el filosofo Platón lo empleó con el fin de divulgar sus principios filosóficos.

Del surgimiento de la entrevista como género periodístico, Juan Gargurevich explica que se produce en el segundo tercio del siglo XIX: “En Estados Unidos, el periodista Gordon Bennet publica en el New York Herald, el 16 de abril de 1836, una conversación titulada “Un asesinato atroz”. Se trataba de una entrevista a Rosina Townsend, dueña de un burdel neoyorquino, en el que se produjo un asesinato. Casi 25 años después, Horace Greeley empleó el “nuevo” método para dar cuenta de una entrevista a Brigham Young”.

La enciclopedia libre, Wikipedia define que el origen del término entrevista proviene de la palabra francesa entrevoir, que significa "verse el uno al otro"; otros autores estiman su etimología en el vocablo inglés  interview. Lo cierto es que hay coincidencia en cuanto a su finalidad, pues ambos términos designan al género periodístico mediante el cual el periodista obtiene respuestas, testimonios o impresiones de una o varias personas.

Según Miriam Rodríguez Betancourt, profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana: “La entrevista resulta un método al que calificamos de método indagatorio, que surge prácticamente con el lenguaje articulado, como necesidad social de relación humana en el proceso de producción de bienes materiales y que se utiliza en casi todos los géneros periodísticos para la obtención de determinada información”.

Gonzalo Martín Vivaldi, destacado en la teoría periodística, comenta: “La entrevista, además de sus características propias, es también información y reportaje. Su misión: decir al lector “quién es” y “cómo es “tal o cual persona; lo que dice, piensa o hace con respecto a un problema determinado; o simplemente, lo que hace en su vida como persona”. En este caso una entrevista es un retrato, con algo de narración, de un hombre, pero con el molde vivo, puesto ante el lector”.

Sin dudas, es la entrevista uno de los más socorridos géneros de la prensa escrita en la actualidad. La encontramos todos los días, formando parte de reportajes, informaciones, hasta  crónicas.

Varios autores coinciden en hacer una clasificación tipológica de la entrevista. La más común es la que se resume en: informativa (o noticiosa), de opinión, y la de personalidad, biográfica o de retrato, atendiendo a los objetivos. En tanto que, por el número de personas que en ellas intervienen, pueden ser individuales o colectivas.

”Asimismo, existen otras maneras de clasificar la interviú, estas podrían ser las entrevistas en las que las relaciones periodista-entrevistado solo se remiten a un marco profesional y, en lo absoluto, fluyen relaciones de amistad o  simpatía. Otras, por el  contrario, serán recordadas como cálidos encuentros entre amigos por la química surgida entre ellos en el momento de la entrevista”, afirma Michel Contreras, periodista  cubano del semanario El Habanero.

En el caso de la entrevista de personalidad, los periodistas revelarán al sujeto por dentro, cuestión nada fácil, por mucho que uno se documente sobre la vida y obra de quien se trate.

”En ocasiones, por el contenido de la entrevista (si es muy polémico), o sea, por el tema que se persigue hacer público, generalmente, no se logra un ambiente grato  y, mucho menos, placentero, pero, aún así, la entrevista logra y cumple con los objetivos trazados”, comenta Reynaldo Fuentes, periodista de El Habanero.

Considerada la célula básica de todo trabajo periodístico, la entrevista es una charla que sostiene un reportero con otra persona, con el propósito de obtener informaciones que desconoce, pero que le interesa para satisfacer los intereses de sus lectores.

Julián Pérez Valdés, en Género Entrevista: El qué y el cómo de la pregunta, define al género como: ”Juego de preguntas y respuestas que tiene por objetivo el de exponer, mediante las palabras del entrevistado, hechos, razones u opiniones sobre un tema determinado, de forma que el oyente, televidente o lector, pueda conocer sobre el asunto, y llegar a una conclusión. De ahí, que para lograr lo que se quiere en cada respuesta sea indispensable saber preguntar y demostrar con ello, en cada entrevista, que el periodista es digno rival en lo que algunos autores han denominado “noble duelo” entre quien pregunta y quien responde”.

Hay entrevistadores a los que les encanta hacer afirmaciones en lugar de formular preguntas, aquí se corre el peligro de que la entrevista deje de ser tal cosa para convertirse en debate.

El periodista cienfueguero Julián Pérez Valdés, expresa: “En la misma medida que el entrevistado se sienta “sorprendido” por la pregunta ocurrirá así para el oyente, el lector o el televidente y de ahí depende en parte el éxito del trabajo periodístico, de ahí la importancia de que el entrevistador siga “al pie de la letra” el hilo de la entrevista, ya que el propio diálogo puede servir para hacer nuevas preguntas no concebidas de antemano”.

Según José A Benítez, en Técnica Periodística: “Un viejo manual de periodismo expone que sólo a los jueces y a los periodistas les es lícito preguntarlo todo; pero el juez tiene autoridad para exigir la respuesta y el periodista ha de obtenerla por habilidad al preguntar. La entrevista está llamada a ser un hecho espontáneo y aunque el tema puede ser discutido de antemano, las preguntas nunca deberán ser facilitadas por adelantado, de lo contrario parecería todo hasta cierto punto un tanto arreglado”

Raúl Peñaranda, en Géneros periodí¬sticos: ¿Qué son y para qué sirven?, expresa: “En la entrevista, como en la vida misma, los extremos son malos, es decir, que es tan desacertado utilizar las denominadas preguntas anchas como las conocidas como estrechas.

“En dependencia de los conocimientos que posea o la preparación que logre el periodista acerca del tema o asunto, así será de eficiente ese qué, de ahí que nos exige una preparación mínima indispensable para no llegar a la entrevista, como se dice en el argot popular, en pañales”.

Raúl Peñaranda afirma, además: “El empleo desaforado de comillas en declaraciones falsas o ciertas permite equívocos inocentes o deliberados, manipulaciones malignas y tergiversaciones venenosas que le dan a la noticia la magnitud de un arma mortal”.

Julián Pérez Valdés, periodista de Radio Ciudad del Mar, Cienfuegos, en Ética, sinónimo de profesionalidad, define la ética en el periodismo como: “Las normas y principios que rigen la conducta moral del profesional y se consideran violaciones de la ética el incurrir voluntariamente en errores, adulterar intencionalmente las opiniones de los demás, negarse a rectificar los errores en los que se haya incurrido, tergiversar las informaciones con el objetivo de causar daño o perjuicio moral o apartarse, deliberadamente, de la objetividad”.

Pérez Valdés comenta: “No podemos olvidar que los periodistas somos seres humanos y como tales estamos lleno de virtudes y defectos.  Saber manejar nuestras pasiones y emociones no es  nada fácil, sin embargo, hay que tener siempre presente que en el periodismo, ética es deber. Debemos recordar el sentir de nuestro Héroe Nacional, José Martí, cuando expresó: “Todo hombre está obligado a honrar con su conducta privada, tanto como la pública, a su Patria”.

Bibliografía:

Fuentes consultadas:

Documentales:

Benítez, José Antonio. Técnica Periodística. En: Http://www.latecla.cu, consultado el martes 12 de agosto de 2009

Gargurevich, Juan. Géneros periodísticos. Editorial Pablo de la Torriente, La Habana, 1989, pág. 35.

Martín Vivaldi,  Gonzalo. Curso de redacción. Editorial Paraninfo, Madrid, 1969.

Peñaranda, Raúl Géneros periodí¬sticos: ¿Qué son y para qué sirven? En: Http://www.latecla.cu, consultado el martes 12 de agosto de 2009

Pérez Valdés, Julián. Ética sinónimo de profesionalidad. En: Http://www.rcm.cu, consultado el martes 12 de agosto de 2009.

Rodríguez Betancourt, Miriam. "Acerca de la entrevista periodística". Editorial Pablo de la Torriente, La Habana, 2000

Fuentes directas:

Michel Contreras, periodista de El Habanero

Reinaldo Fuentes, periodista de El Habanero



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris