Facebook Twitter Google +1     Admin

¿LIBROS BRAILLE MANUFACTURADOS?

20130608151347-leslie.jpg

En la sala para invidentes de la biblioteca provincial Rubén Martínez Villena, en La Habana, se hacen de forma artesanal libros de este tipo.

Texto y foto:
LESLIE ALONSO FIGUEROA,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

La publicación de libros para ciegos y débiles visuales en Cuba no logra satisfacer las necesidades de esa comunidad y las editoriales solo han dejado en promesas la posibilidad de elaborar libros con tales características. La situación ha motivado que se elaboren de forma manufacturada textos interactivos y sencillos con la técnica de lectura y escritura táctil Braille.

                                                                                        
En una pequeña sala de la Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena, en el Centro Histórico de La Habana, en la que la organización y la consagración de su responsable son notables, conversamos con el jefe de información, Mario Ernesto Romero Saldaña, protagonista de esta idea.


-¿Qué motivaciones tuvo para

elaborar un proyecto tan ambicioso?


Parecerá un poco cronológica mi introducción, pero la considero necesaria. Durante la pasada Feria Internacional del Libro (2011) se percibió una apertura, por decirlo de algún modo, de la literatura Braille en la Isla, aunque a pesar de ello aún esos libros no cumplían las necesidades; la comunidad ciega cubana no podía acceder a textos de la colonización europea en América, de grandes pintores y músicos, nunca habían consultado un diccionario especializado ni un texto de arte culinario.   

Por eso nos unimos un grupo de escritores para escribir, editar y publicar con estas temáticas textos manufacturados y ello quizás sea parte de nuestro éxito. También pudiera señalarse como posible motivación que soy ciego y formo parte de la gran masa de cubanos deseosa de adquirir cultura a través de los libros.

-¿Qué diseño establecieron

para las publicaciones?   

La manera de hacerlo es sencilla: solo contamos con punzones y cuadrantes de cartulinas pequeños, recortados con medidas que están entre los 20 centímetros de ancho por 20 de largo, con el propósito de que sean manipulables, el lenguaje que utilizamos es sin terminologías técnicas a pesar del tema tratado y la extensión no sobrepasa las 30 páginas.


-¿De qué medios se valen para

adquirir información certera?

 

Este también pudiese haber sido una motivación. Se trata de la llegada a la Biblioteca Rubén Martínez Villena del primer escáner parlante con que cuenta Cuba. El equipo trabaja mediante la reproducción de forma oral del texto escrito introducido y así los autores ciegos, como yo, pueden consultar cualquier bibliografía sin ninguna limitación.


-¿Cuáles serán los próximos planes?


Además de planificar la edición oficial de los libros para próximas ferias, haremos la presentación, durante la Jornada del Discapacitado, del 30 de noviembre al 10 de diciembre (2012), de un texto de unas 25 páginas sobre el surgimiento del vino y la conservación de las vides, la comercialización de esta bebida y sus propiedades medicinales.


Gracias a la sagacidad del equipo que Mario Ernesto guía, este proyecto caracterizado de ambicioso logra satisfacer las necesidades del archivo para invidentes de la Biblioteca Pública del Centro Histórico de La Habana y ampliar la cultura general integral de la comunidad ciega de nuestro país.

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris