Facebook Twitter Google +1     Admin

«CUBA ES EJEMPLO DE UN MUNDO MEJOR»

20070719145816-nordw.jpg

Europeos de dos generaciones, tras un encuentro directo con nuestra Isla, comparten sus experiencias y opiniones.

LISSET ARGÜELLES MONTESINOS,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación de la

Universidad de La Habana.

Foto: CALIXTO N. LLANES

Establecer vínculos con la Revolución Cubana y su pueblo es un anhelo de los europeos que visitan la Isla como parte de la Brigada Nórdica. Contribuir a la producción agropecuaria y entrevistarse con gente de pueblo, les permite acercarse a esa realidad que los medios de difusión masiva en sus países no divulgan o tergiversan.

Marie Herget es una de los brigadistas de la delegación danesa que visitó recientemente el Campamento Internacional Julio Antonio Mella, de Caimito. Ella tiene 21 años, estudia lenguas, y esta fue su quinta estancia de trabajo voluntario en la Isla.

¿Por qué te interesa visitar a tanto Cuba?

Soy comunista y es muy importante para mí ver el socialismo. Antes de llegar sabía algunas cosas, pero en cada visita aprendo algo nuevo. Para la prensa danesa, Cuba es un país muy malo, dicen que hay una dictadura y que no existen los derechos humanos y bla, bla, bla. Al estar aquí supe que no era cierto. No es fácil que los medios digan la verdad sobre Cuba.

¿Cómo llevas entonces estas experiencias al pueblo danés?

Desde el principio consideré la importancia de hablar con la gente en Dinamarca sobre Cuba. En la Universidad, Cuba no es un asunto que se discuta y organizo conferencias para informar sobre el tema.

¿Qué impresión tienes de nuestro país y de su Revolución?

Cuba presenta problemas económicos, pero es un ejemplo de que un mundo mejor es posible. Hay buena educación, salud y poder para todos. El poder es popular, no es un hombre, no es Fidel, son todos.

Otro que deseó opinar fue el joven sueco, Antón Houden, de 24 años, quien vino a Cuba en compañía de sus padres por primera vez.

¿Qué información tenías sobre Cuba antes de la visita?

No sabemos casi nada de la realidad de la Isla. Lo que hemos aprendido en la escuela no es mucho. En Suecia sabemos que Cuba es un país socialista, pero es todo. Los medios no reflejan casi ninguna información sobre ella, en comparación con otros países.

¿Qué actividad de la brigada te permitió acercarte a esa realidad que antes desconocías?

El encuentro con personas de un Comité de Defensa de la Revolución de Pinar del Río fue una experiencia muy buena para mí. Pude tener una gran noción de cómo viven las personas aquí, y su opinión sobre el sistema. El CDR me pareció una organización muy democrática, esto me dio una esperanza.

Es difícil entender todo el proceso de la Revolución en tan poco tiempo, pero por lo que has podido apreciar, ¿ya te has forjado tu opinión?

No es necesario para Cuba que yo tenga una opinión sobre la Revolución, porque solo llevo tres semanas aquí, y esta fue una elección del pueblo de Cuba. Creo que sería muy presuntuoso de mi parte. Para ser un país con tan pocos recursos, a mí me parece increíble, y a la vez, un proceso muy justo y necesario. Venir a Cuba, al campamento, me ha hecho creer que el socialismo es una posibilidad y una realidad.

Orgullo de la amistad con Cuba

El noruego Ostien Olsen es miembro de la Asociación de Amistad Noruega-Cuba desde la década del 60, además de ser un político activista de izquierda en su país. Su primer viaje a la Isla lo realizó en 1958 como marinero, y ahora, después de visitarla en varias ocasiones, afirma sentirse orgulloso de ser un buen amigo del pueblo cubano.

Es un momento oportuno para manifestar mi opinión, afirma. El año pasado estuve aquí y he podido ver los progresos económicos que ha realizado Cuba de un año a otro. Cuando a finales de los 80 el campo socialista colapsó, el pueblo de Cuba resistió y continuó con su sistema político y económico, no hubo ningún tipo de cambios en el sistema socialista. Eso me hace estar muy orgulloso de ser amigo de Cuba.

A propósito del impedimento a representantes cubanos del Turismo, de hospedarse en un hotel noruego propiedad de la compañía norteamericana Hilton, ¿qué criterio le merece?

Es como si la cadena del hotel fuera un tipo de protectorado de la CIA en Noruega, es una pena, una lástima que se haya dado esta situación.

También de Suecia es Betty Moller, quien sorprende por su gran interés por Cuba y las acciones que toma en solidaridad con nuestro país.

¿Cuáles son las razones de tan marcado acercamiento y respaldo?

Las razones son todas meramente políticas. He estado al tanto de toda la política y desarrollo de Cuba desde los años 60, y soy miembro de la Asociación de Amistad Suecia-Cuba desde 1966. Este es mi cuarto viaje a la Isla. La primera vez fue en 1998. Comencé a participar en la brigada en 2003 en este mismo campamento, y también vine en 2006 para estudiar el sistema de salud cubano. Esta es mi segunda ocasión con la brigada.

¿Cuáles son las actividades que desarrollas en Suecia sobre el tema de Cuba?

Ayudo a impartir conferencias cuatro o cinco noches semanalmente, especialmente para llevarle la realidad cubana al pueblo sueco. También estamos luchando en mi país  por la liberación de los Cinco Héroes presos en las cárceles estadounidenses. Hemos efectuado varias manifestaciones y brindado información sobre el caso.

¿Algo más que desees expresar a nuestro pueblo?

La Revolución Cubana continuará y le dará esperanzas al resto de la humanidad. Cada país seguirá su ejemplo. Ojalá pudiéramos tener el mismo sistema político en Suecia y en todo el mundo. Estoy orgullosa de ser bienvenida en este país y nunca me voy a rendir. Si pudiera dar mi vida por Cuba, lo haría.

Ficha técnica:

Tipo de Entrevista: De opinión

Objetivo Central: Reflejar las opiniones de integrantes de dos generaciones de la  Brigada Nórdica sobre Cuba y la Revolución.

Objetivos colaterales:

Motivos por los que visitan Cuba.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris