Facebook Twitter Google +1     Admin

DESPREOCUPACIONES QUE CUESTAN CARO

20130913224830-beatriz.jpg

En un momento donde el deporte cubano necesita protagonismo, las instalaciones del Este habanero, creadas para los Juegos Panamericanos de La Habana 1991, muestran un estado crítico de deterioro.

BEATRIZ LOBAINA VALDÉS,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
Foto: YAIMÍ RABELO.

Deporte y desarrollo. Dos variables que en los últimos años se han deprimido. Depresión que para muchos forma una alianza inseparable con la escasez de recursos, vitales para evolucionar en cualquier esfera de la vida.

Esta filosofía en el mundo del músculo cobra matices inusitados, ante la creciente mercantilización y la acción multimillonaria sobre el deporte como negocio bien lucrativo. Bajo la tempestad, Cuba persiste en su afán por mantener el prestigio ganado durante décadas, pero… no ha sido fácil.

Ubiquemos los Juegos Panamericanos de La Habana 1991 como punto de partida. Justamente para la cita multideportiva se construyeron, con una acción inversionista millonaria, un grupo de instalaciones importantes, el grueso de ellas al Este de la capital habanera, como Estadio Panamericano, Complejo de Piscinas Baraguá, Velódromo Reinaldo Paseiro y Canchas 19 de Noviembre.

Sin embargo, a pesar de su necesaria explotación, el tiempo, inexistencia de una política de mantenimiento, precariedades económicas producto del Periodo Especial, actitudes indolentes y despreocupación han dejado huellas imperdonables.

LO QUE NO COMIENZA BIEN…

“Desde la génesis de las instalaciones arrastramos problemas, ¿qué arquitecto concibe  estadios cercanos al mar, donde el salitre, la humedad y los vientos son aspectos negativos que inciden en las estructuras metálicas utilizadas en las construcciones y en los propios eventos deportivos, por lo menos los que son al aire libre?, solo los expertos Apuro y Necesidad condujeron a esto”, reflexiona Isbel Luaces, entrenador de jabalina  y ex atleta de la disciplina.

La ciclista Arlenis Sierra, opina: “Es real el mal estado, pero también es verdad que no podemos pensar constantemente en el tema. Lo inmediato es resarcir los errores y seguir con el entrenamiento”.

Es cierto que los centros del Este son cruciales, ninguno se puede desmantelar por muy malo que esté, en ellos es donde entrena la mayoría de los deportes de más tradición. “Los arreglos deben hacerse, pero bien, si no, seguimos arrastrando lo mismo”, puntualiza Pedro Pérez Dueñas, especialista de Medicina Deportiva y ex atleta de triple salto. 

El deterioro y los desperfectos, en ocasiones, pueden atentar contra la vida de atletas y trabajadores: “¿Imaginas que en medio de una preparación se desprenda un pedazo de concreto?, mejor ni pensarlo”, añade Dueñas.

Yailé Gutiérrez, vecina del municipio Boyeros, sugiere que ahora lo urgente es buscar los recursos, porque las instalaciones dan pena, de lo que fueron a lo que son y, sin embargo, todavía cumplen objetivos preparatorios.

Próximo a su 22 aniversario en agosto, la mayoría de las instalaciones tienen estructuras y equipos originales, lamentablemente no en buen estado. Las filtraciones, deterioro de sistemas hidrosanitarios y corrosión son visibles, al punto de que las soluciones paliativas  escapan del esfuerzo de sus reducidos colectivos laborales.

“No estamos ajenos al proceso de reducción de plantillas, son como máximo 35 trabajadores por cada establecimiento. El reordenamiento económico nos afecta bastante si tenemos en cuenta que son, en total, más de mil deportistas a atender”, aclara Julio Falcón, director general de los recintos del Este.

Ante la imposibilidad de revertir la situación, el personal tiene que dar el extra porque el país no cuenta con los recursos necesarios, ni estaba planificada una inversión de envergadura por parte del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER).

100 METROS AL ESTILO DE BOLT…

Una carrera rápida como la del recordista olímpico Usain Bolt  es necesaria en el Estadio Panamericano, y no es el hecho de correr como tal, sino de la urgencia en la reparación, “nos va a caer encima”, dice Miriam Ferrer, entrenadora de velocidad de la selección nacional discapacitada y ex sprinter.

En la sede de uno de deportes más fuertes, el atletismo, solo funcionan tres pisos de los seis con que cuenta el coloso. “Salideros recurrentes, seguridad perimetral endeble, una parte del graderío inhabilitado y las torres de iluminación y tuberías en estado deplorable producto de la creciente oxidación, son algunos de los escollos más preocupantes”, precisa Pablo Chirino, subdirector del recinto.

A pesar de las deficiencias, “acciones como tal no se realizan en el presente año porque el estadio no se encuentra en el plan de reparación del 2013. Por ahora ya dimos un primer paso: el 8 de abril comenzó una evaluación para bajar las torres, el tema medular, y que demanda más de dos millones de pesos”,  informa Chirino

¿OTRO CHAPUZÓN EN EL COMPLEJO BARAGUÁ?

“Cuando me detengo a observar el sitio donde, desde 1994, pasaba la mayor parte del día, siento un apretón en el pecho; pero tengo fe en volver a lanzarme en las piscinas”, expresa el polista Ernesto Cisneros.

De todas las sedes creadas, este centro es hoy el de peor estado. ¿Las causas? A finales de diciembre se cayó una parte de la estructura del techo (pasagato) por lo que las disciplinas que aquí entrenaban (nado sincronizado, polo acuático y clavado) tuvieron que reubicarse.

Paradojas del destino, pues pocos días antes del incidente se habían desarrollado de manera exitosa los eventos correspondientes a los IV Juegos Cerro Pelado. Para revertir un inconveniente adicional que también golpeaba se pusieron en marcha, dentro del cuarto de calderas, tres intercambiadores a razón de uno por piscina, capaces de recircular y calentar el agua.

Ciertamente, el volumen de consumo de 65-70 litros de petróleo por hora de cada uno de los aparatos resulta considerable, pero… más engorroso para los atletas es lanzarse al agua en diciembre con 15 grados centígrados.

Volviendo al techo, la herrumbre y el pasagato caído, fue esa la voz de alarma para que las autoridades  deportivas incluyeran, con tinta roja de prioridad, las labores de rescate de Baraguá en el plan inversionista del 2013.

“El tejado de zinc galvanizado comenzó a desmontarse el once de marzo por una brigada del contingente Julio Antonio Mella y se prevé su terminación para el mes de noviembre; no será hasta enero del 2014 que se realice la reparación interna del centro”, declara José Valdés Silva, director del complejo.

“Aunque estamos en una etapa de ejecución, una o dos veces a la semana encendemos las máquinas para mantenerlas en buen estado y las piscinas permanecen llenas y clorificadas”, especifica.

Marcos Gousson, vecino de la zona por más de tres décadas, afirma: “Cuesta trabajo imaginarse que el escenario acogió un torneo de tanto renombre y no se parezca a lo inicial. Sabemos que trabajan en pos de rescatarlo, verlo listo es el sueño de los pobladores de por acá”.

NO TODO SE PINTA DE NEGRO…

Deterioro, derrumbe, caos, esas palabras se repiten a diario en deportistas, entrenadores y directivos que conviven en los inmuebles del Este. Si bien el Complejo lleva la batuta negativa en el aspecto constructivo, el velódromo Reinaldo Paseiro es, por decirlo de alguna forma, una joya bien cuidada.

“Claro, nos referimos a la instalación propiamente, sus áreas no competitivas y dormitorios, esos que cuentan con 88 atletas internos. No nos referimos así con la pista, obsoleta desde sus dimensiones (posee 330 metros y a nivel internacional las medidas oficiales son de 250), ni con el estado de su superficie, en espera de un dictamen técnico de la compañía alemana fabricante, para poder evaluar el monto del mantenimiento”, argumenta su director, Vladimir Piñera Kindelán.

A los abismos de técnica se suman las torres de iluminación y el desgaste de las estructuras de hierro. Lázaro Menéndez, personal de mantenimiento del velódromo, opina: “Construyeron magníficas instalaciones, pero nunca formaron un grupo capaz de hacer accionar en el instante preciso y mucho menos dar continuidad ante que el monstruo cayera encima”.

TODAVÍA UNA PROBLEMÁTICA 3,14

Según reportaje del periodista de Granma, Harold Iglesias, cuando los cuatro centros arribaron a su aniversario 20, en el Complejo 19 de Noviembre, las canchas afrontaban la situación más seria. El cartel, aún permanece para desgracia de todos.

“De 12 terrenos se reparan los dos de arcilla, pues para arreglar los de cemento necesitamos 14 mil dólares por cada uno. Evidentemente, la cifra monetaria es muy elevada y ahora no contamos con ella”, indica Juan José Rodríguez, máxima autoridad en las canchas.

El directivo explica, además, que la remodelación incluye cercas perimetrales, albergues e instrumentos, como toldos y rodillos, para mantener en perfectas condiciones el espacio de juego.

AL MENOS ALGO RECONFORTANTE

Como parte del Estadio Panamericano, el Cear Cardín es la edificación del Este que más jugadores alberga: ahora 600, años anteriores 1 200. “En 2011 terminamos la remodelación de la primera torre del inmueble. Hoy tenemos garantizado un buen alojamiento con climatización, agua caliente, televisor y asistencia médica las 24 horas en laboratorios, salas de ingreso, consulta de ginecología y farmacia”, destaca el director general de todos los recintos, Julio Falcón.

“Es cierto que los deportistas conviven seis por cada cuarto y tienen baños colectivos, excepto los atletas reconocidos. La situación cambiará, pues el INDER tiene planificado para 2014 restaurar la segunda sección. Entonces, estaremos hablando de habitaciones para dos personas y servicio sanitario privado”, señala Falcón. 

HABLANDO DE INVERSIONES…

Cuesta creerlo, pero ante las ingentes presiones y necesidad de completar la información con los criterios del vicepresidente de inversiones del INDER, Antonio López Cubillas, nuevamente nos golpeó el fenómeno del gato y el ratón: 15 días de infructuosas gestiones, búsqueda, contactos y… cuando al parecer se vieron con la soga al cuello, convocaron a una reunión con la prensa especializada para el jueves 25 de abril, donde no hablaron nada sobre el tema.

Cosas de la vida, como tantas otras veces. Me resisto a ser catastrofista, pero este perro no es la primera vez que nos muerde.

Pie de foto: El Complejo de Piscinas Baraguá, por su pésimo deterioro, es la prioridad en las inversiones del 2013.

Ficha Técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de entrada: Comentada.
Tipo de cuerpo: De bloque temático.
Tipo de transiciones: Subtítulos (Lo que no comienza bien…, 100 metros al estilo de Bolt… ¿Otro chapuzón en el Complejo Baraguá?, No todo se pinta de negro, Todavía una problemática 3,14, Al menos algo reconfortante y Hablando de inversiones), sinónimos, palabras claves a repetirse en distintos párrafos, palabra claves que remiten ideas a otras anteriores.
Tipo de cierre: Reflexivo y comentado.

Tema: Deterioro de las instalaciones deportivas del este habanero creadas para los Juegos Panamericanos La Habana 1991.

Objetivo principal: El deterioro de las instalaciones deportivas del este habanero creadas para los Juegos Panamericanos La Habana 1991frente a la necesidad de su recuperación.

Objetivos colaterales: Indagar sobre el estado actual del deterioro de cada una de las cuatro instalaciones. Conocer las causas que generaron esta situación deplorable. Ver cuáles son las acciones que se implementan actualmente para disminuir el deterioro. En el caso del Complejo de Piscinas Baraguá, que es el más crítico, conocer cuál fue el detonante para iniciar la recuperación. Saber si hay cuestiones que se resuelven con esfuerzo de los trabajadores o que escapan de la mano de los mismos. Saber de cuánto dispone el INDER para la recuperación de estas instalaciones. Conocer cuáles son las prioridades para 2014.

Estrategia de fuentes:

Documentales:

Periódico Granma (reportaje de Harold Iglesias: “Lo que cuesta la falta de mantenimiento”).

No documentales:

Isbel Luaces, entrenador de la jabalina masculina y ex atleta (fuente implicada y experta): Para ver si desde 1991 esta situación estaba.

Arlenis Sierra, ciclista activa (fuente implicada): Para ver que piensa sobre el estado del deterioro y si se debe proseguir con la preparación.

Pedro Pérez Dueñas, especialista de medicina deportiva y ex atleta de triple salto (fuente implicada y experta): Para puntualizar el porqué de la necesidad  recuperación y las consecuencias que se corren.

Yailé Gutiérrez, habitante de Boyeros (fuente no implicada): Para saber, a su criterio, que es lo que se impone hacer en estos momentos, teniendo en cuenta el objeto de las obras.

Julio Falcón (implicada y experta): Para conocer si la política de reducción de plantillas ha afectado al personal y si con la nueva plantilla se da a basto. Además para saber cuáles son las condiciones de vida de los deportistas en el Cear Cardín y cuáles son las proyecciones para 2014.

Miriam Ferrer, entrenadora de velocidad de la selección nacional discapacitada y ex sprinter (fuente implicada y experta): Para saber el porqué de la urgencia de las reparaciones en el Estadio Panamericano.

Pablo Chirino, subdirector del Estadio Panamericano (fuente implicada y experta): para detallar los problemas que presenta el coloso y para saber si en el 2013 se implementarán reparaciones de envergadura.

Ernesto Cisneros, atleta de polo acuático (implicada): Para conocer cómo se siente cada vez que observa el Complejo Baraguá, su centro de entrenamiento desde 1994.

Marcos Gousson, habitante por más de tres décadas de la zona aledaña (fuente no implicada): Para  saber que siente un poblador como él o uno cualquiera cuando observa el estadio y sabe que ahí se celebraron los Juegos Panamericanos.

José Valdés Silva, director del Complejo de Piscina Baraguá (fuente implicada y experta): Para conocer la fecha de inicio y culminación de las reparaciones y lo que se priorizará en 2014.

Vladimir Piñera Kindelán, director del velódromo Reinaldo Paseiro (fuente implicada y experta): Para conocer los problemas del velódromo, a pesar de ser el que mejor se conserva.

Lázaro Menéndez, personal de mantenimiento (fuente implicada): Para saber por qué a pesar de que se construyeron instalaciones, actualmente no se conservan en buen estado.

Juan José Rodríguez, director de las canchas 19 de noviembre (fuente implicada y experta): Para saber cuál es el objeto de obra que se está reparando y para conocer si los trabajos incluyen otros aspectos.

Tipos de juicios:

Valor: La opinión de los directores de cada instalación y la del director general de las cuatro.

Opinión: El poblador, la entrenadora de velocidad para discapacitados, el atleta de polo acuático, el especialista de medicina deportiva, el personal de mantenimiento y el entrenador de la jabalina masculina.

Analíticos: Expuesto por las fuentes a lo largo de todo el reportaje interpretativo refiriéndose al conflicto.

Proyectivo: El director general de las cuatro instalaciones del este, y el director del complejo de piscinas.

Hipotético: El director general de las cuatro instalaciones.

Disyuntivo: Entre el entrenador de jabalina, el arquitecto y el especialista de medicina deportiva.

Soportes a emplear:

Hecho: En un momento donde el deporte necesita fuerza, el deterioro de las instalaciones del este capitalino creadas para los Juegos Panamericanos de La Habana 1991, más que evidente, es crítica.

Contexto: El estado actual del deterioro, las consecuencias que trae consigo y las acciones que se implementan este año para disminuir en lo posible el estado deplorable.

Antecedentes: Desde la construcción de las instalaciones para los Juegos Panamericanos La Habana 1991 se vienen arrastrando complicaciones como por ejemplo la filtración. Esta a su vez agudiza otras problemáticas. Las precariedades económicas producto del Período Especial imposibilitaron una inversión para mantener en buen estado las instalaciones.

Proyecciones: Para 2014 en el Complejo de Piscinas Baraguá concluirán todas las reparaciones con la remodelación interna. Esto permitirá retomar los entrenamientos de polo acuático, clavado y nado sincronizado en su sede original; abrir las puertas de la instalación a competencias nacionales e internacionales y al público en general. También, para el próximo año se remodelará la segunda torre de la edificación de alojamiento Cear Cardín. Entonces, estaremos hablando de cuartos con dos personas y servicio sanitario privado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris