Facebook Twitter Google +1     Admin

¿ADÓNDE VAMOS?

20070712094735-alquizar.jpg

Un fenómeno con dimensiones cada vez más mayores en el municipio de Alquízar es la escasez de lugares para el esparcimiento y la recreación de niños y jóvenes.

ADIANEZ FERNÁNDEZ IZQUIERDO,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación de la

Universidad de La Habana.

Sandy conoce a la muchacha de  sus sueños desde hace algún tiempo, pero no fue hasta ahora que ella aceptó una de sus invitaciones para salir.

Ella ni siquiera sabe adónde irá porque jamás lo dijo. Él mismo no sabe a qué lugar llevarla. Es sábado y el único lugar disponible en su pueblo es la discoteca, sitio nada romántico para una primera cita. La cabeza de Sandy se debate en una sola pregunta: ¿dónde vamos?

Algo similar ocurre con Dunia, madre soltera de un niño de seis años. Acaba de cobrar y quiere regalarle a su hijo un día de diversión para sacarlo por un rato de la rutina del estudio y la casa. La pregunta de Sandy la acompaña también. No es posible que en el municipio donde vive no haya un lugar para que su hijo se divierta.

Mas, es cierto, Alquízar, municipio habanero de más de 20 000 habitantes, cuenta cada día con menos sitios de recreación y esparcimiento para niños y jóvenes.

Sus moradores añoran aquellos tiempos (hace más una década) en que podían salir al cine a disfrutar de una buena película o a la sala de video, un poco menos espaciosa pero con ofertas agradables.

Los niños tenían a su disposición un parquecito con aparatos para montar, era pequeño y sin artefactos modernos, pero entretenía y los padres podían estar tranquilos ya que el lugar estaba cercado y no había tráfico por los alrededores.

Con relativa frecuencia venían grupos musicales a tocar en la Plaza 4 de Abril o en el Círculo Social Rubén Martínez Villena y de vez en vez algún artista o humorista amenizaba las noches por mucho menos dinero del que ahora exigen.

En el terreno de pelota se realizaban festivales, exhibiciones de paracaidismo, competencias de dibujo al aire libre, entre otras actividades que eran del disfrute de niños y jóvenes.

Actualmente se está desatando un fenómeno desfavorable en Alquízar. El deterioro y poco cuidado de las opciones recreativas ha llegado a cobrar dimensiones alarmantes al punto de que ya son contados los sitios de este tipo.

¿QUÉ PASA?

El caso aparentemente sencillo es que producto del paso de fenómenos naturales, irresponsabilidades de los visitantes y de quienes cuidan los locales, poco cuidado y deterioro por el paso del tiempo, Alquízar regala a los niños y Jóvenes en sus días y sus noches una inactividad inusual en otros rincones del país.

Una buena parte de las personas prefieren no optar por la discoteca (única variante recreativa fija que existe). Alegan que no son partidarios de las broncas y las borracheras, además, la discoteca ahora es más pequeña y entran muchos jóvenes por lo que el calor y el humo del cigarro hacen insostenible la situación por mucho tiempo. Ello hace que algunos califiquen el sitio como un lugar nada sano para divertirse y manifiesten su preferencia por visitar espacios más tranquilos donde pasan un buen rato con los amigos.

Pero, ¿qué espacios? El cine de la localidad quedó con el techo destruido tras el paso del huracán Charley en agosto de 2004, ello unido al deterioro de muchos años provocó su cierre y aún espera por una reparación.

La sala de video, ubicada en un lugar cuya construcción data de principios del siglo pasado, está bastante destruida y son muy pocos los días en que se proyectan películas.

De igual forma ocurrió con la sala de video más nueva que exhibía filmes en distintos horarios satisfaciendo gustos de todas las edades y tras el paso del Charley quedó desvastada por lo que, en espera de los arreglos necesarios, hace casi tres años dejó de ofrecer servicios a la población.

Los niños no están fuera del problema, solo tienen a su disposición lo que queda del parque infantil, restaurado por última vez a principios de la década del 90 y de entonces acá ha llovido mucho. Además, este parquecito, carente de árboles, deviene horno casi todo el día durante la etapa veraniega, época esta en que por lo general los niños gustan de salir a divertirse. 

La otra opción es la Discofiñe los jueves en la Casa de la Cultura pero el problema está dado en que la música que se pone es la misma de la discoteca.

RECREACIÓN: ¿GUSTO O NECESIDAD?

El juego, la diversión y el entretenimiento son aspectos importantes en la vida del ser humano y más aún durante la niñez y la adolescencia.

«En estas etapas necesitan distraerse en un espacio donde puedan legitimarse como seres independientes, compartir con sus compañeros, asumir roles y demostrar que son responsables. Ello los hace sentir importantes», afirmó la psicóloga Ingrid Pedre Chávez.

Un pequeño instante de entretenimiento puede hacer olvidar un problema o aliviar un dolor; tiene, incluso, el poder de ayudarnos a enfrentar la vida con más optimismo. Tal es la cuestión que son muchos los médicos que recomiendan los paseos, las excursiones y las fiestas como única receta para pacientes con estrés o que han entrado en un estado depresivo.

La recreación sana alegra la vida, enriquece el espíritu y convierte al hombre en un ser cada vez más social al relacionarse con los que le rodean.

«Jugar y divertirse no son cuestiones de gusto, sino necesidades desde el punto de vista psicológico. Esta necesidad se hace más evidente en la niñez y la juventud, pues en estas etapas sienten que es imprescindible demostrar a los demás lo que son y ello le resulta más factible de realizar sin estar sometidos a la presión que ejercen mamá, papá o la maestra; es decir, necesitan un lugar donde puedan ser ellos mismos, un lugar, un espacio para compartir con personas de su edad o con gustos similares», aseveró la psicóloga.

MÁS ALLÁ DEL PROBLEMA

La situación de que niños y jóvenes no cuenten con una variedad de ofertas recreativas en el municipio trae como consecuencia que los fines de semana se produzca una aglomeración de muchachos y muchachas frente al Círculo Social; partidarios o no de la discoteca, quieren entrar al mismo tiempo y desde el comienzo empiezan los problemas. Una vez que están todos dentro, empieza la segunda parte de la película: la música a volúmenes elevadísimos y peor aún, el cigarro y la bebida que, a pesar de que están prohibidos, acompañan a no pocos de los asistentes.

Esta variante no satisface a una buena parte de los muchachos ya que la música que se pone siempre es la misma y quienes gustan del rock, la música clásica, la trova, el jazz, entre otros géneros, casi nunca son complacidos, comenta Víctor, estudiante de preuniversitario.

A ello se suma que cuando termina la discoteca no hay otra oferta y los jóvenes no ven otro medio para descargar su energía que sentarse en el parque, cuestión esta que molesta a los vecinos.

Con los niños el asunto es distinto. Al no contar con sitios para divertirse, escogen la opción más rápida y corren a la calle a jugar, a riesgo de sufrir un accidente. Constantemente se ven pequeños jugando bolas, pelota o fútbol en lugares de mucho tráfico. Y a veces por la atención que requiere el juego ni siquiera se dan cuenta de los carros que vienen.

OPCIONES VEDADAS

En medio de las dificultades, según reza el refrán, nacen las oportunidades, y también los oportunistas. Como no existen opciones recreativas para la población vienen a representar su papel las personas que preparan excursiones y quienes alquilan de manera ilegal películas y videojuegos.

Pero estas alternativas no satisfacen a buena parte de la población ya que dichos viajes resultan, la mayoría de las veces, imposibles de pagar para niños y jóvenes cuyos padres no tienen la posibilidad de costearlos.

De igual manera ocurre con las películas y videojuegos que constituyen una renta para la familia.

Otra variante que siguen algunos jóvenes es la de moverse hacia los municipios vecinos para participar en conciertos y disfrutar de la actuación de agrupaciones y artistas que van, con mucha más frecuencia, a otras localidades donde cuentan con espacios más amplios y mejores condiciones. Pero surge el inconveniente de que quienes van se ven obligados a dormir en parques o a no dormir, ya que no tienen transporte para el regreso.

ESCASEZ DE ACTIVIDADES + POCA DIFUSIÓN

«No se puede decir que no hay actividades porque, aunque pocas, algunas se realizan y pesar de que a veces no tienen la calidad requerida cuentan con algo de público, pero lo cierto es que no se difunden», expresó Reiniel, estudiante de secundaria básica.

El problema está dado en que la difusión que se la da  a  las actividades es casi nula. «Solo en algunas ocasiones va un funcionario de Cultura a la escuela a informar cuándo y a qué hora será la Discofiñe, pero no se da promoción a ninguna otra actividad. En las que mayormente participan los alumnos son en las que se ofrecen en la escuela», dijo la maestra de primaria y promotora cultural de  su centro de trabajo, Idalmis Pentón.

La emisora Radio Ariguanabo también difunde algunas de las propuestas culturales que se realizan en el municipio, aún así esto resulta casi inútil puesto que lo hace en horarios en que los alumnos están en clases y casi nunca se enteran.

En los dos museos se ofrecen varias exposiciones de artistas locales y se realizan peñas de música y tertulias, pero raras veces hay coordinación con las escuelas para que niños y jóvenes participen.

El empaste entre la escuela y las instituciones que ofrecen actividades es necesario ya que muchas son en horarios de clases y solo coordinando con la escuela puede lograrse que los alumnos participen.

PERSPECTIVAS ACTUALES

Por suerte, esta situación, aunque a largo plazo dada la escasez de recursos, tiene solución.

Hoy por hoy ya está casi lista la brigada que iniciará la reconstrucción del cine del municipio. El estadio de pelota recibió varios arreglos y la Plaza ha vuelto a ser escenario de algunas actividades para niños y jóvenes.

Sin embargo, no es suficiente, falta muchísimo por realizar para que Alquízar pueda regalar a sus hijos, en sus días y  noches, la alegría de poder disfrutar cada quien de parte de lo que más le gusta hacer.

FICHA TÉCNICA:

Tipo de reportaje: Estándar

Tesis: Actualmente en Alquízar son cada vez menos las opciones recreativas y de esparcimiento para niños y jóvenes.

Tipo de Título: Genérico

Tipo de Entrada: Anecdótica.

Tipo de Cuerpo: Por bloques temáticos.

Tipo de Cierre: De incógnita.

Estrategia de fuentes:

- Entrevista a profesores  de escuelas Primaria y Secundaria.

- Encuesta a niños y jóvenes.

- Entrevista a la psicóloga Ingrid Pedre.

- Encuesta a padres.

- Entrevista a funcionarios de Cultura del municipio.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris