Facebook Twitter Google +1     Admin

MUERTE A LA DESMEMORIA

20170314123802-marcos.jpg

El Centro de Neurociencias de Cuba y el Centro Nacional de Investigaciones Científicas desarrollan un proyecto para obtener fármacos que puedan curar el Alzheimer, enfermedad que afecta a 48 millones de personas en el mundo y no tiene en este momento una solución efectiva, ni forma alguna de prevención.

Texto y foto:

MARCOS PAZ SABLÓN,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Científicos del Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO) y del Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CENIC) trabajan para sintetizar un medicamento que pueda no solo detectar sino también curar el Alzheimer, afirmó Marquiza Sablón Carrazana, Doctora en Ciencias y líder del grupo de trabajo.

Este futuro fármaco serviría para descubrir síntomas en estadios tempranos de la enfermedad, permitiendo atajar su crecimiento y teniendo un efecto paliativo, ya que reforzaría las placas beta-amiloide del cerebro y destruiría las estructuras neurodegenerativas que provocan el mal.

Los químicos a cargo de la investigación constituyen un núcleo central de 11 personas, auxiliado por grupos de diversas entidades. También han contado con colaboraciones internacionales, trabajando en conjunto con científicos de México, España y Uruguay, estableciendo además relaciones de trabajo con investigadores de China, Rusia y Estados Unidos.

Iniciado en el 2007 por el interés de ayudar con la problemática del Alzheimer en Cuba, el proyecto se encuentra ahora en una fase de prueba en animales, luego pasará a controles de seguridad en humanos, lo cual llevaría su posible fecha de comercialización al 2020.

En el 2015, el grupo de trabajo a cargo del proyecto fue galardonado con el premio de la Academia de Ciencias de Cuba, otorgado por los resultados hasta el momento alcanzados, resumido en el número de publicaciones y tesis de doctorado y maestría presentadas, así como las diversas presentaciones en eventos nacionales e internacionales.

De alto interés para el centro, cuentan ahora con tres patentes comerciales y más de 100 compuestos hallados. Estos descubrimientos han tenido una gran impacto en la comunidad, porque suponen una novedad (nunca habían sido descritos) como por sus utilidades (la mayoría de ellos poseen efecto terapéuticos).

En Cuba hay 230 000 personas afectadas de alguna demencia, de ellas el 50% sufren Alzheimer. Para el 2030 se calcula que esta cifra se duplicará en el país, dado que para ese año se espera que la población de adultos mayores alcance entre un 20-25% de los cubanos. El Alzheimer representa un riesgo grave para la población mayor de 60 años que se deberá solucionar con rapidez si se tiene en cuenta que dentro de dos décadas Cuba será el país más envejecido de Latinoamérica.

En la actualidad, el Estado cubano proporciona una ayuda insuficiente a las familias con miembros que padezcan algún tipo de demencia, comentó Suchitil Rivera Marrero, Máster en Ciencias Económicas, miembro del grupo de trabajo. Esto se ve agravado por la poca asistencia que les provee la seguridad social, limitada por factores económicos.

Pie de foto: El CENIC, centro pionero del Polo científico.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.

Tipo de lead: Sumario de Quiénes.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.

Tipo de fuentes: Directas: Marquiza Sablón Carrazana, Doctora en Ciencias; Suchitil Rivera Marrero, Máster en Ciencias; Documental (2014-2015 Alzheimer Disease Progress Report: Advancingtowars a cure).

Primer valor-noticia: Repercusión o consecuencia.

Otros dos valores-noticia: Interés colectivo. Progreso.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris