Facebook Twitter Google +1     Admin

LOS MUROS DEL ARTE

20161213131826-hue.jpg

El Taller José Martí no solo atiende las pinturas callejeras sino también transmite técnicas de la plástica a la comunidad.

Texto y fotos:

HUE TRAN THI,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

El Taller comunitario José Martí, ubicado en Prado, entre Virtudes y Neptuno, municipio Centro Habana, ofrece los fines de semana clases de arte a niños y jóvenes con el objetivo de vincularlos a la pintura, la fotografía y el teatro.

Al principio, el proyecto estuvo relacionado con el grupo internacionalista Patria, que desarrollaba planes artísticos en comunidades pobres de Sudamérica.  Luego, el joven artista de la plástica Yulier Rodríguez Pérez (Yulier P), uno de sus miembros, fundó su propio equipo en 2005, para promover el muralismo entre los cubanos.

“Algunas de las obras del taller están en numerosas paredes y puertas de la Habana Vieja. Se utilizan lugares abandonados para expresar el arte y pronunciarse a favor de la espiritualidad de las personas”, afirma Yulier P, director del proyecto.

El colectivo está integrado por alrededor de veinte artistas, entre ellos jóvenes pintores como Frida Granados Alonso, Omar González Ramos y el fotógrafo Yoani Aldaya, quienes están dedicando grandes esfuerzos a la plástica cubana.

“Esta ciudad está llena de grisuras, por eso apuesto por el arte callejero, cada vez más desarrollado en la actualidad. En los años recientes las pinturas figurativas pueden acercarse a la humanidad, ayudarla a transmitir mensajes significativos”, comenta Aldaya.

El grupo no solo participa en exposiciones fotográficas, sino también imparte clases, con el objetivo de vincular a la comunidad con la fotografía y la pintura. Los encuentros se realizan todos los fines de semana e  incorporan personas de los barrios cercanos del Paseo del Prado.

Frida Granados Alonso, miembro del grupo, comparte que hasta hoy tiene cuatro clases con cuatro niveles diferentes, enseñan a todos los interesados, incluso a los que no poseen un mínimo conocimiento de pintura.

“El arte callejero es como un hilo que une las culturas lejanas y distintas, pero lo más peculiar del taller es que muestra la cotidianidad y mezcla los sentimientos más íntimos, desde el dolor hasta la pérdida del ser humano”, manifiesta Sarima Proveyer, miembro de la Junta Directiva de la Unión Árabe de Cuba (UAC) y de su Comisión de Cultura.

Pie de fotos: 1-Yulier Rodríguez Pérez, el director, revisa las pinturas de sus alumnos después de la clase de arte; 2-Los pintores del grupo Taller comunitario José Martí.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo

Tipo de lead: Sumario de ´Quién.

Tipo de cuerpo: Lead + pirámide invertida

Tipo de fuentes: Directas, no documentales: Yulier Rodríguez Pérez (Yulier P), director; Sarima Proveyer, miembro de la Junta Directiva de la Unión Árabe de Cuba y de su Comisión de Cultura; Yoani Aldaya, fotógrafo del proyecto; Frida Granados Alonso, miembro del grupo.

Primer valor-noticia: Interés colectivo.

Otros dos valores-noticia: Cercanía y Actualidad.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris