Facebook Twitter Google +1     Admin

CUERNO DE CAZA DE LUIS XIII EN CUBA

20160805035109-dianelis.jpg

La pieza forma parte de la colección francesa que posee el Museo Nacional de Artes Decorativas, adquirida en los años 50 por la condesa María Luisa Gómez Mena.

Texto y foto:
DIANELIS REMEDIOS SEGUÍ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.
 

Un cuerno de caza de marfil, fabricado a mediados del siglo XVII y perteneciente al rey de Francia, Luis XIII, forma parte de la colección europea que posee el Salón Principal del Museo de Artes Decorativas, en la localidad capitalina del Vedado.

La pieza fue adquirida por la condesa María Luisa Gómez Mena durante la década de 1950. Ella  fue una de las damas criollas más conocidas por su ostentación y caprichos, una amante del arte francés y coleccionista de objetos de lujo, los cuales podía adquirir por su gran fortuna, asegura el especialista del museo, Yuslian Cruz Neyra.

Los cuernos de caza normalmente eran utilizados para convocar al acto de cacería a grandes grupos de personas, o dar la orden de ataque cuando querían sorprender a la presa. En el caso de este cuerno de marfil, por su tamaño y peso solo fue usado como objeto decorativo.

El archivo del museo lo describe con 10 centímetros de profundidad y 126 de largo, tallado completamente con elementos geométricos, flores y hojas. Tiene una escena de caballos, elefantes y dragones a relieve. En el centro, con trazos estilizados, muestra un retrato de Luis XIII de Francia; paralelo a esto, por el otro lado, el escudo del monarca europeo y las tres flores de lis, consideradas desde la Edad Media un símbolo de la monarquía francesa.

Solo existe otro cuerno de caza como este en el mundo, perteneciente a Jacobo I de Inglaterra y se encuentra actualmente en posesión de la familia Burnetts, en el salón principal del castillo de Crathes, de Gran Bretaña. La autoría de estas obras, por su gran parecido, se le atribuye a la misma persona, aunque se desconoce su nombre, afirma Roberto García Llorente, guía del museo.

Debido a su antigüedad, a quien perteneció, su tamaño, el material con que está hecho y la singularidad, tiene un valor estimado entre los  50 000 y  70 000 dólares.

La pieza se puede ver desde la entrada de la Institución y adorna la escalera principal de la mansión. Con aproximadamente 375 años desde su confección, nunca ha sido reparada. Es motivo de admiración por visitantes cubanos y extranjeros, quienes quedan asombrados de que un objeto histórico de tal relevancia esté en nuestro país.

El Museo posee otros objetos de gran significación: estatuas del coleccionista cubano Oscar Benjamín Cintas, y un secreter de la Reina María Antonieta, de Francia, así como dos cuadros monumentales bajo la firma de Hubert Robert, pintor y cronista francés del siglo XVIII.

Luis XIII de Francia, (1601–1643), fue rey de Francia y de Navarra y copríncipe de Andorra (1610–1643). Accede al trono con tan solo nueve años. Fue un soberano que se preocupó por el bienestar de su pueblo, un hombre muy piadoso, lo que le valió el apodo de “El Justo”. Murió con 42 años, y no se le hizo ninguna ceremonia, pues no quería agobiar a su pueblo con gastos innecesarios e inútiles.
 
Pie de foto: A simple vista se puede observar el elegante acabado del objeto.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Qué.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide invertida + Dato adicional.
Primer valor noticia: Rareza.
Otros dos valores noticia: Interés colectivo, Proximidad.
Tipo de fuentes: Documentales (1) y No documentales (2).

04/08/2016 20:51 islalsur #. Cuba Curiosa


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris