Facebook Twitter Google +1     Admin

MÁS ALLÁ DE UNA IMAGEN

20140503140206-oany.jpg

La cifra de personas obesas en Cuba aumenta a cuatro millones, según los indicadores de 2013.

OANH DINH VAN (Oany),
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En la actualidad más del 43 por ciento de la población cubana padece sobrepeso u obesidad, de los cuales el 17,5 por ciento destaca en niños y niñas menores de cinco años, aseveró el Doctor y Presidente de la Sociedad Cubana de Nefrología, Jorge Pablo Alfonso Guerra. 

Recientes investigaciones distinguen entre los factores de riesgo de dicho fenómeno enfermedades crónicas como las cardíacas, la diabetes mellitus tipo 2, los accidentes cerebrovasculares, trastornos renales y algunos tipos de cáncer, entre otras.

“La aparición de la diabetes y otras afecciones estrechamente relacionadas con la aterosclerosis, producto del aumento de la masa corporal, tiene mayor incidencia en personas cada vez más jóvenes de nuestra población”, comentó el  Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Salvador Allende en La Habana, Alberto Quirantes Hernández.

La alimentación inadecuada, una tendencia a realizar menos actividad física, y los falsos criterios de salud y belleza, son factores desencadenantes del alto riesgo de muerte por infarto cardíaco o enfermedades cerebrovasculares, afirmó el autor de Obesidad: epidemia del siglo XXI,  Jorge Pablo Alfonso Guerra. 

Para Rosa Maldonado Pena, chef de la empresa vietnamita Thai Binh, en Cuba, los platos populares destacan por un exceso de calorías y grasas: alimentos fritos y pocas verduras, una dieta poco saludable y equilibrada.

Además, entre los malos hábitos alimenticios de los cubanos inciden otros factores como “los años de escasez de vegetales, frutas y cereales, los que provocan que los más jóvenes no tengan hábitos de comer estos alimentos”, comentó Vivian Álvarez Millares, especialista en Medicina General Integral del Hospital Calixto García.

Aunque la mayoría de las personas desean una “buena figura”, la constitución física de algunas los hace víctima de trastornos psicológicos, y en muchos casos recurren a métodos inadecuados que alteran los parámetros nutricionales, explicó la doctora Ligia Marcos Plasencia, máster en Nutrición del Instituto de Neurología y Neurocirugía.

A propósito, Denisse Arabí, estudiante de Ciencias de la Información de la Universidad de La Habana, comentó que el problema con el sobrepeso radica en las afectaciones que este acarrea para la salud tanto física como mental de la persona, pues generalmente se deprime y se siente inconforme con su cuerpo. 

Por otro lado, Lisset*, quien sufre la enfermedad, afirmó nunca sentir complejo, pero le preocupa mucho estar a expensas de una diabetes u otra dolencia que atente contra la vida.

La disminución del consumo excesivo de calorías, las caminatas después de comida y las dietas que permitan una nutrición equilibrada contribuyen a la pérdida de peso corporal, con lo que las personas obesas evitan la aparición de nuevos padecimientos, resaltó el profesor Alberto Quirantes Hernández.    

Un cambio en los hábitos alimenticios y el aumento de la práctica de actividades físicas podrían constituir guías certeras en la prevención y el tratamiento de la obesidad, sentenció Julio César Hernández Perera, doctor en Ciencias Médicas y especialista de Segundo grado en Medicina Interna del Hospital Calixto García.

En la ciudad capitalina se estila mucho la práctica deportiva y el ejercicio físico, pero de forma general prevalecen serios problemas en todo el país respecto al desarrollo de estas actividades y que van desde la poca costumbre hasta la falta de cultura en el deporte, lo cual conduce a los individuos, ya no solo a padecer enfermedades por obesidad sino también de otras índoles, comentó al respecto Joel Blanco Pérez, máster en Ciencias Físicas del Instituto Nacional de Deporte y Recreación.

Llevar un ritmo de vida saludable, con la ingestión de variados alimentos ricos en proteínas y fibras dietéticas, la práctica frecuente de ejercicios físicos de todo tipo (siempre bajo la supervisión de especialistas) y, sobre todo, mantener el empeño y la voluntad, pueden ser la manera perfecta para prevenir la obesidad y el sobrepeso y, por consiguiente, de todos los trastornos que llevan, aseveró el doctor Julio César Hernández Perera. 

La Organización Mundial de la Salud declaró el problema como la pandemia del siglo XXI, pues muchas de sus investigaciones encontraron que el hombre, a pesar de conocer sobre el tema, no se cuida de sufrir las consecuencias.

El problema se registra en la historia asociado a los niveles superiores de desarrollo, y se extiende a grandes masas, independientemente de la raza, sexo, edad, status social, y otros factores. Por ello, el fenómeno constituye un importante tema de análisis y reflexión en la sociedad cubana, declaró la doctora Ligia Marcos Plasencia. 

* El nombre fue cambiado a pedido de la fuente.

Pie de foto: La obesidad es un problema que afecta actualmente a gran parte de la sociedad cubana. 

Ficha técnica:

Tipo de título: Genérico.
Tipo de lead: Sumario de Cuándo.
Tipo de nota interpretativa: Explicativa. 

Tema: Obesidad en Cuba.

Situación problémica: Demostrar cómo afecta la obesidad a la salud de población en Cuba.

Objetivos colaterales: Explicar las razones y soluciones del problema.

Estrategia de fuentes:

Documentales: 

Análisis del Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos.

Página web: http://salud.cibercuba.com/engorda_la_poblacion_cubana,  consultado el 31 de marzo de 2014.

Colectivo de autores. La obesidad: una epidemia mundial. Curso de Universidad para todos. Casa Editorial Abril.

Informaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Activas:

Jorge Pablo Alfonso Guerra, doctor y presidente de la Sociedad Cubana de Nefrología, el autor del libro “Obesidad: epidemia del siglo XXI.”  Tipo de juicios: De valor

Alberto Quirantes Hernández, Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Salvador Allende en La Habana. Tipo de juicios: Analíticos

Rosa Maldonado Pena, chef de la empresa vietnamita Thai Binh. Tipo de juicios: Analíticos.

Vivian Álvarez Millares, especialista en Medicina General Integral, Hospital Calixto García. Tipo de juicios: Analíticos.

Ligia Marcos Plasencia, Máster en Nutrición, especialista de II Grado en Nutrición y en Pediatría, investigadora auxiliar, Instituto de Neurología y Neurocirugía. Tipo de juicios: Sintéticos.

Joel Blanco Pérez, Máster en Ciencias Físicas del Instituto Nacional de Deporte y Recreación. Tipo de juicios: Analíticos.

Denisse Arabí, Facultad de Comunicación, Universidad de La Habana. Tipo de juicios: De valor.
Víctima de obesidad.  Tipo de juicios: Analíticos.

Soportes:

Hecho: La aumento de la obesidad en Cuba.

Antecedentes: Los inadecuados hábitos alimenticios que tienen los cubanos.

Contexto: En el 2014, cuando la OMS declaró la obesidad como la pandemia del siglo XXI, más del 43 por ciento de la población cubana padece sobrepeso.

Situaciones colaterales que también pudieran incidir: El alto costo de frutas, vegetales, cereales impide que sea una cultura de alimentos sanos.

Proyecciones: La situación mejorará solo si la población mejora sus hábitos de vida.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris