Facebook Twitter Google +1     Admin

DOCTORES CUBANOS CREAN INNOVADOR IMPLANTE

20150418142333-denisse.jpg

Esta versión de la disectomía cervical es la adaptación de un costoso procedimiento a las necesidades económicas de Cuba.   

Texto y foto:
DENISSE MACHADO TABOADA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Los galenos Carlos Acosta y Onel Hernández, del hospital Miguel Enríquez, La Habana, reivindicaron aquel viejo refrán de que la necesidad es la madre de todas las invenciones, cuando adaptaron a la situación económica cubana el costoso procedimiento de la disectomía cervical por técnica de Clowers, una operación neurológica altamente especializada.   

El neurocirujano Onel Hernández afirmó que el procedimiento en los hospitales nacionales incluye la extracción de una pequeña porción de la cadera, que funciona como implante. Esto puede causar molestias y a veces dolor para el paciente. Por esta razón, decidieron sustituir la pieza por otra elaborada a partir del cemento quirúrgico Subiton, proveniente de Argentina, y la Coralina, compuesto de fosfato y carbono de producción nacional.

Esta intervención es hecha en países desarrollados con materiales como el vitalio o el titanio, pues no reaccionan durante una resonancia. Según los datos ofrecidos por el especialista Jesús Lafuente Baraza en su tesis doctoral, cada espacio tratado en una disectomía cervical en el Reino Unido cuesta aproximadamente 10 000 euros.

“El doctor Acosta y yo, con la ayuda de un tornero, creamos un implante de Subiton. En él, se coloca una mezcla de Coralina y sangre que actúa como cemento. Ha tenido un alto nivel de efectividad con más de mil pacientes operados”, explicó el neurocirujano Hernández.  

Los doctores Ronald Guillén y Elizabeth Calderón, residentes del Instituto de Neurología y Neurocirugía de La Habana, afirmaron que esta intervención es frecuente, y en general se realiza a un mayor número de hombres que de mujeres, pues la enfermedad está vinculada al esfuerzo físico.

La patología normalmente está relacionada con las hernias discales, un desplazamiento de los discos que separan las vértebras, los cuales presionan la médula espinal. La disectomía permite aliviar síntomas como agudos dolores en la cabeza y el cuello, calambres, pérdida del equilibrio, disminución de la fuerza muscular e, incluso, algunos tipos de cuadriplejia, afirmó Guillén.

Es un proceso aparentemente sencillo, sin embargo, un especialista debe conocer a fondo la anatomía vascular y nerviosa. En esta región encontramos arterias como la carótida y la yugular, que deben ser cuidadosamente manipuladas durante la operación, pero cuando la cirugía es exitosa, mejora en gran medida la calidad de vida de los pacientes, comentó  Calderón.  

Pie de foto: El implante discal está hecho de Subiton, un cemento quirúrgico producido en Argentina, y se rellena con Coralina, de producción nacional.

Ficha Técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Especial Sentencioso.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida.
Tipo de información: Dura, pesada, que afirma, previsible, compleja, oficial, noticia en desarrollo.
Tipo de fuentes: Directas: Neurocirujano Onel Hernández Martínez.  Doctor Ronald Guillén, residente del Instituto de Neurología y Neurocirugía de La Habana y Doctora Elizabeth Calderón, residente del Instituto de Neurología y Neurocirugía de La Habana. Documental: Tesis doctoral “El implante discal cervical como alternativa a la artrodesis en el tratamiento quirúrgico de la cervicoartrosis”, de Jesús Lafuente Baraza.
Primer valor noticia: Interés humano.
Otros valores noticia: Novedad. Repercusión.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris