Facebook Twitter Google +1     Admin

DE CUARTEL A ESCUELA: CUMPLIDA LA PROMESA

20120119211809-escolar.jpg

Para revivir una página que marcó hito en la educación cubana, no hacen falta aniversarios cerrados, porque cada día la historia se construye en Ciudad Libertad, centro que desde el 14 de septiembre de 1959, se convirtió en el primer cuartel cubano convertido en escuela. 

IRAIDA CALZADILLA RODRÍGUEZ

Paulina viene con los ojos de asombros que le conozco bien. Es tan pequeña que casi no levanta "un cuarto" del piso: "Mira, ese hombre dice que aquí hubo un cuartel" y la duda se le pinta en el rostro que espera mi veredicto de persona mayor, cual asidero de verdad o mentira. 

Le tomo de la mano y nos vamos caminando por las amplias avenidas de esta Ciudad Escolar Libertad, buscando los árboles más altos para escapar del sol y el calor. Le digo que es verdad y que el hombre no miente, que ahora donde ve tantos niños y jóvenes estudiar con la alegría del futuro en promesa, antes hubo un contingente de tropas yanquis cuyos integrantes mayoritariamente venían de un distrito estadounidense llamado Columbia, y de ahí le nació el primer nombre de mal recuerdo.

Pero después sirvió para albergue y centro de operaciones de tropas norteamericanas, de asentamiento del mando de la Guardia Rural y centro principal de un antiguo Ejército Nacional que nada tenía que ver con pequeños como ella. Trato de hacerle a sus apenas seis años, una historia breve de los decenios de falsa república. 

Entonces, le cuento que un día de marzo el legendario Comandante Camilo Cienfuegos derribó los muros de la fortaleza militar y puso un cartel que decía "Territorio Libre"; y en otra jornada, hace más de 50 años, Fidel vino a la entrega de Columbia y a llamarle, para siempre, Ciudad Escolar Libertad a este primer cuartel convertido en escuela por la Revolución, una promesa de los hombres que asaltaron el Moncada para dar a los niños cubanos un futuro de paz. Se convertía, además, en el inicio del curso escolar 59-60, el primero después de la victoria de enero. Nada igual había sucedido nunca en toda América Latina. 

Paulina solo me cree porque para ella mi palabra es ley. Nos sentamos en el borde de una acera y le cuento que donde hoy están las aulas, laboratorios, talleres, becas para estudiantes, antes habían pabellones militares; la biblioteca Orestes Gutiérrez, nada tiene que ver con una jefatura de Infantería; el Teatro Manuel Ascunce, no recuerda a un espacio de solaz para soldados; varias escuelas primarias y el Museo de la Alfabetización ya no son residencia de oficiales defensores de un régimen injusto, y así, una y otra edificación va llevándonos por una ruta de pasado y presente donde el ahora se nos hace perdurable en una obra cultivadora de valores revolucionarios y cantera de pedagogos, porque también en ella se forman maestros, un título de dignidad muy grande en Cuba, como una vez le oí decir a un educador. 

En Ciudad Escolar Libertad hoy reciben educación niños en  círculos infantiles y primarias; también adolescentes en secundarias básicas y tecnológico, además de muchachos con necesidades educativas especiales. Y como si fuera poco, miles de jóvenes abrazan las carreras pedagógicas en el Instituto Superior Enrique José Varona.  Cuando el 14 de septiembre de 1959 Fidel habló ante el multitudinario acto, manifestó el interés de la Revolución por construir muchas escuelas en todo el país y la aspiración de que "todo el mundo viva sin miedo, para que todo el mundo viva en paz".

Era la promesa de los hombres que asaltaron el cuartel Moncada hecha verdad tangible. Perdurable en estos tiempos cuando miles de estudiantes se forman en la fragua maravillosa del conocimiento. 

19/01/2012 14:18 islalsur #. Acuarela


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris