Facebook Twitter Google +1     Admin

¿LA SEXUALIDAD PERSONAL O UN PROBLEMA SOCIAL?

20160625013434-tucu.jpg

Sobre los prejuicios relativos a la orientación sexual, habla Ulises Padrón Suárez, especialista del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).

TU CU THI THANH,    
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La ciencia y el desarrollo en el campo de la información ayudan a tener conceptos más abiertos sobre la homosexualidad. Sin embargo, para la psicología del ser humano es muy difícil aceptar lo diferente, lo extraordinario y especialmente los problemas del sexo.

Muchos de los homosexuales sufren doblemente la discriminación de la familia y de la sociedad; ello provoca consecuencias imposibles de medir. ¿Cómo los prejuicios sociales han afectado la vida de dicha comunidad y qué piensan los especialistas?

A propósito de esta problemática que genera grandes polémicas en la actualidad, conversamos con Ulises Padrón Suárez, especialista del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), miembro del Grupo de Relaciones Internacionales en el Departamento de Comunicación de la institución, quien se desempeña como coordinador de una red nacional de jóvenes por la salud y los derechos sexuales.

-Existen diversas opiniones acerca de la orientación sexual y aquella que es “la relación correcta”, sin embargo, la libertad de género es un derecho de todo ser humano que, independientemente de su preferencia, debe ser admitido normalmente por la sociedad. ¿Qué cree acerca del tema?

Bueno, aquí hay dos factores importantes: la conformación de la personalidad y la sexualidad. Esta última tiene características que se van moldeando durante toda la vida y que nos identifica como ente social.

La aceptación homosexual tiene que ver con el comportamiento autónomo y con la categoría género, un constructo social histórico concreto que delimita los roles masculinos y los femeninos y las relaciones que se establecen a partir de ellos que pueden ser intergenéricas e intragenéricas.

Además, cuenta mucho las concepciones sobre el poder. No es lo mismo ser hombre en una sociedad machista, que ser mujer dentro de esa misma sociedad.

-En muchos países, especialmente los occidentales, es cada vez mayor el incremento de los homosexuales. ¿Qué puede referir sobre el caso de Cuba?

Digamos que en todo Occidente ese fenómeno se comporta de manera similar, porque tenemos el mismo remanente cultural, un tronco común en cuanto al ideario social. Aunque nos diferenciemos según la idiosincrasia de los países o las regiones, hay rasgos que permanecen como el machismo, la violencia contra la mujer, la violencia contra el diferente, las desigualdades de toda clase, que han demarcado un tipo de sociedad.

En el caso de Cuba, como en el resto de Latinoamérica y el Caribe, influyó mucho el proceso de colonización. El racismo derivado de la esclavitud es otra forma de discriminación que también influye, porque tampoco es lo mismo un homosexual negro que un homosexual blanco. Son fenómenos complejos que transversalizan a las personas, independientemente de su rol en la sociedad cubana actual.

-En el período conocido como “el quinquenio gris”, muchos intelectuales cubanos fueron discriminados y censurados por ser homosexuales. ¿Qué considera respecto a esa época?

El Quinquenio gris, período enmarcado desde 1971 hasta 1976, pero que fue realmente un poco más extenso, desde 1962 con la creación de las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP) hasta finales de los 80 con el proceso de reivindicación de algunos escritores, afectó sobre todo a los artistas e intelectuales, en especial a los vinculados con el teatro y a los educadores.

¿Por qué? El Congreso de Educación y Cultura de 1971 proscribía a los homosexuales asumir determinadas funciones o cargos en el ámbito de la cultura muy relacionados con la juventud.

-¿Los conceptos de esa época afectan a la sociedad actualmente?

No, por suerte, esas ideologías no nos aquejan hoy en día. Desde 2009 que ha habido una apertura en la política respecto a los temas LGBT (las siglas se utilizan para referirse a las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero), se ha dado visualidad a comunidades afectadas por el fenómeno de la homofobia. Pero aún se mantienen determinados prejuicios, las mentalidades todavía no están del todo abiertas a los procesos de transformación que piden entender la homosexualidad como una libre determinación.

Al menos, pienso que la voluntad política del Estado cubano ya apuesta porque esas brechas se vayan cerrando. Por el momento, el proceso es lento.

-En Cuba, la salud es gratis para todo el pueblo. ¿Hay personas que aprovechan esa condición para cambiar el sexo?

Es injusto decir que las personas aprovechan la gratuidad de la medicina en Cuba para cambiarse el sexo. Sencillamente, las personas que desean hacerse una readecuación sexual, son personas cuyo sexo social no se corresponde con su sexo biológico. La voluntad o decisión de operarse parte de esa necesidad.

Por ejemplo, los transexuales hombres que deciden cambiar su sexo por el de una mujer, se enfrentan a un proceso arduo de feminización que trasciende lo físico.

-Gran parte de la sociedad considera que eso no es un problema de salud, ¿estas operaciones deberían pagarse?

Eso sí es un problema de salud, de salud mental y sexual porque desde el momento en que se tiene una molestia o malestar con el cuerpo y no lo puedas aliviar, se convierte en un problema serio de salud del cual el Estado también debe ocuparse.

Cuando la identidad del individuo no se conforma con los patrones de género asignados es ahí cuando se produce el primer conflicto social del que no es culpable la persona que lo sufre, sino el que lo mira con desprecio y lo margina.

-Hay polémicas sobre si se acepta o no el matrimonio homosexual. ¿Puede exponer su opinión acerca del tema?

Las personas deben contraer matrimonio con el semejante que más compatible le resulte, con el ser humano a quien quiera y con el que se sienta bien. Es injusto que a una parte de la población se le niegue ese derecho por su orientación sexual con la que la sociedad no está de acuerdo.

El matrimonio le proporciona seguridad a la pareja al margen de su sexualidad, porque le permite construir y heredar un patrimonio económico y familiar. Está mal decir matrimonio homosexual, sería correcto: matrimonio igualitario.

Aún el Código Civil que debería legislar al respecto se está modificando. Desde el CENESEX hubo una vez una propuesta, pero todavía está en estudio. Ya se espera para el próximo año que salga el nuevo Código Civil y que tenga un apartado que legisle esta cuestión. Se llamaría matrimonio consexual.

-¿Piensa que el matrimonio consexual se puede aceptar en Cuba para un futuro tan cercano?

No, de hecho, la legislación sobre matrimonio y familia todavía es inadecuada, por eso trabajamos, para proteger los derechos de los homosexuales y otros grupos que también son víctima de los prejuicios. ¿De qué se trata? De aceptar que vivan juntos y de la lucha contra los estigmas sociales y la discriminación, así cuidamos su salud mental. A mi entender, aceptar el matrimonio homosexual es imposible todavía en el contexto cubano.

Pie de fotos: 1-Ulises Padrón, especialista del Centro Nacional de Educación Sexual. 2-Las ideologías conservadoras acerca de la sexualidad pueden arrojar a las personas hacia precipicios mentales.

Ficha técnica:

Objetivo central: Abordar los efectos de los prejuicios sociales en la vida de los homosexuales.

Objetivos colaterales: Polémicas sobre la aceptación del matrimonio homosexual.

Tipo de entrevista:
Por los participantes: Individual.
Por su estructura: Clásica de preguntas y respuestas.
Por su contenido: De opinión.
Por el canal que se obtuvo: Cara a cara.

Tipo de título: De interrogación.
Tipo de entrada: De resumen o típica.
Tipo de cuerpo: Clásico de preguntas y respuestas.
Tipo de preguntas declaradas: 1: Existen diversas opiniones acerca de la orientación sexual y aquella que es “la relación correcta”, sin embargo, la libertad de género es un derecho de todo ser humano que, independientemente de su preferencia, debe ser admitido normalmente por la sociedad. ¿Qué cree acerca del tema? (Polémica): 2-En muchos países, especialmente los occidentales, es cada vez mayor el incremento de los homosexuales. ¿Qué puede referir sobre el caso de Cuba? (Abierta): 3-En el período conocido como “el quinquenio gris”, muchos intelectuales cubanos fueron discriminados y censurados por ser homosexuales. ¿Qué considera respecto a esa época? (Polémica); 4-¿Los conceptos de esa época afectan a la sociedad actualmente? (Cerrada); 5-En Cuba, la salud es gratis para todo el pueblo. ¿Hay personas que aprovechan esa condición para cambiarse el sexo? (Polémica); Gran parte de la sociedad considera que eso no es un problema de salud, ¿estas operaciones deberían pagarse? (Polémica); 7: Hay polémicas sobre si se acepta o no el matrimonio homosexual. ¿Puede exponer su opinión acerca del tema? (Polémica); 8-¿Piensa que el matrimonio consexual se puede aceptar en Cuba para un futuro tan cercano? (Abierta).
Tipo de conclusión: De opinión o comentario del entrevistado.
Tipo de fuentes: Directa y documental.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris