Facebook Twitter Google +1     Admin

MUERTO EL PERRO, SE ACABÓ LA RABIA

20170408030000-aleiny.jpg

El entierro simbólico de Tonito Rin-rin, imagen de la antigua Cuban Telephone Company, destaca entre las primeras acciones de los trabajadores de esa empresa en apoyo al triunfo revolucionario.

ALEINY SÁNCHEZ MARTÍNEZ,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Custodiados por los trabajadores de la Cuban Telephone Company, los “restos” de Tonito Rin-Rin fueron velados en el vestíbulo del edificio de Águila y Dragones, Habana Vieja, en agosto de 1960. Mientras el “muerto” descansaba en el féretro, con flores y velas a su alrededor, la muchedumbre eufórica alborotaba las calles con pancartas como “Tonito Rin-Rin se llamaba” y “Murió Tonito, pero nació Liborito”.

Con la apariencia de un niño cuyo nombre aludía al tono y al timbre característico de la época, Tonito, símbolo de la Cuban Telephone Company, marcó el fin de la propia empresa estadounidense radicada en la capital cubana desde el año 1916, expresó Ian Chaviano Dueñas, director del Museo de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA).

“Tonito daba a conocer los cambios de la compañía: las estrategias comerciales, el estado de las tarifas telefónicas, las ampliaciones en la planta interior o exterior (cableado de la calle), era un icono publicitario entre los ciudadanos”, agregó.

José Altshuler, investigador titular de la Academia de Ciencias de Cuba, en su libro “Cuba, plataforma de lanzamiento y polígono de pruebas de la ITT (International Telephone & Telegraph)”, manifiesta que la autorización del establecimiento del primer servicio telefónico en la isla (1881) permitió a inicios del siglo XX un sistema telefónico para todo el archipiélago, logrado en empresas como la Cuban Telephone Company, monopolio que engrosó su economía con tarifas abusivas.

A raíz del triunfo revolucionario se dispuso la intervención estatal de la compañía norteamericana denominada, luego de su nacionalización el 6 de agosto de 1960, Empresa Telefónica 13 de Marzo.

Ante el Palacio de los Trabajadores, sede de la Central de Trabajadores de Cuba, la concentración popular disfrutaba un desfile de ataúdes de otros monopolios expropiados como ESSO, Manatí Sugar Company, Texaco, United Fruit Company…, declaró Ángel Pozos Ríos, fundador y colaborador voluntario del Museo de las Telecomunicaciones.

Por Reina, Prado y hasta el malecón fue trasladado en procesión el muerto, seguido de viudas dolientes, pantomima de actores y actrices; el símbolo de la Cuban Telephone Company naufragó en el embarcadero del Castillo de la Punta.

Ian Chaviano Dueñas expuso que a partir de la nacionalización, el cartel de la corporación americana, ubicado en la fachada de la edificación, quedó resumido como Cuba Compay: la empresa ofreció una imagen cubana en esencia.

Pie de fotos: 1-Hace 56 años el pueblo de La Habana participó en los entierros simbólicos de las compañías norteamericanas; 2-El 3 de marzo de 1959 el Gobierno Revolucionario intervino la Cuban Telephone Company y orientó la rebaja de las tarifas telefónicas.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.

Tipo de lead: Especial de Contraste.

Tipo de cuerpo: Pirámide normal modificada + Dato adicional.

Tipo de fuentes: Fuente no documental, transitoria, primaria, directa: Ian Chaviano Dueñas, director del Museo de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), y Ángel Pozos Ríos, mensajero de telégrafo jubilado, uno de los fundadores del museo y colaborador voluntario. Fuentes documentales: José Altshuler: “Cuba, plataforma de lanzamiento y polígono de pruebas de la ITT”, Sociedad Cubana de Historia de la Ciencia y la Tecnología, Ediciones Pontón Caribe, S.A., y José Bell, Delia L. López, Tania Caram: Documentos de la Revolución Cubana 1960, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2007.

Primer valor noticia: Curiosidad.

Otros valores noticia: Interés colectivo. Proximidad o cercanía.

07/04/2017 20:00 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris