Facebook Twitter Google +1     Admin

REANIMA CUBA PRODUCCIÓN DE AZÚCAR

20131214131341-veronica.jpg

Los avances en el sector azucarero incluyen también el aprovechamiento de sustancias derivadas.
 
VERÓNICA ALONSO CORO,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La industria azucarera es de suma importancia cuando se habla de economía y desarrollo nacional. Sobre el tema, el Doctor en Ciencias, investigador y jefe de proyectos del Instituto Cubano de Investigaciones de los Derivados de la Caña de Azúcar (ICIDCA), Eduardo Casanova Cabeza, expone información de actualidad.

-El azúcar fue por muchos años

nuestra primera fuente de ingreso

de divisas, ¿qué lugar ocupa hoy?

Cuba ocupó el primer lugar a nivel mundial en la exportación de azúcar crudo, pero al producirse la caída el campo socialista y a partir de la decisión del Gobierno de redimensionar la industria, la producción se deprimió hasta colocarse por debajo de la exportación de servicios, el turismo y el níquel.

-¿Qué estrategia se sigue para 

reanimar esta industria y elevar la

cantidad y la calidad de la caña?

El sector participa en el experimento para establecer las bases del nuevo modelo económico. Trabaja también en la concentración de los procesos de apoyo en un limitado número de empresas nacionales y ha logrado una mayor remuneración para sus trabajadores.

Se han creado empresas provinciales, encargadas de dirigir las fábricas de sus territorios sin las limitaciones de una estructura ministerial.

-¿Cómo ha sido el avance

de la industria azucarera

en el presente año?

Los altos precios actuales del dulce (por encima de los 20 centavos la libra), comparado con los 3 centavos cuando se tomó la decisión de redimensionar la industria y la elevación de la calidad productiva aseguraron una buena rentabilidad para el sector en este año. La producción mejoró en casi un 20 por ciento, cifra muy alentadora, aunque persisten problemas con la eficiencia.  

-¿Dónde radican esos problemas?

La respuesta a esta pregunta es muy concisa: “En el bajo aprovechamiento de los recursos y maquinarias que se poseen, a causa de la cantidad de roturas ocurridas durante la campaña, motivadas por reparaciones deficientes”.

-Existe en el mundo una prolífera

industria de derivados de la caña,

¿cómo incursiona nuestro

país en este sector?

Hoy día, internacionalmente, la mayor producción de derivados está relacionada con la generación de energía a través de la producción de alcohol. Mediante este método, la industria azucarera cubana se autoabastece energéticamente. Con el objetivo de extender la generación de energía utilizando derivados, se aprobó una inversión conjunta con una empresa inglesa para la fabricación y explotación de termoeléctricas a partir de bagazo y residuos vegetales.

Otros productos secundarios son el alimento animal, dirigido en primer lugar a monogástricos como el cerdo; y el ron, de reconocido prestigio en el mercado internacional.

También se siguen líneas de derivados ya en producción, como son los estimuladores del crecimiento de plantas: el FITOMAS para la caña, el TOMACID para el tomate e inhibidores del crecimiento microbiano, todos ellos son resultados de investigaciones llevadas a cabo en el ICIDCA.

Cuba se ha insertado en esta esfera de forma eficiente y ha logrado un aumento en la sustitución de importaciones.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris