Facebook Twitter Google +1     Admin

LA POLIVALENTE ENTRE GANAS DE RENACER Y PRESUPUESTOS REALES

20140429124827-alianet.jpg

La sala multipropósito del municipio mayabequense San José de las Lajas está totalmente destruida; las autoridades buscan vías para repararla mientras el pueblo demanda rapidez en la solución del problema.

Texto y fotos:
ALIANET BELTRÁN ÁLVAREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Al entrar en la Sala Polivalente de San José de las Lajas, primera creada en América Latina, se observan los restos de lo que alguna vez fue escenario para casi tres mil espectadores. Del tabloncillo donde tantos niños de primaria realizaban ejercicios aerobios o el equipo de baloncesto anotaba canastas, solo quedan los pilotes de cemento. Hoy, el 85 por ciento de la instalación está totalmente destruido.

La sala, con un costo de un millón 800 mil pesos, se inauguró el 28 de junio de 1981 para el XIV Torneo Internacional de boxeo “Giraldo Córdova Cardín”.  Fue sede, en marzo de 1982, de un evento nacional de Judo y, un año después, del XX Campeonato Nacional de Tenis de Mesa.

Según documentos de la Empresa Nacional de Investigaciones Aplicadas, Oficina de Consultoría y Diseño, en febrero de 2013 se hizo un diagnóstico del comportamiento estructural de la polivalente que dio como resultado que la composición metálica carece de protección superficial contra la corrosión y que en su estado actual no cumple los requisitos de seguridad que exigen las normativas.

En el informe de la empresa está determinado un plan constructivo para que la cubierta sea más resistente, se respeten las dimensiones originales de la estructura y eliminen los deterioros. Según la misma fuente, es necesario para cumplirlo más de 300 mil USD.

Hugo Aguilar, antiguo trabajador del Instituto Nacional de Deporte y Recreación (INDER), quien estuvo encargado de las obras de reparación, explicó que esta tiene un hundimiento de 50 centímetros en el medio y que alrededor de 105 tubos deben ser cambiados. Para quitarle el óxido a la estructura metálica encontraron un líquido anticorrosivo creado en Matanzas que favorece la sustitución de importaciones.

Varias de las personas que ejercitaban en la pista recuerdan bien lo que fue la sala, asistían a menudo y era una manera más de recrearse. Hoy preguntan si era necesario dejar que se destruyera, ¿o es que no hace falta esta instalación en el municipio? 

“Creo que la sala dejó de funcionar entre el 2007 y el 2008, porque la última vez que fui realizaron un acto en el que participó mi secundaria. Recuerdo que la primera parte del techo se la llevó el huracán Denis y lo demás, como tejas y planchas de zinc, lo sustrajeron las personas irresponsablemente”, rememoró Yasiel Pérez, estudiante de Psicología que realiza ejercicios cerca de ahí.

Por otra parte, José Luis Pérez, residente en la zona, comentó que tal vez el huracán provocara la rotura del techo, pero a la sala nunca se le dio mantenimiento, “tú entras y la única pintura que ves es la original, todo está como se construyó, por supuesto que así no va a durar”.

Orlando González, subdirector del INDER, declaró: “Exceptuando la pelota, la natación y el softball, la institución está habilitada para jugar casi todos los demás deportes. La gimnasia rítmica, por ejemplo, no se puede realizar porque las cintas se enredarían con el techo. Antes muchos niños asistían a la sala a entrenar karate, clases de gran importancia para el desarrollo de la cultura física”.

Según Omaida Aldama, subdirectora general del combinado Nelson Fernández, donde está ubicada la sala, es importante porque “para el baloncesto, en su serie nacional, todas las provincias cuentan con una sede, somos los únicos que nunca podemos ver a los atletas de Mayabeque dentro de nuestro territorio. Necesitamos su reparación, también para la recreación del pueblo”.

Como consta en el periódico Mayabeque del 28 de marzo de 2014, en la institución se realizaban conciertos de grandes artistas del país, en 1989 hicieron una obra de teatro, además presentaron espectáculos circenses y danzarios.

Adlayn Alfonso, de 14 años, disfruta montando patineta dentro de la instalación. Él y sus amigos consideran que es una forma de darle algún uso. Sobre esto, José Luis Pérez comentó que “en ese lugar hay muchachos y personas mayores siempre, si no la van a reparar, al menos deberían demolerla”.

Yaimelis Zaldívar, deportista paralímpica en atletismo, explicó que para ella sería muy bueno que funcionara. Existen aparatos que puede utilizar para sus entrenamientos, “no es lo mismo hacerlo en casa, que ejercitar con el equipo adecuado, así lograría un mejor rendimiento”.    

Dentro de la sala aún están, en cuartos cerrados con candados, los restos de lo que alguna vez fue, como indica el cartel oxidado, un gimnasio de cultura física. En un determinado momento el país invirtió dinero para comprar esos aparatos que por falta de cuidados ahora son inservibles.

Bertha Dávila, vecina de la localidad, comentó: “Sería muy bueno que lo reparan, antes yo iba y hacía ejercicios en lo que mi nieto jugaba pelota, me ponía en forma, recuerdo que hasta a la sauna entré un día y me sentí reconfortada al saber que teníamos tantas opciones en el centro”.

Para el 2014 tenemos ya asignado un presupuesto que también va a cubrir las reparaciones del estadio Nelson Fernández, queremos lograr que en el pueblo haya una mayor atención hacia el deporte, que las personas se interesen más y participen en disímiles actividades, afirmó Carlos Salazar, director del estadio.

Sin embargo, Hugo Aguilar, quien estuvo encargado de las obras de reparación de la sala, declaró que el presupuesto asignado solo alcanzará para demoler una parte de esta que ya no funciona.

Pie de foto: Estado actual de la sala polivalente.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Especial de Ambiente.
Tipo de nota: Proyectiva.

Hecho: El completo deterioro de la primera sala polivalente creada en Cuba.

Contexto y hechos colaterales: La importancia que tiene en primer lugar para los atletas que necesitan hacer determinados ejercicios en esa institución, y en segundo, que en algún momento representó otra vía para que el pueblo conociera el quehacer de los deportistas puesto que ahí se realizaban desde tablas rítmicas de los alumnos de primaria hasta encuentros de boxeo.

Antecedentes: Caída del techo debido al huracán Denis y la falta de mantenimiento a la sala, provocaron los mayores deterioros.

Causas: La composición metálica carece de protección superficial contra la corrosión y en su estado actual no cumple los requisitos de seguridad que exigen las normativas; Tiene un hundimiento de 50 centímetros en el medio y alrededor de 105 tubos deben ser cambiados.

Proyecciones: Para el 2014 hay asignado un presupuesto que también va a cubrir las reparaciones del estadio Nelson Fernández; Para quitarle el óxido a la estructura metálica encontraron un líquido anticorrosivo creado en Matanzas que favorece la sustitución de importaciones.

Repercusiones: Para el baloncesto, en su serie nacional, todas las provincias cuentan con una sede, Mayabeque es la única provincia que no la tiene; La gimnasia rítmica no se puede realizar porque las cintas se enredarían con el techo.

Fuentes:

Oficiales: Carlos Salazar, director del estadio Nelson Fernández (Pronóstico); Omaida Aldama, subdirectora del combinado Nelson Fernández (De valor); Orlando González, subdirector del INDER (Analítico).

Implicadas: Yaimelis Zaldívar, deportista paralímpica (De valor); Bertha Dávila, vecina de la zona (De valor).

Testigos: Yasiel Pérez, estudiante de Psicología que realiza ejercicios cerca (De valor); José Luis Pérez, vecino de la zona (Disyuntivo).

Especialistas: Hugo Aguilar, antiguo trabajador del INDER encargado de las obras de reparación (Hipotético).

Documentales: Documentos de la OCD-Invescons, periódico Mayabeque.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris