Facebook Twitter Google +1     Admin

EL PRIMER PASO PARA CUMPLIR UN SUEÑO

20140325120321-thu.jpg

THU TRAN LE ANH,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Cada persona tiene una etapa en que lucha con la dificultad, especialmente en la vida universitaria, el primer año en la Universidad es un punto de referencia inolvidable en que las nuevas relaciones siempre están paralelas al estudio. Las buenas calificaciones que se obtenían con facilidad en el preuniversitario, al llegar a la Universidad se vuelven más difíciles.

Vemos la emoción de los estudiantes de primer año porque pasaron bien las pruebas de ingreso y ya están en la escuela de sus sueños. Saben que las cosas están cambiando, pero no tienen mucha experiencia, por eso, no fijan exactamente lo que hay que hacer. El tiempo pasa volando y pierden los conocimientos fundamentales en las primeras clases. Esto les sucede también a los estudiantes extranjeros. Entonces, ¿qué hacen en esis momentos los chicos?

Generalmente, algunos estudiantes de primer año utilizan la mayoría del tiempo para participar en todas las actividades y casi no se preocupan mucho como hicieron en el preuniversitario. Una pregunta: ¿por qué? Porque piensan que los trabajos pueden hacerse al momento, porque están sobrestimando sus capacidades en las asignaturas. Pero, casi todas estas asignaturas de primer año son las más importantes y sirven el fundamento a las de los años siguientes. Eso no significa que ellos no estudian nunca, es que no estudian con el entusiasmo para ser profesional.

Casi siempre estos son sus pensamientos: “¡Vamos a sacar las notas más o menos y es suficiente!”. El resultado entonces es perder el interés, el entusiasmo y hasta el reto de la carrera que soñábamos. Imagínense, esos jóvenes que viven sin pasión, sin propósito, es como luchar en una guerra sin sentido de patria.

Después al avanzar en la carrera, a las alturas de tercer año, es común que los estudiantes se pregunten “¿por qué estudiamos aquí?” o “¿qué estoy haciendo para esta vida?”.

Entonces, para desarrollar y realizar el sueño que teníamos, tenemos que saber exactamente cuál es la diferencia entre las escuelas de la educación intermedia y la Universidad que decidimos. No es como la primaria con las primeras calificaciones ni el preuniversitario con las primeras decisiones; la Universidad quizás te exija cambiar todo y desde primer año hay que elegir bien un estilo de estudiar y también de relacionarse para continuar con éxito.

Claramente, eso es otro mundo con un nivel de conocimiento más profesional, con los trabajos más exigentes, con los profesores quienes son almacén de conocimiento y con los compañeros que vienen de todas las partes del país con mucho ánimo. Intentemos aprender mutuamente, de los amigos, de los profesores, de las experiencias que pasamos. La Universidad es un ambiente en que todo el mundo trabaja duro para experimentar las cosas más interesantes en la vida.

Para responder dónde encontramos la diferencia entre el preuniversitario y la Universidad, necesitamos vivir nosotros mismos para distinguir directamente las experiencias. El primer año en la Universidad es el primer paso en nuestro camino de la profesión. Por eso necesitamos encaminarnos y aprender de la escuela, muchos aspectos de la vida como mantener la labor y las relaciones al mismo tiempo para que no dejemos pasar el tiempo de la juventud, el tiempo de la Universidad.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris