Facebook Twitter Google +1     Admin

“MIS LIBROS CAMINAN POR LAS CALLES”

20081124030043-co.jpg

Homenaje a Nuria Nuiry, maestra de y para todos los tiempos.

RANDY SABORIT,
Periodista de Prensa Latina,
Cortesía para Isla al Sur.

La Habana, 18 noviembre 2008- Cuando Nuria Nuiry cumplió 75 años se regaló una clase con sus más jóvenes estudiantes en la sede universitaria de Playa. Singular forma de celebración en una de las profesiones del sin fin. 

Después de tanto oficio y tanta tempestad, cualquiera pudiera pensar que ya convalidó la preparación de sus conferencias. Sin embargo, las hilvana hasta el límite del delirio.

Vuelve a desapolillar sus archivos. En los manoseados textos descubre cosas nuevas. Se sorprende. Continúa. Se emociona. Mientras busca una cita por aquí, encuentra otra por allá. Es como si cocinara por primera vez una conversación para alumnos.

Aunque le sobra experiencia, la clase por nacer siempre atraviesa el mismo proceso de arrebato. El qué decir y cómo expresarlo le lleva horas de gimnasia mental.

Según Nuria, pararse frente a un aula es un acto de sumo respeto hacia el exigente público estudiantil. Tal vez por esta razón va bien armada para responder a la ráfaga de preguntas.  

Hay mucho de dramaturgia, reconoce, en conversar con un grupo. Ninguno puede subestimarse. Quizás por este motivo tenga el sano hábito de estudiarlos muy bien antes de emprender el viaje. “De ese diálogo preliminar surge por dónde romper el hielo”, confiesa. 

Como maestra de buena letra goza de la capacidad para cambiar el guión de las tantas horas de insomnio por el más ajustado a  las expectativas de sus interlocutores. Por eso lleva un puñado de alternativas, esas que le garantizan sobrevivir en cada intento.

También sabemos que Martí es uno de los grandes que la  acompañan. Cuando lo conversa le sale de carne y hueso. No de piedra como las  estatuas. Ni frío como el mármol. Te le descubre en sus luces y manchas. Como él mismo acostumbraba a hacer. 

Del Apóstol, precisamente, hablaba en una ocasión en el Instituto  Internacional de Periodismo José Martí. Después del instante del aplauso, un estudiante le preguntó cómo podía conseguir sus libros. 

“¿Mis libros? Mis libros caminan por las calles”, dijo.  

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris