Facebook Twitter Google +1     Admin

LA QUEBRADA OCULTA

20131014143233-johana.jpg

Es el único accidente geográfico en Bogotá que se encuentra entre edificios y en él se realizan diferentes tendencias deportivas en un ambiente sano y libre de contaminación.

Texto y foto:
JOHANNA POVEDA,
estudiante de sexto semestres de Comunicación Social,
Universidad Cooperativa de Colombia, Sede Bogotá.

La Quebrada La Vieja, zona hídrica natural y sitio de esparcimiento para practicar deportes y entretenerse con la naturaleza en medio del bosque andino, está ubicada en la 72 con circunvalar en Bogotá y es el único accidente geográfico de la capital que se encuentra entre edificios.

Es así que los instructores de actividad física utilizan el lugar para realizar diferentes metodologías de entrenamiento, pues ofrece la posibilidad de interactuar con variedad de recursos naturales, lo que conlleva a las personas salir de su monotonía, crear un espacio distinto en el cual se relajan mental y corporalmente.

En esta quebrada se les facilita a los instructores el trabajo con TRX (entrenamiento en suspensión con bandas elásticas) o ejercicios de relajación, pilates, yoga, en fin, las posibilidades dependen de la capacidad del entrenador.

Lorena Sánchez, aficionada a los ejercicios, comenta que es una experiencia diferente, en la que se puede interactuar con la naturaleza, ejecutar varias tendencias de ejercicios y perfeccionar el cuerpo, sin esforzarse en una máquina de gimnasio; “al contrario, quedarme realizando actividad física y mejorando la salud en espacios agradables hacen que me guste venir a este lugar”.

La entrada comienza de cinco de la mañana y termina a las nueve; en este espacio se encuentran policías que ayudan a guiar durante el camino, siendo un sitio seguro, de libre contaminación, tranquilo y relajante para realizar cualquier actividad.

Gustavo Ortiz, instructor de actividad física, declara: “Para mí es un lugar espléndido donde puedo realizarles planes de entrenamiento a mis usuarios, el trabajo físico lo modifico dependiendo de la ruta utilizada, empiezo con ejercicios de resistencia cardiovascular, en la fase central lo que el usuario quiera entrenar, y se termina con estiramiento, o puedo ejecutar el camino más fuerte para ejercitar piernas y rematar con TRX en diferentes lugares del cerro”.

Es una manera de relacionarse con otro ambiente, debido a que en las grandes ciudades se pierde esta posibilidad, es importante resaltar que aquí hay diversidad ecológica, cerros, parques, humedales y el reconocimiento de sitios que genera en las personas sentido de pertenencia y responsabilidad en el cuidado del ecosistema.

Es admirable ver al ser humano retornando a lo básico, a un objetivo y su cuerpo como vehículo y herramienta para cumplir esta subida, vive una experiencia sorprendente y conoce los recursos que les pertenecen. Podemos hacer uso responsable y respetuoso de ellos como bogotanos.

Pie de foto: 1-La Quebrada La Vieja. 2- Integrantes de actividad física, en la cima de la quebrada.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris