Facebook Twitter Google +1     Admin

PROYECTO PARA LOS MÁS PEQUEÑOS

20170128022706-analaura.jpg

En Sancti Spíritus muchos niños se divierten aprendiendo gracias a los Campamentos Sagrado Corazón, que se desarrollan anualmente en poblados de la provincia.

ANA LAURA FERNÁNDEZ DE LARA LÓPEZ,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Fotos: Cortesía de ISIS AGUIRRE ESPINOSA.

«Quien no vive para servir, no sirve para vivir», bajo este principio las hermanas pertenecientes a la Congregación de Religiosas del Sagrado Corazón organizan cada año campamentos dedicados a niños y adolescentes, en la ciudad de Sancti Spíritus y algunos pueblos aledaños.

«Nuestro objetivo es ofrecer a los pequeños de la comunidad una semana de actividades donde se diviertan, aprendan, se formen sobre buenos valores, y que, finalmente, disfruten de una excursión a la playa, lujo que no muchos de ellos se pueden dar», aseguró Esperanza Calabuig Tutusaus, hermana de la congregación y organizadora general.

El proyecto tiene una duración de seis días en cada localidad, se desarrolla durante las tres últimas semanas del mes de julio, y anualmente participan alrededor de 400 menores entre 5 y 15 años de edad. Los campamentoscomienzan por la mañana en áreas públicas tales como iglesias, parques o casas de familias colaboradoras, y concluyen al mediodía, hora en que los familiares acuden para recoger a sus hijos.

Isis Aguirre Espinosa, voluntaria habanera, afirmó que las actividades que se planean para este espacio incluyen narración de cuentos, pintura, modelado, canciones, juegos interactivos y dinámicas de reflexión, todas guiadas a fomentar valores humanos en los participantes.

«Cada año contamos con el esfuerzo y la cooperación de voluntarios, en su mayoría espirituanos, pero también provenientes de La Habana, e incluso de España, Argentina, Chile y Puerto Rico», añadió Sor Esperanza .Estos jóvenes, sin experiencia o conocimientos previos, ayudan a organizar y desarrollar el proyecto, además de interactuar activamente con los niños.

Por otro lado, Pilar Guallart, una de las monjas encargadas, señaló que la formación religiosa no constituye un requisito necesario para participar. Los campamentos no son una catequesis, su objetivo se dirige a fomentar valores indispensables en todo niño, como la cooperación, el cuidado de la naturaleza y el entorno comunitario, el compañerismo, el respeto propio y el mutuo.

La idea surgió en 2010, cuando las hermanas decidieron colaborar con la educación de los menores de la comunidad. Gracias a donaciones foráneas y el apoyo de las parroquias de la región, materializaron el plan ese mismo año en tres campamentos, actualmente 16, y contemplan las comunidades de ciudad de Sancti Spíritus, Paredes, Guasimal, Tayabacoa, Médano, Tunas, El Caney, La Unión, El Maizal, Banao y La Güira.

Pie de fotos: 1-Los niños participan en actividades interactivas, dinámicas y juegos que fomentan su crecimiento intelectual; 2-La mayoría de los voluntarios son espirituanos, aunque colaboran también de otras naciones como Chile y España.

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Especial Sentencioso.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.

Tipo de fuentes: Primarias, no documentales: Esperanza Calabuig Tutusaus y Pilar Guallart Deviala (colaboradoras generales), Isis Adriana Aguirre (voluntaria habanera).

Primer valor-noticia: Interés colectivo.

Otros valores-noticia: Proximidad o cercanía. Actualidad.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris