Facebook Twitter Google +1     Admin

FOTOGRAFÍAS EN ESTUCHES

20151128124753-montano.jpg

La más grande colección cubana de este tipo de presentación se encuentra en la Fototeca de la Oficina del Historiador de La Habana.

Texto y foto:

LÁZARO JUAN MONTANO CASTELLANO,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La más grande colección cubana de fotografía en estuches está expuesta en la Fototeca de La Habana, ubicada en el Centro Histórico de la ciudad, y las piezas que la componen son las primeras instantáneas hechas en Cuba.

La colección está integrada por 120 daguerrotipos, 145 ambrotipos y 60 ferrotipos. Este año la Fototeca ha recibido unas 56 piezas y la Oficina del Historiador espera cerrar la temporada con nuevos ejemplares.

“Mediante las donaciones y la compra a propietarios, constantemente nuestras colecciones aumentan. También debemos mucho a la labor recopiladora de Emilio Roig, primer historiador de La Habana, y luego a Eusebio Leal como su continuador”, declaró Gloria Álvarez, especialista principal de la Fototeca.

La exposición está conformada por tres clases de fotografías de acuerdo con la técnica y soporte realizada. Cada pieza cuenta con su estuche original de madera a modo de libro. Dentro descansa la imagen con la placa.

Esta exhibición es la más grande de su tipo que se conoce en el país, pues ningún otro museo cubano ha hecho pública otra de mayor envergadura, según consta en los registros de la Fototeca.

Como consta en los documentos de la institución, las fotografías fueron concebidas mediante tres técnicas. Los daguerrotipos, plasmados en bronce fueron el primer procedimiento aplicado para tomar fotos realizados con la Cámara de Daguerre, que lleva su nombre en honor al inventor. Su rentabilidad quedó afectada debido al elevado precio de cada unidady la dificultad en el posterior revelado.

Por esto surgieron los ambrotipos, técnica basada en la utilización del cristal como soporte. La imagen resulta más nítida y eliminaba la sensación de espejo presente en los daguerrotipos, además de ser más económica y fácil de revelar.

Luego aparecieron los ferrotipos, impresiones sobre placas de metal. Generalmente se empleaba una de acero o hierro para su preparación. La claridad por el uso del colodión húmedo (procedimiento fotográfico) también fue utilizada en los ambrotipos, logrando así mayor nitidez. Como gran ventaja estuvo la posibilidad de fotos casi instantáneas. 

Los elementos que conforman la carcasa pueden aportar varios datos a los especialistas. Diversos trabajos investigativos sobre estos han obtenido información sobre la época en la que fueron realizados, incluso hasta el taller o estudio de donde salieron.

“Actualmente nuestra institución cuenta con 325 piezas. Cada una preservada tras una cubierta de papel y cartón exterior. Son digitalizadas, y las fotos impresas se muestran al público para evitar el deterioro de las originales”, comentó Brenda Michelle, técnica de gestión documental.

Pie de foto: Las fotografías se resguardan dentro de estuches para su conservación. Cada una descansa sobre una placa de distinto material, según la técnica empleada.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Tipo de fuentes: Directas y documentales.
Primer valor-noticia: Curiosidad.
Otros dos valores-noticia: Interés colectivo. Proximidad o cercanía.

28/11/2015 05:47 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris