Facebook Twitter Google +1     Admin

MUSEO DEL MAR EN BOGOTÁ

20131005154209-pinzon.jpg

Ubicado en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, la institución asume con compromiso la preservación del mundo marino.

Texto y foto:
ANYELLY  JOHANNA  PINZÓN ACOSTA,
estudiante de cuarto semestre de Comunicación Social,
Universidad Cooperativa de Colombia, Sede Bogotá.

El único Museo del Mar en Bogotá se encuentra a en la Universidad Jorge Tadeo Lozano y cuenta con más de mil especies marinas disecadas, con las cuales pretende formar y educar  a los niños del país a través de temáticas medio ambientales.

Según Daniel Maldonado, decano de la Facultad de Ciencias e Ingenierías de la Universidad, el Museo marino  se creó en 1969 por necesidad de la Facultad de Biología Marina y la gestión rigurosa  por parte de los docentes de Biología que trabajaron durante  seis  meses. La Tadeo Lozano se ajustó a las colecciones de muestras  para exhibición de la taxidermia y espacios de acuarios que simulan la flora y fauna de los ecosistemas.

Las salas de exposición se encuentran divididas en seis secciones: ecosistemas marinos sumergidos: hace referencia a la fracción de tierra que se encuentra debajo del mar y habitan especies como tiburones, cril, almejas y peces; los ecosistemas emergidos refiere a la porción de la tierra ubicada por encima del mar, residen  animales como los pelícanos, aves cazadoras y águilas pescadoras; los ambientes particulares  son ecosistemas donde los animales viven en manadas como leones marinos, focas, pingüinos, entre otros.

También moran los mamíferos acuáticos,  son aquellos  animales que poseen glándulas mamarias y a su vez son marinos como la ballena de aleta rorcual, delfín rosado del Amazonas y la nutria marina; por último, en la sala de multimedia y robótica se  observa el esqueleto de una tortuga, un pez erizo y los movimientos de éstos animales;  el visitante podrá interactuar a través de actividades didácticas y pedagógicas en las que se le permitirá  conocer acerca de la adaptación, alimentación, ubicación y si están en vía de extinción.

En cada una de ellas se ven representadas las muestras por medio de diferentes escenarios como  las zonas polares, pastos marinos, playas arenosas, acantilados y arrecifes coralinos, que muestran más de mil especies acuáticas; cangrejos, erizos de mar, tortugas marinas, estrellas de mar, rayas, pulpos, esponjas, langostas chinas, peces mantis, moluscos, entre otras, afirma Sandra Romero, guía turística de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Al final del recorrido se ofrece  una información enriquecedora acerca de los elementos del buceo: el equipo, que debe estar totalmente  compuesto por caretas, aletas, tanques de buceo, regulador de aire, chalecos, cinturón de pesas, manómetro y reloj. Son reglas muy básicas y fundamentales para deleitarse  con una actividad importante en el  estudio marino que le permite acercarse a ver las maravillas del mundo acuático.

Pie de foto: Tiburones blancos en el Museo del Mar.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris