Facebook Twitter Google +1     Admin

EL HERMANO MAYOR DE LOS GÉNEROS PERIODÍSTICOS

20140224142937-anh.jpg

Tema: Albert Chillón destaca: “La importancia que merece el reportaje es tal que debería ocupar un lugar dentro de la cultura periodística análogo al que tiene la novela en la cultura literaria”.

ANH NGUYEN HAI,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Martín Vivaldi dijo que el reportaje es tan antiguo como la Humanidad. En la historia del periodismo, el reportaje apareció a principios del siglo XX, específicamente en las décadas de 1900 y 1920. Y no solamente  de tipo periodístico, sino en una mezcla noticioso-literario con matices de tipo descriptivo y narrativo (2006:1). Éste es un fenómeno que siempre desempeña un papel muy importante en la profesión periodística. Especialmente, cada reportaje es una obra artística que marca una mirada general de los periodistas ante un tema de la vida y, sobre todo, la persona que lo realiza es como un artista real. 

El teórico Alberto Chillón expresa: “La importancia que merece el reportaje es tal que debería ocupar un lugar dentro de la periodística análogo al que tiene la novela en la cultura literaria”.

Todo el mundo asume que la relación entre la literatura y el periodismo es cercana y tiene también una historia larga. Dentro de la literatura, la novela es el género más vasto y no puede faltar en la cultura literaria mundial. Por sus características, sus contenidos y sus formas, se evalúa que el reportaje y la novela son los tipos más importantes de cada esfera.

Antes de señalar la importancia del reportaje, lo primero es entender ¿qué es el reportaje? “El reportaje es un género periodístico. Difícil para una definición corta por su complejidad de formas” (2001:1). Numerosos estudiosos han dado sus propias opiniones, por ejemplo: “Reportaje es un género periodístico que consiste en narrar la información sobre un hecho o una situación que han sido investigados objetivamente y que tiene el propósito de contribuir al mejoramiento social”, dice Julio del Río Reynaga (2006: 49). 

Según expresa Adonis Sánchez Cervera, reportero del semanario Tribuna de La Habana, reportaje es como una investigación policial porque es la consulta de varias fuentes.   

No obstante, el concepto del reportaje se puede resumir cortamente en la definición de Encarta: “Reportaje es un informe realizado tras una exhaustiva investigación y documentación, que presenta los acontecimientos, analizados bajo distintos puntos de vista, complementados con fotografías”.

En primer lugar, reportaje y novela tienen características comunes. Ellos no sólo reflejan los distintos aspectos de la vida, sino también los analiza profundamente de manera que los conocimientos del autor se basan en esos principios.

Sin embargo, si en la novela los escritores utilizan la ficción para escribir sus obras, en el reportaje con el fin de construir sus trabajos los periodistas siempre usan la verdad, lo real, no hay u ápice de ficción.       

La novela se compara con el reino de la libertad de contenido y de forma. El reportaje es el almacén de informaciones diversas, pero siempre bajo el presupuesto de la comprobabilidad. 

Además, el reportaje es el género periodístico más completo y más complejo, de acuerdo con el concepto del experto venezolano Eleazar Díaz Rangel, en el libro Géneros Periodísticos. Porque es la mixtura de otros géneros como nota informativa, crónica, entrevista, etcétera, lo que lo hace posible. En él no sólo se da a publicar la información nueva simplemente, sino también están las opiniones, el análisis del periodista alrededor de varios ángulos del tema seleccionado.   

Hacer un reportaje exige del reportero determinadas habilidades como un autor que escribe una novela; es decir, narración, descripción para que los lectores se aproximen al tema que el periodista quiere exponer, amplía el efecto del trabajo. 

El reportaje también posee diálogos e imágenes. Si en la novela el escritor usa las imágenes escritas, las descripciones, en el reportaje el redactor emplea, además de ese recurso, las imágenes directas a partir de fotos.

Para escribir un reportaje se exige que el periodista posea una gran cantidad de conocimientos sobre todos los campos de la vida. “Cuando realizas un reportaje que tiene que ver con la educación o con los jóvenes, tienes que investigar desde los conocimientos de política, economía, etc.”, compartió Margarita Barrios Sánchez, periodista del diario Juventud Rebelde.

Para realizar el reportaje, lo primero es seleccionar el tema. Depende de las necesidades de la publicación porque el éxito de un reportaje es que reciba la atención de los lectores. Después, hay que investigar profundamente las informaciones contextuales para que los lectores entiendan obviamente sobre lo que leen. “Si no tienes preparación y no conoces bien el tema escogido, no puedes llevar a cabo un reportaje de calidad”, dice Barrios.

Lo último a analizar en este trabajo es la forma. Ambos son obras largas, cada uno en su espacio, cada uno dentro de sus intencionalidades y soportes expresivos; mientras los cuentos o los ensayos que traten similares temas sólo poseen una cuarta parte de su cantidad de líneas.

Para los comienzos, hay maneras diferentes, pero la entrada del reportaje es muy importante, como el lead en la nota informativa, como la manera de empezar una novela. En la novela, el escritor escribe del pasado al presente, y al revés. Mientras en el reportaje, el periodista debe narrar de manera de atrapar a los lectores desde la misma arrancada. Esto es lo interesante que hace al reportaje: ser distinto de otros géneros periodísticos. Puede decirse que esta es la llave del éxito de cada trabajo. Si no crea la impresión a los lectores, no se interesa éste por el tema.    

Todos podemos observar que el reportaje es el género periodístico más integral y completo dentro de nuestra profesión. Se considera y tal vez merece otorgarle ser el líder de la prensa escrita. Muchos suponen que el reportaje es un gran impulso del periodismo que marca un desarrollo y enorme diferencia con otros géneros clásicos como la nota informativa y la entrevista. En esta época, la radio y la televisión brindan noticias más rápidamente. Por tanto, las investigaciones profundas e interesantes del reportaje  salvan al periódico atrayendo lectores.   

Bibliografía:

Casals Carro, María Jesús: La narrativa periodística o la retórica de la realidad construida. 2001.

Fernández Parratt, Sonia: El reportaje en prensa: un género periodístico con futuro. 2006.

Gargurevich, Juan: Géneros periodísticos. Editorial Félix Varela. Ciudad de La Habana, 2006.

Partteson, Carlos Miguel: El buen reportaje, su estructura y características: 2006.

Periodistas consultados:

Margarita Barrios Sánchez, reportera del periódico Juventud Rebelde.

Adonis Sánchez Cervera, periodista del semanario Tribuna de La Habana.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris