Facebook Twitter Google +1     Admin

A 90 MILLAS

20160507152316-gari.jpg

Orestes del Castillo del Prado comenta acerca de la delegación procedente de Cayo Hueso que visitará Cuba en el mes de diciembre, con el objetivo de restablecer vínculos culturales. 

Texto y foto:
DANIELA HERNÁNDEZ GARI,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Cayo Hueso, pequeño territorio considerado el punto de los Estados Unidos más cercano a Cuba, desarrollará un intercambio cultural con nuestro país, después de cincuenta años de relaciones efímeras. El vínculo entre las dos islas se remonta a los inicios de la Guerra Necesaria, cuando los tabaqueros residentes en ella, proporcionaban fondos y provisiones que eran directamente entregadas a José Martí.

El mes de diciembre (2015) traerá consigo el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano y el 60 aniversario de la entrega del Premio Nobel de Literatura a Ernest Hemingway, razón por la cual profesionales del arte procedentes del cayo participarán conjuntamente con destacadas instituciones y figuras cubanas en múltiples actividades, así lo expresó Orestes del Castillo del Prado, uno de los principales organizadores y promotor de la alianza entre las partes, quien ha dedicado su vida a la preservación de la Habana Vieja y el intercambio cultural con diversos países.

-¿Cómo surgió el proyecto?

Todo comenzó por el interés de unos señores de Cayo Hueso, muy dedicados a la cultura en general, que decidieron restablecer las relaciones con Cuba. Uno de ellos, Edward De More, es un importante hombre de negocios ya retirado, quien adquirió una casa en el Cayo para pasar los meses fríos; el otro es Bill Lorraine, un artista que compone música, dibuja, pinta, esculpe y, además de eso, escribe poemas y cuento cortos.

-¿Alguno de ellos tiene ascendencia cubana?

No.


-¿Cuál fue el primer paso?

De More visita Cuba desde el 2002 y ha colaborado con la Oficina del Historiador en otras oportunidades. Mantenemos una buena amistad y me contactó para que evaluara la posibilidad de desarrollar un proyecto de intercambio cultural. Se lo propuse al Historiador de la Ciudad porque me pareció muy interesante. De More y Lorraine viajaron a La Habana, nos reunimos con Eusebio Leal, quien se comprometió a brindar todo el apoyo necesario dentro de sus posibilidades.

-¿Cuándo se establecerá el puente cultural?

El intercambio cultural se iniciará a partir del 4 de diciembre, coincidiendo con la inauguración del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. La delegación, integrada por representantes de asociaciones artísticas, museos y profesionales del séptimo arte relacionados con el Festival, establecerá un vínculo entre el Centro de Conservación de Arte de Cayo Hueso y el Museo Nacional de Bellas Artes.

La actividad principal se realizará el 6 de diciembre en el Teatro Martí, donde tendrá lugar la premier mundial de varias composiciones creadas por el Lorraine. El concierto iniciará con un poema sinfónico titulado Romanza para piano, dedicado a Cuba, seguido por una Suite Orquestal, en honor a Ernest Hemingway, ejecutada por la Camerata Romeu, en contraparte con músicos estadounidenses y de otras orquestas de La Habana. Adicionalmente serán interpretados una serie de danzones por Harold López-Nussa.

-¿El proyecto se limitará a las actividades planeadas en diciembre?

No, es sólo el inicio. Es exclusivamente el primer paso, no es más. El proyecto tiene continuidad y se ampliará a partir de los contactos que se establezcan durante esta visita.


-¿Qué instituciones y personalidades han participado en la concepción del proyecto?

La Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana liderada por Eusebio Leal, el Ministerio de Cultura a través del viceministro Fernando Rojas y la Dirección de Relaciones Internacionales, el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, la dirección del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Lyceum Mozartiano de La Habana, la Comisión Nacional Cubana de la UNESCO y su Oficina Regional para América Latina y el Caribe. Contará también con la casa productora independiente El Central, responsable de registrar las memorias del evento y el proyecto en sentido general a través de audiovisuales.


-¿Hubo algún problema durante la planificación de estas actividades?

No ha habido problemas de ninguna de las dos orillas. Aquí han sido muy acogidos. El programa se ha recibido con mucha seriedad, entusiasmo y todos los participantes de la parte cubana han puesto lo necesario para que esto se logre.


-Cayo Hueso es el destino más cercano a los Estados Unidos desde Cuba, lo que lo convierte en el lugar idóneo para la inmigración ilegal, ¿cree que este escenario afectará las relaciones culturales?

Creo, y no sólo creo, estoy convencido prácticamente de que la cultura es la tradición histórica que pasa por encima de todas esas miserias. Pienso que tanto para los ciudadanos de Cayo Hueso como para nosotros los cubanos, está muy  presente la imagen de José Martí. Los intereses sociales y culturales superan todas las contradicciones. Estas cuestiones están vivas, son una herencia que trasciende el tiempo y no se limitan ante las administraciones.

-En la actualidad, las relaciones culturales entre nuestro país y EE.UU han mejorado, ejemplo de esto es la presencia de diversas compañías danzarías norteamericanas en el 24 Festival Internacional de Ballet de La Habana. ¿Considera este proyecto como parte de la apertura cultural?

No sé si es parte o no, pero me parece que es un carro que ya no se puede parar.

Pie de foto: Orestes del Castillo del Prado es uno de los organizadores de un proyecto cultural entre Cuba y Cayo Hueso.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris