Blogia
Isla al Sur
Chollo del día - Ventilador de techo 39,98 € 104,98 € -62%

ADRENALINA JUVENIL EN SANTO ÁNGEL

ADRENALINA JUVENIL EN SANTO ÁNGEL

Jóvenes y constructores de la Oficina del Historiador de la Ciudad reparan instalación para la práctica de fútbol-sala y gimnasia musical aerobia en el municipio capitalina de la Habana Vieja.

Texto y foto:
ROGMARY GARCÍA SÁNCHEZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En un espacio símbolo de la no violencia se convirtió, desde el 2011, la instalación Camilo Cienfuegos o 13 de Marzo, del municipio Habana Vieja, como expresó Pavel García Valdés, coordinador general del Proyecto Barrio Habana.

Desde ese momento, los jóvenes de Santo Ángel empezaron a arreglar el local, ubicado en la Avenida de las Misiones, entre Peña Pobre y Habana, para sus prácticas deportivas. Recibieron la ayuda del proyecto Arte corte, liderado por Gilberto Valladares, que fomenta el concepto de museo vivo en la Habana Vieja.

“¡Peña Pobre campeón!”, “¡Espada domina!”, “¡Cuba gool!”, y otras exclamaciones del público hacia los equipos futbolísticos, nombrados con las calles del barrio, alegraban cada tarde, y como representación sana del tiempo.

La visita a museos, premio a los ganadores del Campeonato de fútbol-sala, fomentaban, además, la cultura en los muchachos.

Las féminas, representando a sus respectivas secundarias básicas, también coloreaban el lugar, al practicar la gimnasia musical aerobia.

Futbolista y gimnastas realizaban juntos un maratón al que llamaron Marabarrio, alrededor de la comunidad Santo Ángel, donde se encuentra el complejo.

Pero, paredes sin pinturas, puerta en pésimas condiciones, carencia de iluminación, cercas inadecuadas y desgaste de porterías, fueron imposibilitando la práctica del deporte. “No nos sentíamos bien como estaba el área”, manifestó Lázaro Luis Peña Cañizares, jugador del recinto.

Desde abril de este año (2013) comenzó la reparación completa del sitio con la colaboración de la Unidad Inversionista de la Oficina del Historiador de la Ciudad. La rehabilitación, ésta ha constituido un impacto, expresó Glauber Raulen, director del combinado. El movimiento constructivo une a deportistas, familiares y vecinos del barrio.

Vinil en interiores, mayor número de entradas, lámparas, piso arreglado, mejores porterías y cercado conveniente, reanimaron las ansias deportivas de todos en la zona. “El área está quedando mucho más bonita que como estaba antes. Nos sentimos muy contentos y con ganas de jugar fútbol-sala”, subrayó el atleta Yosvani Sarrías López (Marucho).

Con los últimos detalles de la recuperación capital del complejo y su inauguración en este mes, la juventud de la localidad de Santo Ángel vio sus sueños hechos realidad gracias al Proyecto Barrio Habana, arista de Artecorte que busca opciones utilizando al deporte como móvil, para establecer un diálogo con la juventud.

0 comentarios