Facebook Twitter Google +1     Admin

¿HASTA CUÁNDO SON LOS QUINCE?

20140311131843-thu.jpg

THU TRAN LE ANH,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Existe en los países latinoamericanos desde hace varias generaciones una tradición muy especial: “Los quince”. Esta es la celebración del decimoquinto cumpleaños de una adolescente.

“Fiesta de quinceañera”, “fiesta de quince” o simplemente “mis quince”, son algunos de los nombres de esta fiesta que marca el inicio de la madurez en la vida de las mujeres. Se organiza de una forma totalmente diferente, y mucho más especial que otros cumpleaños.

En Cuba, generalmente, “la fiesta de quince” llega a ser un momento de costumbre, de tradición. Es uno de los días más importantes en la vida de una muchacha. Cuando los padres desean celebrar este aniversario a sus hijas, casi siempre necesitan ahorrar dinero durante un año o muchos más. 

Como todo país caribeño, la música es una parte que no puede faltar. Así, se compone la coreografía de un baile para que la quinceañera pueda lucir toda su belleza, refiere Katia Pérez, joven cubana que hace poco tiempo cumplió 15 años. En ese momento, ella es acompañada por sus mejores amigos, y juntos bailan un vals. La muchacha danza con un chico seleccionado, al que se le conoce como “galán”.

Como parte de la celebración, a la quinceañera se le compran ropas y zapatos nuevos. Pero la costumbre más general es la de las fotos y los videos. En el álbum de los quince, la joven parece una actriz o modelo, pues todas las imágenes son para destacar la hermosura de su rostro, su pelo y de todos sus atributos.

Generalmente, esta fecha marca la primera vez para darle forma a las cejas, maquillarse y teñirse el cabello. “Es por eso que toda muchacha espera con ansias la llegada de sus quince, pues a partir de ese momento podrá comportarse como una mujer”, recuerda Patricia González, estudiante universitaria de 19 años.

Pero no todas las muchachas deciden celebrar este cumpleaños de la misma manera y con la misma intensidad. Hay muchas que se rehúsan a la idea de una fiesta suntuosa, pues la consideran como un gasto innecesario, y en su lugar prefieren irse de vacaciones con su familia y sus amigos a una playa o a un hotel.

Otras, en cambio, sueñan con ese momento para reunir en un salón a todos sus queridos compañeros y disfrutar con ellos de la música, las bebidas y el buffet. 

“Sin embargo, con fiestas o sin ellas, lo que no puede faltar en toda celebración de los quince años es el recuerdo que va a perdurar a través del tiempo, o sea, el libro de las fotos”, explican María y Orlando, padres de la quinceañera Katia Valdés.

Las imágenes no pueden faltar, las que se exhiben en preciosos trajes de colores, llenos de brillos y lentejuelas, con un aro que le proporcione volumen al vestido. Además, son muy usuales las fotos en ropa más informal y en traje de baño.

Ahora bien, la fiesta de los quince no se celebra igual en todos los países del mundo. Como refiere la página web especializada en estas celebraciones, Redcubana.com, en México, por ejemplo, si la quinceañera profesa fe en la religión católica, la festividad comienza con una Misa de Acción de Gracias. Después de la misa los familiares y los amigos de la joven le entregan los regalos de la fiesta y la quinceañera deja su ramo en el altar de la Virgen María.

República Dominicana, por su parte, es costumbre que las quinceañeras y las parejas acompañantes realicen varias coreografías, que pueden incluir ritmos como merengue, pop y salsa. Además, suele participar un artista o banda musical en la fiesta.

También refiere el sitio digital Taringa.com, que otras naciones de Suramérica, como Argentina, existe una costumbre muy peculiar conocida como la ceremonia de las velas. Esta consiste en que la quinceañera entrega quince velas a las personas más importantes de su vida. Se considera que cada vela simboliza los años vividos por esa muchacha, y antes de la entrega se pronuncia un discurso de agradecimiento.

En otro sentido, llama la atención ver que esta festividad no se realiza en otros continentes. En los países asiáticos, como Vietnam no existe la costumbre de festejar a las muchachas a ninguna edad. La fiesta más tradicional es la del primer año de vida.

Otra curiosidad sobre la celebración de los quince es que en todos los lugares donde se celebra este acontecimiento, la rutina es exclusiva para las muchachas. Para los varones la llegada a la edad de quince años no representa un gran suceso. Aunque a veces algunas familias sí deciden hacerle un regalo especial.

La edad de quince años también puede significar muchas veces el inicio de la vida amorosa de las jóvenes. Si hasta ese momento la adolescente ha sentido temor de presentar en su casa ante sus padres y familiares algún novio, después de que llega a los quince años tiene la excusa perfecta para decidir expresarse al respecto.

Sin duda, la llegada a los quince años es un suceso de gran importancia en la vida de toda mujer. Esta fecha significa el inicio de sucesos que van desde maquillarse y cambiar algunos aspectos físicos, hasta la forma de conducirse y expresarse.

Los quince quedan grabados en la memoria de las mujeres como un recuerdo especial. Luego vendrán otros de igual relevancia como la boda y la graduación universitaria.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris