Facebook Twitter Google +1     Admin

MEDIO AMBIENTE: UNA ESPECIALIDAD EN LA QUE EL PERIODISTA DEVIENE INVESTIGADOR

20140306140057-thu.jpg

 

Tema: En el Perfil del periodista ambiental se acota: “El periodista ambiental, para considerarse tal, debe ir más allá del hecho y la noticia del momento; debe buscar brindar al lector aquellos elementos que le permitan entender cuál es la historia, cuál es el origen y la evolución del fenómeno que está considerando. Para ello es necesario identificar a los diferentes factores y protagonistas que intervienen en el suceso, cuál ha sido y cuál es su influencia actual”.

THU TRAN LE ANH,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En el ámbito del periodismo existen varias vertientes para que los periodistas se especialicen y puedan tener más conocimientos sobre los temas. El periodismo ambiental se puede incluir dentro de estas áreas de especialización, pues es uno de los trabajos necesarios en momentos cuando los problemas del medio ambiente afectan directamente  a la sociedad.

Periodismo ambiental es una tarea profesional que coloca las informaciones relacionadas con el entorno, investiga los hechos, las causas, orígenes y las consecuencias; en ocasiones el profesional es capaz hasta de dar las soluciones posibles. También el periodismo ambiental se reconoce como una nueva área del periodismo científico.

Miguel Montaño, periodista español, considera que “se puede establecer como periodismo ambiental aquél que se ocupa de la información de actualidad que contextualice, analice los procesos y enumere los efectos de aquellas intervenciones relacionadas con la naturaleza y el medio ambiente y en especial de aquellos aspectos que tienen que ver con su degradación".

Hay que destacar que los movimientos de todo tipo, es decir sociales, políticos, etc., que luchan por las mejoras del medio ambiente son cada día muchos más, ya que los problemas asociados al entorno se hacen complicados y el planeta puede sufrir muchos daños.

El periodista es un profesional que está comprometido con su sociedad, tiene el deber de servir a ella y no a otros intereses, por ejemplo, económicos. Entonces, el periodista dedicado a temas medioambientales  tiene un extra en su trabajo porque se trata de la salud del mundo en que vivimos.

Así, el periodista ambiental debe ser una persona comprometida que quiera con su trabajo cambiar -si es posible- la forma como suceden las cosas. Por eso creo sobre el periodista ambiental existen dos tipos: aquellos que solo se dedican a dar información sobre los hechos y que no se preocupan por soluciones y los que además de periodistas, por su voluntad, casi son activistas que luchan por la salud del medio ambiente.

El doctor Arturo Larena Larena, periodista del diario español El Mundo y Premio Nacional Periodismo Ambiental en 2005, considera que el periodista ambiental tiene una función especial dentro de su campo, pues “los medios de comunicación son el único instrumento que puede educar a la escala necesaria y en el tiempo disponible, a gran parte de la sociedad, así que  estos profesionales ofertan algo que podría denominarse beneficio colateral”.

Las características de esta especialidad periodística son muchas y diversas, todavía todos los autores no se ponen de acuerdo sobre su definición exacta y tratamiento. Lo que sí queda claro es que debe ser un periodismo que busque cambios y por eso la preparación de los profesionales debe ser tan buena como si fueran especialistas en cultura, política o deporte, acotan los que estudian este campo. Hay que saber justificar todas las causas y convertirlas en algo imprescindible para la personas que leen, así se pueden interesar.

“Es preciso contextualizar el fenómeno que estamos tratando, es decir, darle al lector los antecedentes, la historia, las soluciones que se han buscado y quiénes lo han investigado. Solo así se puede entender mejor el hecho noticioso y sobre todo, sensibilizar al lector, que en mi opinión es el fin primero del periodismo que aborda la temática medioambiental”, expresó Aliuska Brizuela Vega, periodista cubana del Telecentro Telecubanacán.

La capacidad que pueda tener el periodista para redactar la información influye mucho para que el público sea consciente del tema medioambiental, por eso para trabajar en esta especialidad se necesitan más conocimientos especiales.

En el ensayo El periodismo ambiental, nuevamente Angulo Pratolongo  comenta que “los temas ambientales buscan impactar en el comportamiento humano, muchas veces sugiriendo cambios radicales en la forma de actuar de las personas. Pero la forma de entender un tema específico por el ciudadano común y corriente, es diferente a la manera como la entiende el experto. Esto origina que no baste la prueba científica proporcionada por el artículo periodístico para que las personas actúen de la forma como se les sugiere, sino que debe haber un convencimiento y una motivación”.

Su influencia actual existe en la forma que conoce como “cultura ambiental”, que tiene una influencia a los gobiernos para mejorar el sistema de ley ambiental.

Por esta causa se creó la Unión de Periodistas Ambientales de Latinoamérica (UPA-Latinoamérica) en Cartagena, Colombia en 2007 y que está bajo la ayuda de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

Hay que ver también que se puede ejercer esta labor sin tener que convertirse en un integrante de un grupo de ecologistas, pues el periodista medioambiental tiene la capacidad de investigar y entre sus misiones está educar sobre este problema.

“Es muy necesario dedicar un espacio a este tipo de noticias en los medios porque la realidad medioambiental es cada vez más preocupante. La contaminación, la elevación de la temperatura promedio, el efecto de invernadero y otros indicadores del cambio climático, por ejemplo, provocarían la elevación del nivel del mar, hecho que afectará a los estados insulares, como Cuba, y también a los peninsulares como  Viet Nam. Es importante que la población asuma un carácter más activo con respecto al medio ambiente”, comentó Yimel Díaz Malmierca, periodista del semanario Trabajadores.

En estos momentos hay que decir que la especialidad del periodismo se ha hecho más habitual porque por el aumento de la explotación de los recursos naturales y numeroso consumo, la contaminación ha crecido demasiado, es por eso que en los años 1970-1980 cuando empezó a tratarse el periodismo ambiental, los productos venían cargados de informaciones y datos.

En la actualidad se necesitan más soluciones, que las personas comprendan y por eso la influencia del periodista, por ser como un puente entre la información y el público, es más grande. Según la labor del comunicador, las personas podrán identificarse con esa causa y querer ayudar.

Marielys del Toro Padrón y Tamara Roselló Reina (2006) en el artículo ¿Se hace hoy periodismo ecológico?, ven que una de las críticas más comunes que recibe el periodismo ambiental está relacionada con “la tendencia a acusar, detectar el problema, pero no la propuesta de solución. Se considera que en ocasiones las noticias resultan muy abstractas y distantes de la gente que las recepciona. Los temas son complejos, y no siempre se contrastan suficientes fuentes o estas no son todo lo confiable que el público espera. El seguimiento noticioso no es muy amplio. Solo clasifican como titulares de las publicaciones cuando tienen la connotación de escándalo, emergencia, o accidente que implica consecuencias muy graves. Por ejemplo, un derrame de petróleo o de productos químicos tóxicos, pueden ser cubiertos por los medios con uno o dos reportajes de primera plana, sin brindar luego nuevas informaciones como parte del seguimiento noticioso”.

La influencia que puedan ejercer los periodistas medioambientales depende de varios factores como son el correcto nivel de especialización que puedan tener en el tema para hacer que el público entienda mejor la información, el tipo de fuentes que escogen, pues a veces se toman solo las fuentes oficiales, la colaboración del medio para el cual trabajan.

Los receptores que en ocasiones no están interesados en este tipo de temas, pero esto tiene que ver con “el carácter de información dura y negativa sobre contaminación, residuos, sequía, energía nuclear y el hecho de que este tipo de información juega problemáticas como son la disminución de la capa de ozono o del cambio climático, que en consecuencia no interesan demasiado porque no se conciben como algo próximo” (Fernández Parrat, 2006).

Es por eso es que a veces los periodistas medioambientales no tienen ninguna influencia sobre las personas, pues a estas no les interesa mucho el tema porque consideran que no les va a afectar de manera rápida, pero deben pensar que se trata de la vida del planeta y de sus futuras familias.
 

Bibliografía:

Del Toro Padrón, Marielys y Roselló Reina, Tamara. ¿Se hace hoy periodismo ecológico? Futuros: revista latinoamericana y caribeña de desarrollo sustentable. No 13. 2006.

Fernández  Parrat,  Sonia. La información ambiental en los medios de comunicación. Dificultades y retos. Revista Telos.  No 68. 2006.

Larena, Arturo. Diez años después de Río. Respuesta desde los medios de comunicación (ponencia presentada en el XVI Club de Debate de la Fundación Entorno XVI), Madrid, 5 de marzo de 2002.

Montaño, Miguel. Periodismo ambiental en Canal Sur Televisión. Revista Latina de Comunicación Social. España. 1999.

Montaño, Miguel. Medio ambiente, empresa y periodismo ambiental. El caso de Canal Natura y las noticias sobre medio ambiente en Andalucía. Revista Latina de Comunicación Social, No 32. 2000.

Peláez, Orfilio: Periodista cubano representante en Red de Comunicación Ambiental.En: http://old.cubahora.cu/

index.php?tpl=buscar/

ver-not_buscar.tpl.html&newsid_obj_id=1008048.

URL: http://old.cubahora.cu/. Consultado: 22-12-2011.

 

Periodistas cubanos consultados:

Yimel Díaz Malmierca, periodista del Semanario Trabajadores.

Aliuska Brizuela Vega, periodista del Telecentro Telecubanacán.


 

06/03/2014 07:00 islalsur #. Medio Ambiente


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris