Facebook Twitter Google +1     Admin

«CREAR LO IMPENSABLE»

20120125043901-dalila.jpg

El joven pintor Ihovany Abreu García desea dar una nueva perspectiva a la manera de hacer y ver el arte.

DALILA CASTRO FONTANELLA
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana-
Fotos: Cortesía del entrevistado.

Imaginación de poeta, sensibilidad de artista, talento. Ihovany Abreu se dispone a soñar sobre el lienzo creando mundos y seres propios de la ilusión. Un ir y venir de colores y formas, de luces y sombras, definen su obra y su personalidad inquieta.

Es un joven como muchos, pero su arte manifiesta un alma siempre alerta y una mente que no descansa. Sus manos pintan peces, flores, cristos, ángeles, almas, vida.

Graduado en el 2007, posee dos primeros premios de pintura en el II Salón Provincial Martiano y en el Internacional de Artes Plásticas Cuba-Asturias. Ejerce, además, como profesor de dibujo y pintura en la Casa de la Cultura de Caimito, su pueblo natal.

«Llegar aquí no fue nada fácil», cuenta. «Cuando tenía alrededor de seis años, comencé a completar cuerpos de caballos y otros animales que mi papá me dibujaba. Después, participé en concursos y talleres en la primaria hasta que una de las profesoras me llevó a la Academia  Nacional de Bellas Artes San Alejandro para que vieran mis trabajos. A partir de ese momento, inicié la preparación allí, en un curso de pintura todos los sábados.

«Mi meta siempre fue estudiar en ese instituto, incluso realicé las pruebas de aptitud, pero durante el examen me dijeron que no podía ingresar por tener dirección de provincia La Habana. Fue un duro golpe. Tuve que comenzar la carrera en la Academia provincial de artes plásticas Eduardo Abela, de San Antonio de los Baños.

«En ese centro sólo estuve un curso, al fin logré cambiar de dirección e incorporarme a San Alejandro. Tenía grandes expectativas acerca de la escuela, ahora estoy un poco decepcionado, pues gran parte de estas no las cumplieron. Es cierto que aprendí mucho y tuve profesores excelentes, pero esperaba un régimen de estudio más riguroso y, por tanto, más aportes académicos por parte de la institución.»

-¿Qué hizo después de graduado?

«Cuando concluí los estudios comencé a pintar y a vender los trabajos en la Feria Comercial del Puerto habanero. Aunque hay personas que niegan esto, yo no me avergüenzo, las artes plásticas son mi oficio y esa fue la manera de obtener fondos para comprar los materiales necesarios en la realización de las obras.

«Recuerdo la primera vez que me compraron un cuadro, el precio era efímero, pero para mí fue muy significativo. Llegué a mi casa loco de contento y con numerosos destinos para ese dinero.

«Pero no pienses que trabajo por lo monetario, la pintura me fascina. Es gratificante saber que las personas aprenden a reconocerte a través de los elementos y las características de la personalidad que pones en cada trabajo.»

Actualmente, Ihovany posee dos muestras en los hoteles Palco y Panorama, donde aparecen cuadros de las series “Lejos de casi todo y cerca de casi nada” y “Criaturas Finitas e Incontables”, en las que se destacan carruajes a carboncillo y retratos. Su obra está presente en colecciones privadas en Uruguay, España, México y Panamá.

-¿Qué corrientes pictóricas predominan en su obra?

«Al principio, las realizaciones son turbulentas de estilos cuando terminas en la Academia, las pinturas tienen influencia de todos los artistas y vanguardias pero, a medida que comienzas a realizar trabajos, vas diferenciándote de los demás, ya que poco a poco creas una tendencia propia con rasgos distintivos.

«En mis cuadros prevalecen, fundamentalmente, el surrealismo y el expresionismo, reflejados en las pinturas de las recientes series. Por lo general, las obras se distinguen por contener abstracción y figuración. Estas dos últimas características pictóricas aparecerán en las exposiciones de los hoteles Inglaterra y Riviera, a estrenarse el próximo año.»

-¿El oficio le absorbe todo el tiempo, o hay margen para el esparcimiento?

«Me gusta escuchar música de Sabina, Serrat, Silvio, Varela y otros, porque son letras para reflexionar y dar rienda suelta a la imaginación. También disfruto viendo documentales o películas. Generalmente me tomo “vacaciones” al terminar trabajos extensos, por los que necesito descansar la mente para obtener ideas frescas, aunque casi siempre estoy pensando algún nuevo proyecto.»

-¿Cómo funciona en su caso el tema de la inspiración?

«En realidad, no me siento a esperar por  la llegada de las “musas”, siempre estoy buscando la manera de mejorar ideas, de reflejar mis propias dudas. En la medida en que comienzo a desarrollar un proyecto, van surgiendo otros nuevos como en una cadena, voy buscando diversas variantes para representar un tema o encuentro otros tópicos que pueden convertirse en trabajos interesantes.»

-De sus cuadros recientes, ¿con cuál se siente más satisfecho?

«Me gustan todos, pero por lo difícil que resultó llegar a concebir la idea, con los carruajes estoy muy a gusto. Estos surgieron como ilustraciones para un libro titulado “Esta es la media vuelta, esta es la vuelta entera”, de Erick Adrián Pérez, y que habla de un pueblo que está cerca y lejos de todo, por eso, pensé que la mejor manera de representar la situación era creando casas sobre ruedas, para dar la sensación de ir y venir constantes.»

-Sueños…

«Siempre tengo nuevas metas en mente, pero aspiro a darle, desde mi sencillo trabajo, un nuevo nivel y otra visión a la pintura. Quiero demostrar lo que pueden lograr los autores con sus obras, haciendo arte, no comercio. ¡Ah, claro!, sigo intentando crear lo impensable.»

-¿Alguna receta para realizar buenas pinturas?

«Nada de varitas mágicas (ríe), todo viene de mi propia mente. En este tiempo he podido corroborar que no sólo se necesitan talento, ingenio y creatividad, sino que hacen falta también esfuerzo, seriedad y madurez (se adquiere con el tiempo). Creo que son los detalles imprescindibles para obtener  lienzos bañados de fantasía. Delicioso, ¿verdad?»

-Bueno, al menos efectivo. Una última pregunta, la típica, ¿se imagina realizando otra labor?

«Eso ni lo menciones -me interrumpe-, no creo que pudiera ser otra cosa. Mi vida es el arte, me gusta tanto que estaría vacío sin él, además, no sé hacer otra cosa.»
Pie de fotos: El pintor Ihovany Abreu junto a dos de los cuadros que conforman su más reciente exposición.

Ficha Técnica: 

Objetivo Central: Dar a conocer detalles de la vida y obra del entrevistado.

Objetivos Colaterales: Mostrar las aspiraciones del joven pintor.

Tipo de entrevista:
Por los participantes: Individual.
Por su forma: Clásica de Preguntas y respuestas)
Por su contenido: De personalidad.
Por el canal que se obtuvo: Cara a cara.

Tipo de título: De cita textual.  

                                                                                                                                                       
Tipo de entrada: Directa o de presentación.
Tipo de cuerpo: De preguntas y respuestas.
Tipo de preguntas: #1: directa, #2: directa e informativa, #3: directa, #4: directa, #5: directa, #6: abierta, #7: abierta, #8: directa.
Tipo de conclusión: De opinión o comentario (del entrevistado).
Tipo de fuentes: Directa, no documental, permanente, primaria, no tradicional.

 

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris