Facebook Twitter Google +1     Admin

“LA MEJOR FOTOGRAFÍA AÚN ESTÁ POR HACER”

20170208131308-patricia.jpg

Mujeres más que sombras fue el título escogido por Ricardo Erick López Hevia, fotorreportero del diario Granma, para la imagen que le valió el primer premio del reconocido certamen Sport Media Pearl Awards.

PATRICIA HERNÁNDEZ ACEVEDO

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

En la década del 70, por los pasillos del diario Granma correteaba un pequeño. Ese niño es hoy uno de los mejores fotorreporteros de la Isla, Ricardo Erick López Hevia. La influencia de su padre Ricardo López Sánchez y su tío Raúl, ambos fundadores del periódico, hicieron que Ricardito, como se le conoce en el gremio, se interesara por la fotografía.

Pasó su infancia entre rollos y laboratorios. Aunque estudió Veterinaria, siempre supo que su futuro estaba en el mundo de la imagen. Ávido de conocimientos, matriculó en cursos de Comunicación y Periodismo, además de graduarse de la Licenciatura en Cultura Física.

Publicó por primera vez en Granma por casualidad: “Ocupaba el puesto de laboratorista, el periódico recibiría el reconocimiento de Vanguardia Nacional, y el fotógrafo de guardia no estaba, entonces me enviaron y al día  siguiente salió en el diario la primera instantánea con mi crédito”.

Ha dedicado 17 de sus 22 años de carrera al género deportivo: “El deporte es parte esencial de mi vida, tiene que ver con mi personalidad. De pequeño iba con mi viejo a los estadios. Ese mundo me gustaba, sobre todo, por lo espontáneo y natural que es, no hay chance de preparar nada, ni segundas oportunidades. Esta profesión exige tener control absoluto de la cámara, y también conocimiento del deporte. La palabra de orden es anticipación”.

-¿Cuál esla clave de su éxito?

Para poder salir un poco de la media, me gusta romper los esquemas, crear dentro de la propia información. Me he hecho de muchas herramientas personales y una es tratar de no estar donde están los demás. Hay lugares en los que por cuestiones de organización es obligatorio, pero trato de irme del ángulo que tiene todo el mundo intentando buscar cosas diferentes.

Para él, la clave es estar preparado, porque no basta con romper el esquema: “Tienes la posibilidad de alcanzar el éxito cuando además de eso posees todas las herramientas: el conocimiento, el dominio técnico–táctico del equipamiento. Cuando suceda el hecho hay que estar listo para captar la imagen”. Cree que el fotógrafo de prensa debe tener mucha espiritualidad para darle vida a las imágenes: “Si te dedicas a consumir el deporte, a consumir cultura general, a leer e instruirte, te das cuenta que tu propia visión, tu propio lenguaje se multiplica, esa es la clave”.

“Un fotorreportero no solo aplica la fotografía cuando está detrás de la camara, sino que desarrolla una visión de la vida muy dependiente a su profesión. Yo asumo la fotografía como un proyecto de vida”, afirma.

Con más de 22 años de carrera dedicada al fotoperiodismo, Ricardito recibió el pasado año uno de los reconocimientos más codiciados en el mundo de la fotografía deportiva. La imagen captada el 17 de julio de 2015 en los Juegos Panamericanos de Toronto, durante el combate de lucha libre entre la cubana Catherine Videax y la anfitriona Braston Stone, llamada “Mujeres más que sombras”, mereció el primer premio en el certamen internacional Sport Media Pearl Awards, en la categoría “Gestas Atléticas”, evento organizado por la Asociación Internacional de la Prensa Deportiva (AIPS).

No lo asume como algo personal, sino como el éxito de una generación a la cual le tocó imponerse a criterios obsoletos y a figuras establecidas. “Fue el resulatdo de mucho trabajo, mucha entrega, de no estar satisfecho nunca, de pensar que la mejor foto aún está por hacer. Ser inquieto, darme cuenta de que las luces estaban mal puestas, había algunos reflejos que en una posición me molestaban, pero en  otra me podían dar una imagen diferente, estar preparado”, recuerda.

-¿Qué hizo ganadora a esa foto?

“No solamente las tres que fueron a la final, sino creo que las diez fotografías finalistas tenían posibilidades de ganar. El presidente del jurado me explicaba que lo que hacía la diferencia en mi foto fue la dificultad de captar una imagen para la cual solo tenía centésimas de segundo, pero además, aplicarle arte a un deporte como la lucha era algo bien complejo. Lo más gratificante para mí es que quería precisamente algo diferente. Cuando buscas, logras y tienes éxito es bastante reconfortante.”

-¿Es difícil ser fotorreportero en un medio donde a la visualidad no se le atribuye la preponderancia que realmente posee?

“Sí, es difícil, porque la imagen tiene un peso importante en cualquier medio, en cualquier formato, y se pierden a veces grandes momentos.  En la prensa cubana pasa como en muchos otros aspectos de la sociedad, nos hemos quedado detenidos en el tiempo. El mundo es cada vez más visual, ¿por qué?: primeramente, por la velocidad con que se vive, la gente no se permite perder el tiempo en leer algo si no lo atrae y la atracción parte de la visualidad. Ni siquiera los medios digitales cubanos son ricos en imagen y en buenos diseños, a pesar de que no hay limitaciones de espacio ni de colores.”

El softball forma parte indispensable de la vida de Ricardito. “Es una forma de vida heredada de mi padre. Este torneo nació en Granma y luego se extendió a otros medios como Prensa Latina y la Televisión, hasta llegar a un campeonato nacional. Es un excelente espacio para socializar. En ocaciones me lleva más tiempo y me da más preocupaciones que el propio trabajo, pero lo hago con mucho amor y, además, me apasiona jugarlo”.

¡Yo iba a ser fotógrafo!”, dice enérgicamente sin dejar terminar la pregunta: “No me hallo en otra labor, tiene mucho que ver con mi forma de ver la vida. Voy a dormir pensando en qué haré mañana, me levanto con ideas nuevas, paso la noche creando, dentro de mi sueño creo. Voy por la calle componiendo, encuadrando, dando luces. No concibo mi vida sin una cámara a la mano”.

Comenta que tiene un proyecto pendiente, un libro sobre metodología de técnica y táctica de la fotografía deportiva. Su labor como profesor de talleres y postgrados internacionales, lo ha llevado a superarse. “Me gustaría dejar algo como eso para las generaciones futuras. Tener las herramientas, y, además donde consultarlas, es importante, y hay muy poca literatura en el mundo sobre eso, casi ninguna”, manifiesta.

A sus 47 años, Ricardito asegura que aún le quedan muchos sueños por realizar. Uno de ellos es ver en la prensa cubana un medio especializado en deportes: “Creo que lo está pidiendo a gritos, un espacio de amplia gama, donde se pueda verter toda la creación,  desarrollar todas las ideas. Cuba es un país tan rico en el mundo del deporte, con tanta historia, quedan muchas cosas por hacer y creo que estamos perdiendo un tiempo precioso, puede ser una página web o una revista”.

Más allá de su vida detrás de la cámara, disfruta compartir con la familia, para él su más valiosa joya: “Soy muy casero, cada vez que tengo un tiempo, me encierro aquí”. El entrenamiento le es imprescindible, y asegura que no es precisamente por el tema estético, sino que ha hecho del deporte un estilo de vida. Cocinar es otra de sus grandes pasiones, “me gustaría aprender a crear más cosas, como mismo invento en mi trabajo, me gusta inventar en la cocina”. Pero su pasatiempo favorito es, sin duda, el deporte, acompañado siempre del lente.

Pie de fotos: 1-Ricardo López Hevia se ha destacado en el medio periodístico por la peculiaridad de sus fotografías, fundamentalmente de corte deportivo; 2-Mujeres más que sombras fue exhibida en el Centro de Prensa de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, como una de las más espectaculares imágenes de dicha edición (Fotos: Tomadas de Internet).

Ficha técnica:

Objetivo Central: Dar a conocer la labor de uno de los mejores fotorreporteros del país.

Objetivos Colaterales: Reflejar la opinión del entrevistado respecto al fotoperiodismo en la Cuba de hoy, así como su visión acerca del reconocimiento recibido.

Tipo de entrevista:

Por los participantes: Individual.

Por su estructura: Mixta.

Por su Contenido: De Personalidad.

Por el canal: Vía directa.

Tipo de título: De cita directa.

Tipo de entrada: Biográfica.

Tipo de conclusión: Comentario del entrevistado.

Tipo de cuerpo: Mixto.

Tipos de preguntas declaradas: 1-¿Cuál es la clave de su éxito? Abierta; 2-¿Es difícil ser fotorreportero en un medio donde a la visualidad no se le atribuye la preponderancia que realmente posee? Polémica y de opinión; 3-¿Qué hizo ganadora esa fotografía? Directa.

Tipos de fuentes: Directa: Ricardo López Hevia; Documentales: Periódico Granma (www.granma.cu), 15 de diciembre de 2015; Cubaperiodistas.cu, 21 de diciembre de 2015.

08/02/2017 06:13 islalsur #. Entre colegas


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris