Facebook Twitter Google +1     Admin

VIVIR EN UNA OBRA DE ARTE

20150105133013-alejandro.jpg

Veinte años después de iniciado, el proyecto artístico de José Fuster regala al pueblo progreso y cultura.

Texto y foto:
ALEJANDRO BENÍTEZ GUERRA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Sin ir a una galería, los rodea una obra de arte. La parada del ómnibus, un parque, los muros, las fachadas de las casas, se adornan con mosaicos de cerámica en forma de peces, palmas, campesinos: se está en Jaimanitas.

Tras dos décadas de creado, el Proyecto Comunitario La Alegría de Vivir, iniciativa del artista de la plástica José Rodríguez Fuster, ha dado a las calles de esa localidad costera del oeste capitalino una tipología única en el mundo, expresó Carlos García Herrera, ingeniero Civil y arquitecto de la comunidad.

La idea surgió en febrero de 1994. Desde entonces trato de cubrir todos los espacios posibles con cerámicas que reflejan la cubanía y  rindan homenaje a personalidades y artistas cubanos y extranjeros, declaró Fuster, quien dice ver en las calles una prolongación de su propio arte.

Al cambiar la fisonomía de la comunidad y llevar la creación al ser social, la obra llama la atención de la población y del mundo, atrayendo al turismo. Así, Jaimanitas se va incorporando a una vida socialmente útil, explicó García Herrera.

Según el periodista José Rivas Rodríguez en el artículo La virgen morena en el imaginario de Fuster, aparecido en el periódico Trabajadores del 24 de septiembre del 2012: “Con cierta influencia de Antonio Gaudí y Pablo Picasso, (…) arquitectura y plástica se fusionan para establecer un diálogo abierto (…) a través de una técnica que tiene mucho que ver con la cultura popular y el arte naif”.

Más allá de lo artístico, la iniciativa contribuye a recuperar zonas abandonadas y reparar las casas de los pobladores que lo necesiten, sin pedir nada a cambio, empleando una brigada de constructores locales financiados por el artista, quien no recibe para ello ayuda alguna del Estado, aclaró Eduardo Montufa Martínez, presidente del CDR No. 2.

“El proyecto se basa en beneficiar a los vecinos, embellecer las cuadras y ayudar desinteresadamente a todo el que tenga problemas con su vivienda. Hay gente que teniendo para vivir y gozar su dinero, lo invierte en su pueblo”, dijo Jorge González Alonso, miembro de la brigada de constructores, y agregó, refiriéndose al artista: “Él es incansable”.

“Yo considero que estoy viviendo en una obra de arte”, apuntó Esther Camejo Fernández, vecina de la comunidad, quien compartió con Fuster en sus tiempos de estudiante, y lo califica de “una persona espectacular”.

José Antonio Rodríguez Fuster nació en Caibarién, Villa Clara, el 6 de agosto de 1946. Es pintor, dibujante, ceramista, escultor y grabador. Ha realizado numerosas exposiciones personales y colectivas dentro y fuera del país, y recibido gran cantidad de premios y menciones, destacándose la Distinción Por la Cultura Nacional en el año 2006.   

Pie de foto: El Proyecto Comunitario La alegría de vivir dio a las calles de Jaimanitas una tipología única.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Especial de Ambiente.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide Invertida + Dato Adicional.
Tipo de Información: Blanda, ligera, simple.
Tipo de Fuentes: Directas, documentales y no documentales.
Primer valor noticia: interés colectivo.
Otros dos valores noticia: Novedad. Proximidad o cercanía.

05/01/2015 06:30 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris