Facebook Twitter Google +1     Admin

INYECCIÓN CONTRA EL SUDOR

20130221181537-anamarys.jpg

Nuevo medicamento para el tratamiento de personas que padecen de hiperhidrosis palmar y axilar.

ANAMARYS CARBALLEA CIGALES,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La inyección local de toxina botulínica es una nueva modalidad puesta en práctica en el país para el tratamiento a personas que padecen de hiperhidrosis (excesiva sudoración) palmar y axilar.

En una entrevista que realizó el diario Granma a la doctora Olenia Pesant Hernández, especialista de segundo grado en Dermatología, del Hospital Clínico-Quirúrgico Hermanos Ameijeiras, en La Habana, explicó que el medicamento constituye una opción para sustituir la intervención quirúrgica en los pacientes, aunque su efecto solo dura seis meses.

“Además de los tratamientos locales puede realizarse un proceder quirúrgico denominado en lenguaje médico simpatectomía torácica endoscópica, cuando se trata de hiperhidrosis palmar, axilar o facial. No obstante, se corre el riesgo de que ocurra desde una hiperhidrosis compensatoria en otro lugar del cuerpo, hasta el fracaso terapéutico”, explicó Pesant Hernández.

El uso de antitranspirantes como talcos, desodorantes, cremas, es otra de las vías para controlar este mal que afecta la vida social y laboral de muchas personas.

Esa enfermedad se produce cuando el organismo no responde adecuadamente al estímulo ambiental, el cual controla la temperatura corporal y afecta a las glándulas sudoríparas, encargadas de eliminar el sudor.

Según la especialista, “la excesiva sudoración también puede manifestarse como consecuencia de neoplasias, diabetes mellitus, hipoglicemia, insuficiencia cardiaca congestiva, Parkinson, neuropatías y lesiones de la médula espinal”.

La también Profesora Auxiliar y Máster en Enfermedades Infecciosas, manifestó al diario que este padecimiento se presenta mayormente en la pubertad, con tendencia a desaparecer cerca de los 25 años, y afecta a hombres y mujeres.

En la cita, la doctora comentó que el sudor contiene sales y otros productos residuales y tiene como principal función la regulación de la temperatura corporal y la eliminación de desechos.

La condimentación desproporcionada de los alimentos puede provocar hiperhidrosis de la frente y la nariz, pero no existe relación entre el sudar y la cantidad de agua ya que “los mecanismos que desencadenan la transpiración son a nivel de sistema nervioso central”, explicó Pesant Hernández.

De igual modo, enfatizó en la necesidad de extremar las medidas de higiene, tanto personal como de la ropa que vestimos, principalmente en los meses de intenso calor.

Según datos tomados de Internet, la hiperhidrosis, en sus formas más severas puede provocar hongos, descamación, mal olor, irritación y pigmentación de la piel.

FICHA TÉCNICA:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Datos adicionales.
Primer valor noticia: Interés humano.
Otros valores noticia: Actualidad y Progreso.
Tipo de fuente: Documental.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris