Facebook Twitter Google +1     Admin

TABLAS AL DESNUDO

20161011031921-dung.jpg

DUNG TRAN THUY,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Al principio dudé en ir porque mi español no me permitía entender la obra. A las 8 y media apareció la audiencia. 8:50, las filas de las gradas se llenaron con todos los estudiantes de la residencia F y 3ra. Ese día se presentaba la obra “Es3s”, del grupo Nómadas Teatro en el comedor de la beca.

Después que todos se habían sentado y los actores estaban listos para comenzar la puesta en escena, la profesora Gladys Álvarez Alonio, directora del grupo, anunció brevemente con una voz alta y clara: “Hoy vamos a presentar a obra Es3s, una adaptación de la dramaturga Cintia Paredes al guión original de la escritora estadounidense Janice Joplin, que tiene como tema central los problemas sociales que existen en las familias cubanas”.

Después de terminar la introducción, se apaga la luz y es hora del comienzo de la obra. La audiencia quedó en silencio. La música brotó desde la bocina sostenida en la mano de la profesora y una escenografía totalmente improvisada, por lo que el diseño del escenario fue simple con ocho sillas y una mesa en el medio. Se dividió en tres escenas para ambientar las familias que protagonizan la historia.

La primera de ellas, apareció con la imagen de un hombre con el periódico del día y lo leía con mucha atención. Inmediatamente seguido de una mujer con un vaso de leche para el desayuno. En su cara se notaba el cansancio y la molestia. Por último, salió el hijo, un adolescente que estaba más preocupado por su noviazgo que por las responsabilidades que le correspondían en casa.

El público universitario que presenció la obra era muy heterogéneo, había cubanos y extranjeros, por lo que era fácil para ellos identificarse con los personajes. Las expresiones de los espectadores fueron muy diversas, mientras algunos estaban serios, otros reían, reflexionaban, y hubo hasta quienes quedaron sorprendidos.

Ubicada en la esquina izquierda, estaba una familia común en la actual sociedad cubana. Tenían dos chicas llamadas Lily y Sonia, que eran pareja. Pero un día, Sonia descubrió que su amante estuvo con su hermano menor Ángel. Después del descubrimiento de la infidelidad, ella estaba muy enojada. El conflicto  era muy serio y, finalmente, decidió dejar todo atrás y se fue de su casa.

La actriz que interpretó este personaje es una muchacha muy femenina. Para lograr representar a Sonia perfectamente, tuvo que hacer un grupo de acciones que no son características de su personalidad como fumar, olvidar todo prejuicio y manifestar actos y gestos de amor hacia su novia.

Al final, la obra no terminó como estaba prevista porque algunos actores olvidaron los textos. Muchos espectadores lo notaron, otros no. La directora mostró su inconformidad y ofreció disculpas a la audiencia. A pesar de que mi español aun no es bueno y la obra tuvo un final inesperado, pude comprender fenómenos de la sociedad cubana que no conocía.

Poco a poco, entre sentimientos encontrados, se vaciaba la sala.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris