Facebook Twitter Google +1     Admin

VEINTE MIL LEGUAS DE TEJIDO ADIPOSO

20090425140414-gordas.jpg

Detonante entre otras causas de la aterosclerosis, la obesidad comparte con las principales enfermedades crónicas no trasmisibles de alta morbilidad y mortalidad.

LISANDRA CHAVECO VALDÉS,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

foto: MAYCOL ESCORCIA VENEGAS

Más del 40 por ciento de la población cubana actual es obesa, cifra que en el 2001 ascendía solo al 11,2 por ciento, según la Master en Ciencias y Especialista en Nutrición del Hospital General Calixto García, Carmen Sara Gómez Hernández.

A pesar de los esfuerzos realizados desde distintos medios sanitarios y sociales, el sobrepeso y la  obesidad aumentan hasta  convertirse  en un serio problema  de salud pública, asevera  la  doctora Gómez.

En el caso individual de Cuba, estudios recientes indican que la prevalencia de sobrepeso y obesidad es similar a la mayoría de los países desarrollados. Sin embargo, los índices no son homogéneos en todo el país. La tasa de obesidad es más frecuente en las provincias occidentales y específicamente en el sexo femenino.

La alimentación y el estilo de vida constituyen factores determinantes en esos resultados. Las tradiciones culinarias cubanas permanecen arraigadas en la sociedad, a pesar de la divulgación que se da al consumo de vegetales y frutas. Un plato repleto de alimentos fritos y un buen dulce para el postre resulta un verdadero manjar para la familia  cubana, comenta la doctora Carmen Sara.

A su vez, ciertas enfermedades físicas y mentales, en particular algunas sustancias farmacéuticas, pueden inducir a la obesidad. El hipotiroidismo, el Síndrome de Cushing, la deficiencia de la hormona del crecimiento, unido al consumo de medicamentos,  como es el caso de los esteroides, favorecen la ganancia de peso. Determinados padecimientos psicológicos (la bulimia nerviosa y el consumo compulsivo (adicción a los alimentos) benefician de igual forma  la gordura.

“Esta patología no constituye solamente un problema de estética, pues un número considerable de enfermedades se encuentran asociadas de forma directa con ‘las libritas de más’. Trastornos renales, cardiovasculares, cerebrovasculares, la aterosclerosis y la Diabetes Mellitus tipo 2, son  frecuentes en personas obesas”, explica el doctor Jorge Pablo Alfonso Guerra, Profesor Titular y Consultante de la Facultad de Ciencias Médicas Finlay-Albarrán.

Aún así, la estética es la razón principal por la cual “gorditos” y “gorditas” acuden a las consultas de Nutrición y Endocrinología, afirma la también Especialista en Medicina Interna Gómez Hernández. La crítica social media en su autoestima y los conduce a luchar incansablemente por perder peso corporal, en muchos casos, llegando a la depresión.

“Los gordos son un estorbo. No te dejan caminar por el pasillo del ómnibus, pues cubren todo el espacio. No tienen estética, toda la ropa les queda mal”, comenta el alumno de Ingeniería Eléctrica, Carlos Ledesma Echevarría. Sin embargo, Félix Salgado López, estudiante de Periodismo, no comparte este criterio: “¿Por qué burlarse? Son seres humanos iguales a mí. Sienten y padecen. Las personas no deben  valorarse  por su aspecto físico. Solo porque la moda y los cánones de belleza actuales sean los cuerpos estilizados, prácticamente dibujados, no tenemos  derecho a discriminarlos.”

Karla M.*, víctima de estos detractores sociales, refiere experiencias: “En ocasiones he hecho dietas para disminuir el peso por recomendaciones del médico de  la familia. Como siempre alcanzo mis metas, he bajado algunas libritas, solo con el propósito de beneficiar la salud (y para poder vestirme con mayor facilidad). Pero nunca bajaría de peso hasta ser «flaquita» por cumplir con determinados modelos de belleza.

“Las personas que nos censuran, primero deberían mirarse ellos, tanto por dentro como por fuera, y buscar en los seres humanos, los sentimientos, que es, al final del camino, lo que quedará realmente.”

Jorge Pablo Alfonso, presidente de la Sociedad Cubana de Nefrología, asevera que la vida puede ser más sana y larga si evitamos y combatimos la obesidad. La reducción moderada de la ingesta de calorías  y las caminatas después de comida son muy beneficiosas y efectivas para perder peso. Las dietas populares  logran éxitos a corto plazo, pero en su  mayoría no son nutricionalmente equilibradas, atentan contra la salud y no mantienen el peso deseado de manera permanente.

Según la Organización Mundial para la Salud (OMS), la obesidad constituye uno de los principales problemas de salud del planeta y a pesar de esa realidad, quienes menos conocen de sus adversas consecuencias  son los propios seres humanos. Perjudica a todas las etnias, razas, sexos y edades, por lo que se le considera una pandemia.

“No hay otra salida, debemos arriesgarnos a ganar o perder en la batalla contra la obesidad”, declara José Emilio Fernández-Britto, director del Centro de Investigaciones y Referencias sobre Aterosclerosis  de  La Habana (CIRAH).

*El nombre ha sido cambiado a petición de la fuente

RECUADROS:

EVOLUCIÓN DEL SOBREPESO Y LA OBESIDAD EN ADULTOS CUBANOS

Ocurrencia de obesidad en Cuba:

        Años    % S. Femenino   % S. Masculino
        1982             12                     5
        1995             11                     6
        2001             15                     8

Ocurrencia de sobrepeso en Cuba:

       Años    % S. Femenino   % S. Masculino
       1982           25,5                             26
       1995           20                                24
       2001           30                                31


Ficha Técnica:

Tema: La obesidad en Cuba.
 
Propósito: Crear conciencia en la población acerca de la necesidad de respetar y valora a las personas por sus cualidades morales y no por su apariencia física.

Objetivos colaterales: Informar al público acerca de las principales causas y consecuencias  de este padecimiento. Orientar a la población para la prevención de la enfermedad.

Fuentes:

Documentales:

Alfonso Guerra, Jorge Pablo. Obesidad: Epidemia del siglo XXI. Editorial Científico-Técnica. La Habana. 2008. pág. 308.

Estadísticas de la Organización Mundial de la Salud.

Directas:

Doctora y Master en Ciencias Carmen Sara Gómez Hernández.

José Emilio Fernández-Britto, director del Centro de Investigaciones y Referencias sobre Aterosclerosis  de  La Habana.

Opiniones de jóvenes obesos y no obesos.

Tipos de juicios:

Se emplearon los juicios analíticos para comprender la gravedad del problema y demostrar que constituye una necesidad urgente prevenir y combatirlo. Los juicios disyuntivos sirvieron para relacionar criterios opuestos con respecto a la obesidad y lograr así una mejor interpretación de  sus dimensiones; además se utilizaron juicios de valor en la voz de diferentes especialistas, con el propósito de brindar una imagen lo más acertada posible del padecimiento, sus causas y consecuencias.

Tipo de título: De alusión literaria.

Tipo de lead: De contraste.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris