Facebook Twitter Google +1     Admin

SONIDO PARA LA VIDA

20170326151008-sabrina.jpg

Científicos cubanos trabajan en el perfeccionamiento del AUDIX 6, un dispositivo para tratar enfermedades auditivas.

SABRINA MARÍA LÓPEZ CAMARAZA,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Investigadores del Centro de Neurociencias de Cuba (CNEURO) culminarán este año la actualización de un dispositivo para el reconocimiento clínico y tratamiento terapéutico a pacientes aquejados de hipoacusia.

Se trata del AUDIX, que forma parte de una línea dedicada a la audición, fruto de la colaboración entre científicos canadienses y cubanos. Fue el primero de su tipo a nivel mundial en realizar la técnica de evaluación auricular.

“Su producción comenzó en 1998 con varias versiones; cada una de ellas cuenta con progresos en sus usos y trabajamos para incrementar sus prestaciones clínicas. Por eso, el AUDIX 6 constará de un sistema compuesto por hardware y software y utilizará modernas tecnologías de desarrollo”, expresó Tania Aznielle Rodríguez, coordinadora del proyecto. 

Dicho mejoramiento no solo detectará las capacidades de audición y constará con avances para cálculos, sino también procesará los resultados mediante nuevas aplicaciones para las pruebas auditivas como los potenciales transientes de estado estable, de potenciales miogénicos y los vestibulares.

Moraima Enrique Martínez, técnica y comunicadora del Centro de Neurociencias, afirmó que las pérdidas en la capacidad de oír, congénitas o adquiridas durante los primeros años de vida producen nocivos efectos en el desarrollo integral del ser humano. De ahí la importancia que tiene el empleo de equipos de neurodiagnóstico como el AUDIX.

Según el estudio nacional realizado por el CNEURO, en el año 2003 la prevalencia de hipoacusia en la población cubana fue estimada en 2,1 por cada 1 000 habitantes. La incidencia en la población infantil oscila entre uno y tres por cada mil nacidos vivos, elevándose a 10 por cada 1 000 vivientes, si se incluyen las pérdidas ligeras y moderadas. Estas cifras pueden aumentar si se examinan altos grupos de riesgos. Por otra parte, se estima que entre el tres y el cuatro por ciento de los niños en edad escolar tienen déficit auditivo.

Pie de foto: Dispositivos auditivos instalados después de ser diagnosticados por el equipo AUDIX (Fotos: Cortesía de CNEURO).

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.

Tipo de lead: Sumario de Quién.

Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide normal + Dato adicional.

Tipo de fuentes: Directa y documental.

Primer valor-noticia: Repercusión o consecuencia.

Otros dos valores-noticia: Progreso. Interés humano.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris