Facebook Twitter Google +1     Admin

LOZAS CENTENARIAS EN LA DIVINA PASTORA

20130409044109-dairon.jpg

Piezas de arcilla del siglo XIX conforman el piso del restaurante, ubicado en el Complejo de Museos Histórico Militares de San Carlos de la Cabaña.

Texto y foto:
DAIRON IVÁN MIRANDA QUINTERO,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Lozas de 114 años de edad conforman el piso del restaurante La Divina Pastora, en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, un tesoro desconocido por muchos turistas que visitan el centro para disfrutar de sus ofertas gastronómicas.

«Las piezas fueron encontradas por el Gabinete de Arqueología de la Oficina del Historiador de la Ciudad, en un barco accidentado en 1898 que todavía se encuentra hundido a pocos metros de profundidad y al pie del faro habanero», precisó Amaury Mejías, museólogo principal del recinto.

Lázaro Menéndez, especialista en divulgación y comercio del establecimiento, planteó que el piso de una parte del local cuenta con más de 400 piezas bien conservadas, y se especula que es debido al proceso de elaboración propio de la provincia de Valencia, en España, uno de sus posibles orígenes, aunque todavía no comprobado por los arqueólogos.

«Las lozas tienen un color rojo opaco y fueron elaboradas con pasta porosa, compuesta por varias tierras como silíceo calcinado, característica que le atribuye propiedades al producto, como son la dureza, la resistencia y la impermeabilidad», agregó.

«La embarcación mercantil, al colisionar con otro navío de menor tamaño, lucía estas lozas en su piso, que luego de ser extraídas por los arqueólogos marinos fueron otorgadas a otros sitios históricos de similar estilo arquitectónico como el Castillo de San Salvador de la Punta y el de la Real Fuerza,  espacios donde se muestran a modo de exposición», puntualizó.

«El vapor Sánchez Barcasti era una pequeña embarcación mercantil de procedencia española que trasladaba productos de todo tipo dentro de Cuba; en una de sus salidas por la bahía habanera, una lluviosa tarde, intercambió señas con otro navío de menor tamaño y debido al mal tiempo no lograron entenderse, por lo que colisionaron», narró Amaury Mejías.

«El origen de las arcillas, antes de ser investigado el barco por los expertos, era vinculado de forma errónea con un buque pirata, a pesar de no poder existir evidencia de ello, pues la Fortaleza terminó de construirse en 1774, once años después de finalizada la Toma de La Habana por los Ingleses», aclaró.

«Las lozas le otorgan cada día mayor interés al restaurante La Divina Pastora, pues crece el número de visitantes que se acerca para conocer sobre la procedencia de dichas arcillas, de su relación con el restaurante y de otros lugares donde también puedan encontrarlas.»

Mejías comentó, además, que son falsos los comentarios acerca del restaurante El Bodegón, ubicado dentro del Complejo Militar; este lugar no posee lozas u otro resto del Barcasti, está diseñado como una taberna española y fue creado en la década del 80 del pasado siglo.

Pie de foto: Muestra de las lozas del siglo XIX en el restaurante La Divina Pastora.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de QUÉ.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Primer valor noticia: Curiosidad.
Otros dos valores noticia: Interés colectivo y Proximidad o cercanía.
Tipo de fuentes declaradas: No documentales, tradicionales, transitorias, primarias y directas.
Tipo de noticia: Búsqueda personal.

08/04/2013 21:41 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris