Facebook Twitter Google +1     Admin

LA EMOCIÓN DEL PERIODISMO

20100703161053-fernando-castillo-y-rafael-rincon.jpg

FERNANDO CASTILLO Y RAFAEL RINCÓN,
Profesores de la Universidad Bolivariana
de Venezuela, Sede Monagas.

Ryzard  Kapuscinski, uno de los más brillantes periodistas del siglo XX, sostiene que hay una falsa interpretación de la tradición anglosajona de la objetividad, y que esta teoría produce textos fríos, muertos, que no convencen a nadie. El polaco es partidario de servir con pasión de manera que el periodista transmita que está verdaderamente metido en el asunto del cual escribe. Para él, la emoción da fuerza al  texto.

Kapuscinski  plantea aquí tres aspectos que consideramos de suma importancia para la discusión:

1.-La critica a la “objetividad”.

2.-La critica a quienes desde esa  “la objetividad” producen “textos fríos, muertos que no convencen a nadie”.

3.-La pasión como base del periodismo comprometido.

En lo que respecta al primer punto, definitivamente debemos entender que los seres humanos al hacer nuestra representación del mundo tenemos limitantes neurológicas, sociales e individuales  que funcionan como filtros a la hora de interpretar hechos, si como ha demostrado la física cuántica el objeto observado es modificado por el simple hecho de la observación que hace el observador. No podemos hablar entonces de datos objetivos, limpios, libres de toda visión humana. Un comunicador social, por ejemplo, no ve el mundo ni elabora una comunicación, información o noticia, al margen de sus intereses, creencias o postura política.

De allí que el periodista al tratar de operar desde la “objetividad malentendida” trata y cree disociarse actuando desde una especie de fría neutralidad, con la que muy difícilmente pueda generar convencimiento.

En su corto pero profundo libro “Los cinco sentidos del periodista”, Kapuscinski nos dice: “El periodismo, en mi opinión, se encuentra  entre las profesiones mas gregarias que existen, porque sin los otros no podemos hacer nada” (…) “la condición fundamental de este oficio es el entendimiento con el otro”.

Así va profundizando, reivindicando la necesidad de establecer la amistad, de generar empatía, la sensibilidad junto a la humildad y la búsqueda  constante del conocimiento.                                            

Tomas Eloy Martínez nos ayuda a visualizar más este aspecto cuando nos dice: “El periodismo no es una camisa que uno se pone encima a la hora de ir al trabajo, es algo que duerme con nosotros, que respira y ama con nuestras mismas vísceras y nuestros mismos sentimientos”.
 
Nuestro vivir se da en la convivencia con el otro, en lo social,  y esa relación  se construyen desde el lenguaje y la comunicación, desde el “entendimiento con el otro” en la conversación;  por otra parte, los seres humanos nos movemos en tres dominios fundamentales, inextricablemente unidos, lenguaje, cuerpo y emociones que define nuestra dinámica interna y actuamos siempre en un medio o  contexto determinado, que define nuestra dinámica relacional.

Diría el autor de “Los cinco sentidos del periodista”: ”El texto periodístico funciona en su pleno valor en determinada ubicación y en determinado momento”. Por ello la importancia de la comunicación en los diferentes espacios que nos movemos, familia, comunidad, entre otros, así cuando el periodista va en busca de una noticia o un  reportaje su relación con el otro, surge desde una conversación, en el lenguaje desde una emocionalidad, sentimientos, creencias y disposición corporal determinada, reforzado  por el contexto. Cuando entendemos esto y nos hacemos cargo de ello, surge la pasión y con ello la coherencia que nos hace  convincentes.  

CAPITALISMO SALVAJE

El capitalismo, cual rey Midas, todo lo que toca lo convierte en mercancía y la comunicación y la información no escapan a ello.  La manipulación, la implantación de una realidad virtual por encima de los hechos y la historia es, en palabras de Kapuscinski, “un problema que seguiremos sufriendo mientras las noticias muevan tanto dinero, estén influidas por el capital y compitan como producto de los dueños de los medios”.  

En el periodismo dependiente del capital la función integradora es precisamente Comercial. El periodismo se desembaraza de ella sólo cuando deja de ser una de las esferas de la empresa privada.

Cuando los medios están al servicio de la ganancia y el interés económico las decisiones las toman los dueños de los medios, sufre una baja la  pasión periodística que solo puede ser reivindicada por la ética,  el periodismo militante y los medios alternativos.

ETICA Y PERIODISMO

La ETICA pasa a ser en el siglo XXI una base fundamental para el desarrollo de las diversas actividades para la vida de los seres humanos y la naturaleza, sobre todo por el avance tecnológico y el poder concentrado cada vez más en una minoría imperialista que en función de sus intereses y sus ganancias, manipula, miente,  crea realidades y opinión pública para justificar sus políticas y  garantizar su hegemonía.

Kapuscinski  define el espacio ético como “el respeto a la  integridad y la imagen del otro”, y Humberto Maturana  el “respeto al otro como legitimo otro en la convivencia” y por su puesto el respeto a la naturaleza. Nos identificamos y creemos en este criterio solo que, como diría Paulo Freire, asumiendo como un deber “por cuestión de amor, de reaccionar con violencia  a los que pretenden imponernos silencio. A los que en nombre de la libertad, matan en sí y en él, la propia libertad”. 

La pasión por el periodismo, es la pasión por el cambio, por la transformación por hacer,  como cantaba  Alí Primera,  más humana la humanidad, destacando el factor humano detrás de cada noticia. 

Tomando a José Martí hablando de la misión de la prensa, apunta: “La prensa no es aprobación bondadosa o ira insultante; es proposición, estudio, examen y consejo (…). No es su oficio informar ligera y frívolamente sobre los hechos que acaecen, o censurarlos con mayor suma de afecto o de adhesión, sino encaminar, explicar, enseñar, guiar, dirigir.

Y tomando desde nuestro compromiso con la revolución Bolivariana la opinión de Eloy Martínez  al señalar que el  periodismo: “No es un circo para exhibirse sino un instrumento para pensar, para crear, para ayudar al hombre en su eterno combate para una vida más digna y menos injusta”. Reivindicamos el periodismo comprometido  y militante.

Bibliografía:

Bandler, R & Grinder, J. 2005. La estructura de la magia, editorial los cuatro vientos, Santiago de Chile.

Freire, Paulo 1974. La Educación como práctica de la Libertad. Siglo XXI, Argentina editores.

Hernández, Daniel 2006. Información y Formación semiótica de la conciencia.

Hudec, Vladimir 1980. El periodismo: Esencia, funciones sociales, desarrollo. Editorial Oriente. Santiago de Cuba.

Kapuscinki, Rezart Los cinco sentidos del periodista.

Martínez, Tomás 1997. Periodismo y  Narración: Desafíos para el siglo XXI Conferencia pronunciada ante la asamblea de la SIP el 26 de octubre de 1997, en Guadalajara, México.

Maturana, H & Varela, F 1994. El árbol del conocimiento (Las bases biológicas del entendimiento Humano). Editorial Universitaria Santiago de Chile.

Maturana, Humberto 1997. Emociones y Lenguaje en educación y política. Dolmen Ediciones. Chile.

Vitier, Cintio 2006. Vida y obra del Apóstol José Martí. Fondo cultural del ALBA. La Habana Cuba.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris