Blogia
Isla al Sur
Chollo del día - Gorra Adidas 9,99 € 15 € -33%

EL MARTÍ DE TRES NACIONES

EL MARTÍ DE TRES NACIONES

Con el apellido del independentista cubano será nombrado un bebe aún en gestación, hijo de madre chilena y padre colombiano, quienes se conocieron mientras estudiaban en la Isla.

CAMILO VILLA JUICA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

Martí, en homenaje al Apóstol cubano, se llamará el hombrecito que vendrá al mundo presumiblemente en el mes de noviembre (2013) en la austral tierra chilena de Osorno, ubicada a 945,8 kilómetros de la capital, Santiago.

El futuro bebé, de cinco meses de gestación, coronará la relación que sus progenitores, la chilena Valentina Pooley Méndez y el colombiano Roberto Vásquez Hernández, formalizaran el 18 de enero pasado ante la ley y la Iglesia en el sagrado vínculo del matrimonio.

Sus padres decidieron llamarle con el apellido del independentista cubano por su admiración a este y porque su historia de amor está completamente ligada a la Isla: se conocieron aquí cuando ambos estudiaban en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM).

“Los chilenos, que pasábamos a tercer año de la carrera, fuimos enviados el 2009 a la ciudad de Manzanillo. Allí ya se encontraban algunos colombianos de años superiores, entre ellos, Roberto, con quien de inmediato entablé una relación de amistad”, relata Valentina.

Los amigos fueron estrechando lazos, historias y corazones a tal punto, que a los cuatro meses ya se paseaban de la mano por los pasillos de la Facultad de Ciencias Médicas Celia Sánchez Manduley.

La futura madre recuerda cómo comenzó todo: “Roberto me invitó a cenar al restaurante Costa Azul, cuando terminamos, se hizo el chileno y me pidió “pololeo”, como lo hacemos en mi país para entablar una relación de noviazgo. Eso fue un 14 de diciembre”.

Casi dos años estuvieron juntos en Manzanillo y Roberto se volvió a Colombia con su título bajo el brazo. Al año siguiente, en 2012, Valentina se fue a Chile después de graduarse. Pero la pareja seguiría unida, pues el novio se fue a vivir con ella a la fría ciudad de Osorno, de donde la novia es oriunda.

“Jamás perdimos el contacto y siempre estuvo en nuestros planes vivir juntos, la pelea era en qué país, yo siempre quise Colombia, pero bueno, las mujeres hoy por hoy tienen el carácter fuerte”, dice en tono de broma Roberto, quien a la vez, asegura no perder la esperanza de irse junto a su familia a la tierra cafetalera.

Lo cierto es que esa discusión, por ahora, está muy lejana en el tiempo. Martí Alejandro Vásquez Pooley viene en camino y es él quien se roba todas las miradas, esperanzas y proyectos de la pareja.
“Estamos muy felices, nos va bien en lo profesional, tenemos nuestra casita, y lo más importante de todo: nos amamos. Creo que Martí viene en buen momento, ahora todo lo que hagamos nosotros, sus padres, será en función de él. Es un regalo de Dios y de Cuba, porque sin la solidaridad de la Isla esta historia jamás hubiera sido posible. Mi hijo es tan chileno y colombiano, como cubano”, asegura la madre emocionada.

Pie de foto: De izquierda a derecha: Roberto, Valentina y dos amigos.

Ficha técnica:

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Sumario de Cómo.
Tipo de cuerpo: Lead + Pirámide normal.
Valor noticia: Singularidad.
Otros valores noticias: Actualidad, Interés humano.
Tipo de fuentes: Directas. Valentina Pooley y Roberto Vásquez, padres del bebé.

0 comentarios