Facebook Twitter Google +1     Admin

¿TODO POR UN AZUL?

20071008222916-azules.jpg

“A pesar de los precios, que aún son prohibitivos para muchas personas, los souvenir de Industriales se venden como pan caliente”, asegura Julio Hernández Diez, director comercial de la Industria Deportiva Cubana.

DAYANA KINDELÁN,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación de la

Universidad de La Habana.

Su visita a la tienda del Estadio Latinoamericano no había sido lo que él esperaba, a pesar de haber concluido la XLVI Serie Nacional de Béisbol, un pulóver de su equipo costaba .50 CUC.

“Industriales es para todo el año”, pensaba Lázaro, mientras caminaba molesto por la avenida del Cerro: “Tengo 60 años y no debo disgustarme sin necesidad, me voy a enfermar”.

No podía evitar enfadarse, quería lucir con orgullo la camiseta que lo identificase como un industrialista de pura cepa, pero a ese precio no la iba a conseguir. 
 
La historia de los souvenir
 
“Hace cuatro años la Industria Deportiva Cubana firmó un convenio con la firma canadiense Apello, para la producción de pulóveres y gorras de todos los equipos de béisbol del país”, relata Julio Hernández Diez, director comercial de dicha institución nacional.

Desde aquel entonces se han vendido en el país estos productos, pero con un lento movimiento por su elevado precio, incluso mayor que el actual.

“Durante la 46 Serie Nacional de Béisbol, específicamente en la fase final, la afición se sintió más identificada con sus equipos por esos artículos que ofrecemos a las tiendas Caracol. La institución abogó por una rebaja en los souvenir para acercarlos más a las posibilidades del pueblo. Sin duda, fue en la etapa de Play Off que aumentó la venta de estos productos, pero sólo los del equipo capitalino”.

Según el directivo, “a pesar de los precios, que aún son prohibitivos para muchas personas, los artículos de Industriales se venden como pan caliente, la afición da lo que sea por adquirirlos e identificarse con su equipo”.

“La calidad es muy buena, la gorra es bordada y los pulóveres tienen una adecuada tela, por lo que el precio al que la empresa lo facilita a los establecimientos es bastante bajo. Más no podemos hacer, nuestras  ganancias son mínimas”.

La tienda del Latinoamericano

Para muchos visitantes asiduos del Estadio Latinoamericano, por demás aficionados al equipo Industriales, los precios de los productos son “una locura, y coinciden en que se debería pensar en la población que realmente ama al deporte nacional.

“La idea es muy buena, pero deberían bajar los precios. Yo soy fanático a los azules, a pesar de que  no pagaría un pulóver a ese costo”, expresa Mario Peñalver, vecino del municipio Marianao.

Otros creen que si se vendieran los productos en moneda nacional todo estaría resuelto y muchos ahorrarían durante la serie para adquirirlos.

Pero la historia es otra en la tienda del mencionado estadio. Niurka Sánchez, la dependienta, considera que se ofrecieron suficientes alternativas para complacer todos los gustos y posibilidades.

“El pulóver original costaba .50 CUC, por lo que se vendió una variedad de ese producto en otro color (blanco) y con menos calidad al precio de .50, para los que no pudiesen pagar aquel precio.

“Acción similar se llevó a cabo con las gorras: se vendieron algunas con un valor de .90 CUC, incluso se ofertaron gorras de cartón a ;?>



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris