Facebook Twitter Google +1     Admin

LAS PRIMERAS EXPERIENCIAS EN UNA NUEVA TIERRA

20151123032253-huy.jpg

HUY TRINH QUANG,
estudiante de primer año del Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En la vida de cada persona existe al menos un punto de cambio que determine el futuro de ella. Y yo también, luego de terminar el estudio de doce grados, decidí elegir la carrera Periodismo de la Universidad de La Habana, en Cuba.

Es muy difícil cuando di la determinación de estudio en la Isla, sinónimo de que tuve que alejarme de la protección y gran cariño de mi familia, también separarme de mis viejos amigos. Lo que dejó un enorme vacío en mi corazón y para adaptarme a vivir solo necesito un tiempo indefinido.

Aunque sabía las informaciones sobre Cuba por internet y los periódicos, todavía estaba preocupado por la diferencia de la cultural entre Latinoamericana y Asia, también sobre el clima, la costumbre y los cubanos. 

Después de pasar una ruta de casi diez mil kilómetros de distancia y más o menos 45 minutos en carro desde el Aeropuerto Internacional José Martí, llegué a la residencia estudiantil Lázaro Cuevas. Aquí los primeros sentidos fueron sorprendidos por la acogida afectuosa de los compañeros vietnamitas y el conjunto del administrativo del albergue.

En los primeros días, me encontré con muchos problemas como el cambio de horario, dificultades en la comunicación con los amigos cubanos en el mismo cuarto o el hábito de comer y activar de las gentes en el país caribeño.

En la beca, todavía existen problemas objetivos como la deficiencia del agua, ya que situada en la zona costera del mar, y la mala condición del elevador que dificulta a las personas que viven en los pisos altos. Sin embargo, ninguno es totalmente perfecto. Sintiendo esa esencia, me esfuerzo cada día más para superar estos primeros obstáculos.

Poco a poco, con el apoyo entusiasmado de los nuevos amigos cubanos y vietnamitas, he dejado a un lado las dificultades diarias y me concentro en los estudios de la carrera.

Han pasado dos años desde que aterricé a esta tierra, ahora he crecido mucho más. La vida de aquí me da experiencias valiosas y buena memoria para lo que no puedo olvidar. Espero que con los años restantes de mi estancia, pueda descubrir más de la cultura y la tradición cubanas. 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris