Facebook Twitter Google +1     Admin

NO DEJES PARA MAÑANA LO QUE PUEDES PREVENIR HOY

20111022051546-omairy.jpg

Un estudio realizado en Cuba sobre la acción de la píldora del día siguiente, abre la posibilidad de su inserción en el sistema de salud pública.

OMAIRY LORENZO ÁLVAREZ,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

En un futuro no muy lejano, Cuba podría poner en práctica el Levonorgestrel, la píldora del día siguiente, como método de anticoncepción de emergencia, en aras de reducir los embarazos no deseados, disminuir los riesgos provocados por abortos inseguros y la tasa de mortalidad materna por esa causa.

Tal probabilidad se basa en un estudio científico realizado por investigadores del Hospital Gineco-Obstétrico Docente Eusebio Hernández Pérez (Maternidad Obrera), de Ciudad de La Habana, que contó con la colaboración de la Clínica Mediterránea Médica, de Valencia, España.

El Levonorgestrel o Postinor es un medicamento hormonal utilizado en un período de 48 a 72 horas después de una relación sexual desprotegida, con el fin de que el embarazo no llegue a término.

La investigación aplicó experimentalmente una versión de la píldora del día siguiente, denominada Mifepristona, cuyos efectos son similares al Postinor por bloquear la ovulación y retardar el desarrollo del endometrio uterino.

“Con la aplicación de este medicamento, pudimos constatar de que se trata de  un químico muy efectivo, porque en la gran mayoría de los casos en que se administró no se produjeron embarazos y las consecuencias post-tratamientos no fueron significativas”, señala Adriana González Sánchez, especialista a cargo del estudio.

La experta explicó que de las 2 418 mujeres evaluadas, el 85,4 por ciento no presentó ningún efecto secundario atribuible al fármaco, el 14,6 mostró sangramiento vaginal fuera de la menstruación, el 16,4 refirió un adelanto en el sangrado menstrual días antes del período, mientras que una cifra muy baja experimentó retrasos, abundancia y escasez de la regla.

Tenny, graduada de Diseño Industrial, decidió participar en la prueba tras asistir a la consulta de planificación familiar, en busca de orientación sobre cómo evitar el embarazo posterior a una relación sin protección.

“Acepté probar el medicamento propuesto por los médicos por el miedo de quedar en estado, pues cursaba el tercer año de la carrera. Aunque los primeros días sentí un malestar general, creo que evité un embarazo no deseado, pues había tenido contactos desprotegidos”, cuenta la joven.   

La doctora Vivian Álvarez Trejo, especialista en I Grado en Medicina General Integral del Hospital Provincial Ciro Redondo, de Artemisa, comenta que la píldora posee 20 veces la carga hormonal de las tabletas anticonceptivas convencionales y por tanto produce los mismos síntomas que estas, pero en mayores porcentajes, como trastornos de la coagulación, cambios hepáticos, variaciones de peso y manchas en la piel.

A Álvarez Trejo también le preocupa que la extensión del uso del comprimido pueda influir en el aumento de las infecciones de transmisión sexual y el VIH/SIDA. “Las mujeres que lo toman se van de fiestas, mantienen relaciones sexuales fortuitas sin protección y su mayor temor, el embarazo, queda resuelto con solo tomarse una pastilla”, acota la especialista.

Rosa, joven de 19 años residente en Pogolotti, Marianao, comenta que es asidua a discotecas, fiestas, “descargas” y que con frecuencia ha tenido relaciones sexuales con hombres casi desconocidos sin usar el condón. Confiesa que le gustaría mucho contar con una pastilla que a pocas horas de un contacto le evite un embarazo no deseado.  

Fernando Ibáñez Cayón, especialista en I Grado en Ginecobstetricia del hospital artemiseño Ciro Redondo, está de acuerdo con la aplicación de este método: “Una de sus ventajas es proporcionarles la seguridad de no embarazarse a mujeres que no tuvieron responsabilidad directa en el coito, como las víctimas de violaciones y abusos sexuales”.  

Una contradicción que gira en torno a los usos de la píldora es su función. Algunos expertos sostienen que se trata de una alternativa anticonceptiva, mientras que otros aseguran que es un método de aborto.

Adriana González Sánchez, también Máster en Atención Integral a la Mujer de Maternidad Obrera, asegura que no se trata de un abortivo, sino de un reductor de la fertilidad, pues su efecto es evitar la implantación una vez que se produce la fecundación.

A su juicio, la fecundación no constituye una vida humana, ya que “es un estado celular, un proceso de cambios embriológicos que en un futuro mediato conforman al feto”.

Según María Concepción Morales, especialista en Medicina Interna del Hospital Materno de Guanabacoa, la acción del medicamento depende del momento del ciclo femenino en que se tome.

“Administrada antes de que se produzca la ovulación, esta se retarda y no puede haber fertilización, en ese caso actúa como anticonceptivo. Pero si se emplea cuando ya se ha ovulado o se está ovulando, se produce la fertilización, por lo cual el efecto será hacer hostil al endometrio y crear un nido no apto para la implantación, por tanto el bebé se abortará”, explica la doctora.

Concepción Morales apunta que la vida comienza una vez que el óvulo y el espermatozoide se unen y se convierten inicialmente en un cigoto. La fecundación en sí misma constituye un ser humano, en ese instante ya existe el sexo masculino o femenino y la información genética como el color de los ojos, de la piel.

El análisis investigativo realizado en el hospital Eusebio Hernández Pérez es el  primero que se realiza en Cuba en el campo de la anticoncepción de emergencia, concepto absolutamente desconocido por muchos profesionales de la salud y la población en general.

Según su principal responsable, Adriana González Sánchez, los resultados clínicos del examen dejaron abierta la probabilidad de insertar este fármaco en el sistema de salud cubano en un futuro, pero aclara que el país tiene que trazarse una estrategia económica para su adquisición, porque el medicamento posee altos precios en el mercado internacional.

Nota: Los nombres de algunas fuentes fueron cambiados para preservar su identidad.

Pie de foto: El Levonorgestrel o Postinor constituye una alternativa de  socorro para mujeres que buscan prevenir un embarazo luego de un coito sin protección.

Ficha técnica:
Tema: Usos y efectos de la píldora del día siguiente como método anticonceptivo de emergencia.  

Propósitos: Conocer en qué consiste la píldora del día siguiente y demostrar si es un método anticonceptivo o abortivo.

Objetivos colaterales: Analizar los riesgos y ventajas que posee esta pastilla. Las consecuencias que tiene su uso respecto al aumento de las infecciones de transmisión sexual y el VIH/SIDA. 

Hecho: Aunque en Cuba solo se haya utilizado en un estudio, la píldora del día siguiente es una alternativa que en un futuro puede ser empleada como opción de anticoncepción.

Antecedentes: En Cuba no se conocía de la existencia de la píldora del día siguiente como alternativa de anticoncepción de emergencia, hasta que se inició un estudio clínico para analizar sus usos y efectos en el Hospital Eusebio Hernández Pérez.

Contexto: Existe entre los especialistas una gran diversidad de opinión que gira en cuanto a la acción anticonceptiva o abortiva del medicamento. Algunas mujeres mantienen relaciones sexuales desprotegidas y su única preocupación es evitar quedar embarazadas.

Estrategia de fuentes:

Fuentes especializadas:
Adriana González Sánchez, Vicedirectora de Enfermería del Hospital Gineco-Obstétrico Docente Eusebio Hernández Pérez (Maternidad Obrera).
Vivian Álvarez Trejo, especialista en I Grado en Medicina General Integral del Hospital Provincial Ciro Redondo, de Artemisa.
Fernando Ibáñez Cayón, especialista en I Grado en Ginecobstetricia del Hospital Provincial Ciro Redondo.
María Concepción Morales, especialista en I Grado en Medicina Interna del Hospital Materno de Guanabacoa.

Fuentes no especializadas:
Tenny, graduada de Diseño Industrial, participante en la investigación científica sobre la píldora del día siguiente realizado en Maternidad Obrera.
Rosa, joven de 19 años residente en Pogolotti, Marianao, que se manifiesta de acuerdo con el uso del fármaco.

Tipos de juicios:

Disyuntivos: Se aprecian en el contraste de opiniones dadas por Vivian Álvarez Trejo y Fernando Ibáñez Cayón, especialistas en I Grado en Medicina General Integral y Ginecobstetricia, respectivamente, en cuanto a riesgos y ventajas de la píldora.

Analíticos: Ofrecidos por las fuentes especializadas.

De valor: Todos los especialistas calificados en el tema y las muchachas que brindan su opinión acerca del uso de la pastilla.

Tipo de título: Llamativo.
Tipo de lead: Especial Interpretativo.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris