Facebook Twitter Google +1     Admin

BAJO LAS GARRAS DEL ASNO

20140716192538-claudia.jpg

Noske Yalob y Claudio Bouzón fueron los primeros obreros marxistas asesinados durante el gobierno de Gerardo Machado. Sus historias se encuentran invisibilizadas a pesar de los años.

Este trabajo obtuvo Premio Relevante en el Forum de Historia de la Universidad de La Habana, 2014.

CLAUDIA PÉREZ VILA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
Caricatura: HORSTMANN

La historia de Noske Yalob y Claudio Bouzón se detuvo hace 86 años.  A pesar de ser los primeros obreros marxistas asesinados durante la tiranía de Gerardo Machado, quedaron prácticamente invisibilizados para las generaciones actuales.

Bouzón, de origen español, y Yalob, hebreo polaco, llegaron a Cuba en busca de trabajo, y lo encontraron en la construcción. Influenciados por el auge revolucionario de la época, se vincularon a actividades contra el gobierno machadista. De su vida personal la documentación hasta ahora es inexistente.

“Ambos pertenecieron al Partido Comunista, pues esta organización les permitió militar en sus filas a pesar de sus lugares de nacimiento. No constan acciones específicas en las que se hayan destacado antes de  aquella que les condujo a la muerte”, comentó Pedro García, licenciado en Historia, periodista de la revista Bohemia y miembro de la Unión de Historiadores de Cuba.

El historiador cuenta que el 14 de enero de 1928 fueron detenidos mientras repartían un manifiesto escrito por Rubén Martínez Villena, en contra de la VI Conferencia Panamericana que se celebraría en La Habana  en ese mes. El escrito denunciaba a Machado como un agente de los monopolios norteamericanos.

La Conferencia, según el libro Historia del Movimiento Obrero Cubano (1865-1958), defendía el derecho de intervención de Estados Unidos en los países latinoamericanos, por lo que devino en una ola de protestas por parte de varios sectores de la población. En ella detuvieron a más de 200 trabajadores y estudiantes.

La Doctora Francisca López Civeira, Profesora Titular Consultante de la Facultad de Filosofía, Historia y Sociología de la Universidad de La Habana, recalcó que para el gobierno de Gerardo Machado resultaba indispensable presentar un clima de tranquilidad e impedir cualquier manifestación contraria. Por tal motivo, se desató la represión contra los opositores.

El texto El Rusito, del periodista Víctor Joaquín Ortega, relata cómo fueron  asesinados Yalob y Bouzón. De sus cadáveres, arrojados al mar, no se supo hasta que el brazo de Bouzón fue hallado por un pescador dentro de la barriga de un tiburón e identificado por la viuda del español.

El cuerpo de Noske apareció en estado de putrefacción en la bahía capitalina, atado a una cadena y fue reconocido por integrantes del Partido Comunista.

Jorge Ibarra, Doctor en Ciencias Históricas del Instituto de Historia de Cuba, recurre al texto La Revolución del 33, de Lionel Soto, para ahondar   en la repercusión de los medios de comunicación en denuncia del suceso. La prensa de la época acusó con tal fuerza el hecho que intensificó el repudio y la condena de los cubanos al gobierno machadista.

Solo algunos libros aseguran que resultaron los primeros mártires comunistas en el país. Entre ellos destaca El fuego de la semilla en el surco, en el cual Raúl Roa dedica un pequeño espacio a describir estos sucesos, y otros como ¡Arriba Muchachos!, de Pablo de la Torriente Brau, con una nota al pie de página.

Silvio Jova, historiador de la Central de Trabajadores de Cuba, declara que ha leído acerca de ellos, pero en pocas ocasiones porque no existen muchos escritos. Además, en la CTC no han tenido una atención diferenciada como sucede con otros mártires procedentes de  la clase obrera.

“Nos hemos enfocado en las etapas más próximas al triunfo revolucionario, y hemos olvidado épocas tan importantes como esa. Creo que rescatar la historia perdida es tarea de todos y más si de obreros se trata”, reconoce Jova.

Una aproximación a estudiantes de la Facultad de Filosofía e Historia de La Universidad de la Habana derivó el desconocimiento de estos con respecto a  los obreros asesinados.

Algunos comentarios emitidos se referían al hecho de que si los estudiantes, aparentemente más interesados en la investigación de las tradiciones cubanas, no los conocen, qué pasaría con educandos de otras facultades que ni siquiera muestran interés por aproximarse a temas como este.

Los jóvenes aseguran, además, que al recibir el contenido de la etapa en cuestión no se mencionaron esos nombres y si lo hicieron fue “muy por arriba”, sin llegar a profundizar en su desempeño como símbolos del proletariado internacionalista en Cuba.

“La historia de Cuba es muy larga, muchos de los que lucharon por la independencia de la Patria ajena todavía no son conocidos, ni siquiera mencionados. Una posible solución para disminuir el problema sería que la Unión Nacional de Historiadores de Cuba y los estudiosos del tema replanteáramos nuestras estrategias de investigación con el objetivo de visualizar más a figura como Yalob y Bouzón”, declaró Jorge Ibarra

Pie de foto: Gerardo Machado, el asno con garras, desató una política de represión contra todo el que se opusiera a su mandato.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Especial de Contraste.
Tipo de nota interpretativa: Explicativa.

Tema: El desconocimiento de los primeros obreros marxistas asesinados Noske Yalob y Claudio Bouzón durante la tiranía de Machado.

Objetivos colaterales: Que los historiados, estudiantes y las personas interesadas se percaten de que hay formas de contar la historia que no son las convencionales. Existen muchos luchadores que se destacaron en el período que les tocó vivir y se encuentran invisibilizados para las generaciones actuales.

Estrategia de fuentes:

Documentales:

Brau, Pablo de la Torriente: ¡Arriba Muchachos!, Editorial Pablo de la Torriente, La Habana, (2001).

Joaquín Ortega, Víctor: El Rusito, Editorial Pablo de la Torriente, La Habana, (2003).

Soto, Lionel: La Revolución del 33, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, (1977).

Conjunto de Autores: Historia del Movimiento Obrero Cubano 1865-1958, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, (1975).

Activas:

Doctora Francisca López Civeira, Profesora Titular Consultante de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana. Fuente experta. Tipo de Juicio: Valorativo, pues está dando sus versión de los hechos a partir del conocimiento que tiene sobre los mismos.

Jorge Ibarra, Doctor en Ciencias Históricas del Instituto de Historia de Cuba. Fuente experta. Tipo de Juicio: Valorativo, pues se apoya en los libros como La Revolución del 33 ,de Lionel Soto, para ahondar en la repercusión de los medios de comunicación en denuncia del suceso. La prensa de la época acusó con tal fuerza el hecho que intensificó el repudio y la condena de los cubanos al gobierno machadista. Proyectivo y analítico: “La historia de Cuba es muy larga, muchos de los que lucharon por la independencia de la Patria ajena todavía no son conocidos, ni siquiera mencionados. Una posible solución para disminuir el problema sería que la Unión Nacional de Historiadores de Cuba y los estudiosos del tema replanteáramos nuestras estrategias de investigación con el objetivo de visibilizar más a figura como Yalob y Bouzón”, declaró Jorge Ibarra

Pedro García, licenciado en Historia de Cuba, periodista de Bohemia y miembro de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba. Fuente experta. Tipo de juicio: Sintético: El historiador cuenta que el 14 de enero de 1928 fueron detenidos mientras repartían un manifiesto escrito por Rubén Martínez Villena, en contra de la VI Conferencia Panamericana que se celebraría en La Habana  en ese mes. El escrito denunciaba a Machado como un agente de los monopolios norteamericanos.

Silvio Jova, Historiador de la Central de Trabajadores de Cuba. Fuente experta. Tipo de juicio: Proyectivo y analítico: “Nos hemos enfocado en las etapas más próximas al triunfo revolucionario, y hemos olvidado épocas tan importantes como esa. Creo que rescatar la historia perdida es tarea de todos y más si de obreros se trata”, reconoce Jova.

Estudiantes de Historia de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana. Fuentes implicadas. Tipo de Juicio: Analítico pues sacan conclusiones del por qué no conocen a esas figuras: Los jóvenes aseguran, además, que al recibir el contenido de la etapa en cuestión no se mencionaron esos nombres y si lo hicieron fue “muy por encima”, sin llegar a profundizar en su desempeño como símbolos del proletariado internacionalista en Cuba

Soporte:

Hecho: Desconocimiento de Noske Yalob y Claudio Bouzón por las generaciones actuales, amén de ser los primeros obreros marxistas asesinados durante la dictadura de Machado.

Antecedente: Noske Yalob y Claudio Bouzón eran obreros de la construcción pertenecientes al Partido Comunistas, asesinados mientras repartían un manifiesto en contra de la VI Conferencia Panamericana que tendría lugar en La Habana.

Contexto: A 86 años de su asesinato, los primeros obreros marxistas en Cuba asesinados durante la tiranía de Machado son invisibilizados en la historiografía cubana.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris