Facebook Twitter Google +1     Admin

COMUNICARNOS, LA ETERNA NECESIDAD

20100703154024-dagoberto-y-maritza.jpg

OSCAR DAGOBERTO GUZMAN Y MARITZA RIVAS GONZÁLEZ,
Profesores de la Universidad Bolivariana
de Venezuela, Sede Monagas.

 “Para comunicarnos es necesario usar

palabras indispensables, justas y significativas”.


Gonzalo Martín Vivaldi.
  


  
La Redacción Periodística la consideramos una ciencia que se ocupa del estudio de determinados signos – naturales – técnicos – ordenados en una unidad de pensamientos con el fin de transmitir datos e indicar el interés general a través del periódico o de cualquier otro medio de comunicación de masas.
 
En este enunciado aparece de forma explícita o implícita de los elementos integrantes de todo proceso comunicativo o comunicación
 
Pedro O Costa ha indicado con claridad las tres zonas principales en que se puede dividir el estudio de la comunicación. Tomando la imagen de un área, que ya instituyó el lingüista Charles Morris en fundamentos de la teoría de los signos, cabría sugerir -dice Pedro Costa- que el estudio de la comunicación humana debe ser dividido en áreas: sintáctica, semántica y otra a nivel pragmático.

La primera plantea la transmisión de información, la semántica estudiaría primordialmente los significados de los códigos y la pragmática trataría el efecto de los mensajes en la conducta de los individuos.

Al lenguaje debe dársele un uso adecuado para comunicar los problemas que pueden caer dentro de una disciplina nueva ampliadamente acogedora como el caso de la redacción periodística.
 
El acierto de Pedro o Costa estriba, a nuestro juicio, en la agudeza de este autor para trasladar a una discusión teórica de la década de los 70 el uso del lenguaje y el fenómeno de la comunicación de masa, -planteamiento formulado por vez primera 44 años antes para analizar cuestiones en las que todavía no se perfilaba la dimensión actual del problema.

Es decir, el aspecto masivo tecnológico de los fenómenos de la comunicación que sirve de Mass-media como es sobradamente conocida la teoría de Charles Morris acerca de los tres niveles que deben ser tenidos en cuenta para análisis del signo, análisis semiótico desarrollado con claridad desde 1938, año de aparición de sus conocidos Foundation of signs.

Este autor volvió a recordar la teoría de los tres niveles, sing, lenguaje and behavios. Los primeros planes de estudio que contemplara esta realidad fueron de las escuelas de periodismo, a mediados de la década de los 40. Pero esto se hizo en una forma autónoma, sin tomar en cuenta los estudios que se habían iniciado en Norteamérica y su repercusión en Francia, Italia y Alemania. Así, las teorías que se dictaban en las aulas hablaban de espirales informativas y términos por el estilo, sin ningún referente en realidad.

Puestas así las cosas, en 1971, y con motivo de la convención de Comunicación Humana celebrada en Barcelona, José Luis Bozal realiza una valiosa contribución. Dice Bozal que la realidad actual no habla de que la auténtica preocupación social hoy día está constituida por la comunicación adjetivada-objetiva, no objetiva.

Cabe destacar que toda comunicación lleva consigo, de forma clara o bien oculta, una cierta intencionalidad de captación de influencia sobre otros. No hay comunicación gratuita.  Con toda comunicación se busca siempre, en mayor o menor grado, influir a un sujeto o a varios. Esta información supone un cambio de actitud crítica a favor de la información recibida. 

En Venezuela, la mayoría de las informaciones que generan los periodistas de oposición persiguen influir negativamente sobre la conducta del venezolano, hecho que se consolida en algunos sectores porque utilizan un discurso claro, preciso y significativo a pesar de que está lleno de mentiras. Aquí se produce el palangre, periodista tarifado que busca imponer intenciones de ciertas políticas editoriales que conforma el imperio norteamericano y sectores políticos y empresariales venezolanos.

Es de tomar en cuenta la intencionalidad implícita y que todo texto informativo lleva  consigo una carga política en virtud de la cual la actividad social llamada periodismo se convierte en unos de los pilares básicos para el juego democrático de todos los países.

Retomando el tema de la comunicación, podemos afirmar que esta tiene por objeto el estudio del comportamiento humano y de las causas que influyen en la conducta. En tal sentido y enfocándonos en el periodismo, debemos utilizar un lenguaje armónico, claro, preciso, entendible para que los mensajes lleguen allí donde queremos y de la forma que precisamos.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris