Facebook Twitter Google +1     Admin

BUSCAR ESPACIO A LA VERDAD

20110730145425-lianet.jpg

La muerte de Salvador Allende es una de las más enigmáticas de la historia de Chile.

LIANET HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ,
estudiante de tercer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La justicia chilena exhumó a finales de mayo de 2011 los restos del ex presidente chileno Salvador Allende con el propósito de esclarecer las condiciones de su muerte, indicó el sitio digital Cubadebate.

Es probable que el actual gobierno, encabezado por Sebastián Piñera, busque alguna revelación para eximir de responsabilidades en la muerte del Presidente Allende a los autores del golpe de estado.

Aunque, Sergio Gres Toso, Doctor en Historia y profesor de la Universidad de Chile, en entrevista a esta reportera, dijo: “Es lícito sostener que los responsables directos de la muerte de Allende fueron los militares golpistas dirigidos por Augusto Pinochet”.

A pesar de la coincidencia en todos los testimonios sobre el suicidio de Allende, personalidades chilenas se muestran optimistas a nuevos descubrimientos. “El peritaje pudiera probar cómo desde las primeras horas del golpe militar ya el sistema estaba disipado y corrupto y los crímenes comenzarían muy temprano”, declaró en la presentación de su último libro, El cuaderno de Maya, la escritora Isabel Allende.

En 1973 Chile parecía un país en guerra, entre huelgas, sabotajes y actos de terrorismo, el gobierno daba pasos inciertos.  Dentro de un contexto internacional dominado por la Guerra Fría y con la mediación de la Revolución Cubana, el fantasma del comunismo estaba latente en el país latinoamericano. Mientras, Estados Unidos se erigía como potencia hegemónica.

Emilio Barreto, profesor de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, precisó: “La Casa Blanca se planteó desde un inicio que la experiencia cubana no podía repetirse en ninguna parte del sur del hemisferio. En la década del 70 América Latina era una zona de contingencias de barricadas: o se tenían las armas desde la derecha o desde la izquierda”.

Tato Aires, actual presidente del Memorial Salvador Allende en La Habana, señaló que en Chile existían varias organizaciones declaradas abiertamente en contra del gobierno. Algunas de ellas fueron el Partido de la Derecha Armada Reaccionaria, y la organización de carácter terrorista Patria y Libertad, las cuales llegaron a realizar acciones de gran envergadura como el asesinato del edecán de Salvador Allende.

El ya fallecido Premio Nacional de Periodismo Jorge Timossi Corbani, compartió en 2010 con estudiantes cubanos sus experiencias como corresponsal de Prensa Latina en Chile durante el golpe de estado: “En nuestras oficinas entraron cincuenta soldaditos con bayoneta calada, pero no nos reprimieron porque no sabían lo que era Prensa Latina, desconocían el carácter revolucionario de la corresponsalía y su responsabilidad con los intereses de los pueblos americanos”.

Para referirse a la valentía del ex presidente chileno, el profesor Gres señaló: “Allende dijo en muchas ocasiones que solo acribillándolo a balazos podrían impedir que cumpliera con el mandato del pueblo. No quería ser un presidente en el exilio, sacado de manera ignominiosa del país por los golpistas”.

Javier Martínez, estudiante de cuarto año de Derecho de la Universidad de La Habana, planteó: “Me gustaría saber cuál es la verdadera historia detrás de la exhumación de los restos de Allende. Indudablemente, el presidente Piñera, desde su posición conservadora posee intereses ocultos para promover esta investigación”. 

Por su parte, Sergio Gres destacó que “es posible que con las nuevas pesquisas, la Justicia Chilena pretenda blanquear su imagen”, después de no haber hecho nada durante más de 37 años por aclarar las causas de la muerte del Presidente y de las decenas de personas detenidas en La Moneda y fusiladas pocas horas más tarde.

Igualmente, Gres sentenció: “Cualquiera que fuese la causa del deceso de Allende, no cambiará en nada el juicio de la historia sobre las responsabilidades de los golpistas”. Y Barreto abundó en que “después del 11 de septiembre lo que se produjo rápidamente, además de la desaparición, el terror y la muerte, fue el exilio y la diáspora”.

Teresa Junco, esposa del periodista Luis Contreras, de la televisión chilena, recordó su estancia en Chile: “Caminaba por las calles y sentía un olor muy fuerte a carne quemada porque asesinaban a la gente y luego las incineraban en el mismo lugar”.

Dijo haber tenido una conversación con una amiga por aquella época en la cual esta le decía sentirse complacida por haber salido de Allende y el comunismo, a lo cual ella respondió: “No cantes victoria, porque no sabemos cómo será la situación a partir de ahora”.

“Para la izquierda chilena exhumar los restos de Salvador Allende significa revivir su figura y ponerla nuevamente en el debate nacional”, refirió René Vilaboy, profesor de la Universidad de La Habana, quien además afirmó: “Allende es un símbolo, un paradigma para impulsar los movimientos revolucionarios que urgen en América Latina”.

Pie de foto: Los restos del expresidente chileno Salvador Allende son trasladados para iniciar los estudios.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris