Facebook Twitter Google +1     Admin

EXPONEN ARTE FUNERARIO DEL SIGLO XIX EN CUBA

20150718153917-hang.jpg

La sala dedicada al Cementerio de Espada, ubicada  en el Palacio de los Capitanes Generales, exhibe objetos invaluables de la tradición nacional.

Texto y foto:
HANG DO THI THU,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

El arte funerario del siglo XIX, enlazado con la escultura y la fundición, puede apreciarse en la sala del  Palacio de los Capitanes Generales, que rememora la primera necrópolis de la ciudad: el Cementerio de Espada, uno de los más famosos e interesantes en Cuba.

“Esta sala tiene un gran valor histórico, exhibe objetos  invaluables como la tumba del pintor francés Jean B. Vermay, trono y retrato al óleo del obispo Juan José Díaz de Espada y Fernández de Landa, ataúdes de hierro y el paredón de nichos, que tantos turistas llegan para visitar”, afirmó la museóloga de Museo de la Ciudad de La Habana,  Aidenis Docal Díaz.

El Cementerio de Espada abrió sus puertas el 2 de febrero de 1806, tomando el nombre de su promotor y fundador, el obispo de La Habana, Juan José Díaz de Espada y Fernández de Landa. Flores de biscuit y cuentas de cristal, lápidas bellamente talladas, ataúdes férreos y hechos históricos de la vida política acontecidos en aquel recinto, se pudieron observar en el camposanto.

Según constatan documentos en el archivo del museo, el camposanto se erigió en la entonces periferia de la ciudad, cerca del litoral y ocupó una superficie de aproximadamente 14 000 metros cuadrados. En 1845 fue necesario levantar cinco muros, con 9 580 nichos funerarios y prohibir las inhumaciones en tierra debido a la saturación y saponificación del suelo, mejorando de esta manera la salud ciudadana.

El 31 de octubre de 1871 comenzaron las obras de la nueva necrópolis, nombrada Cristóbal Colón, y al concluir estas el 3 de noviembre de 1878, cerró sus puertas el antiguo cementerio, que acogía 314 244 defunciones. Pocos monumentos funerarios fueron trasladados a este lugar y en 1908, el gobierno interventor norteamericano demolió las ruinas del Cementerio de Espada.

Carlos Delgado Alonso, guía del museo, comentó que en la sala se exponen muestras del arte funerario y su uso durante el siglo XIX. Esta historia rinde homenaje a su fundador y es de gran importancia para las personas que visitan el lugar.

Además, recuerda y honra a los estudiantes de Medicina, que recibían sus clases de anatomía en aquel recinto  y que por el supuesto delito de rayar la tumba de un reaccionario periodista español, ocho de ellos fueron fusilados el 27 de noviembre de 1871, añadió Delgado.

Este edificio fue casa de gobierno y residencia de los capitanes generales, por lo que cada ejemplar en exposición se asocia con una persona o hecho del pasado, y la sala del Cementerio de Espada también refleja los rasgo del colonialismo como fueron el despotismo y la falta de humanidad.

Pie de foto: Vista general de la sala del Cementerio de Espada.

Ficha técnica:

Tipo de título: Noticioso.
Tipo de lead: Clásico de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida.
Tipo de noticia: Blanda, Simple.
Tipo de fuentes: Documentales, Directas.
Primer valor–noticia: Singularidad.
Otros dos valores–noticia: Prominencia de los protagonistas. Interés colectivo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris