Facebook Twitter Google +1     Admin

“YO NACÍ PINTOR”

20161215153431-dung.jpg

Cecilio Avilés Montalvo tiene 71 años, es un artista amable y amistoso, uno de los autores más reconocidos en historietas infantiles y dedica su vida a desarrollar el arte en Cuba.

Texto y foto:

DUNG TRAN THUY,

Estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Una tarde sabatina lo vi, sentado en la acera fuera del local donde organiza su trabajo en la calle Caraballo #30, del municipio capitalino Cerro. Este hombre es Cecilio Avilés Montalvo, cienfueguero, escritor, pintor, compositor que ha realizado muchas contribuciones al arte cubano.

Le pregunté por qué quiso ser pintor: “Bueno, yo no quise ser pintor, yo nací pintor”, dice y ríe jocosamente.“Después sí quise ser promotor cultural, eso fue un aspecto de mi voluntad, pero la pintura nació conmigo”, abunda.

Fue un familiar quien, sin querer, provocó que se despertara su vocación hacia las artes plásticas. Después, comenzó a estudiar en diferentes escuelas y se graduó de artes plásticas y modelado en la Academia de Bellas Artes de San Alejandro. También se interesó por otros estudios sobre Dibujo Comercial y Diseño Gráfico en la Academia Diego Rivera y en la Escuela de Realizadores del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC).

Empezó a trabajar en proyectos artísticos cuando tenía 18 años y en sus más de cinco décadas de labor profesional ha publicado alrededor de 20 álbumes de historietas, así como un libro dedicado a la enseñanza del dibujo y la caricatura titulado “Vamos a dibujar”. Actualmente, es uno de los autores más reconocidos en historietas para niños, entre las que se destaca, la conocida animación Cecilín y Coti que relata las aventuras de un pequeño acompañado de su cotorra.

En cuanto a los proyectos profesionales que se ha trazado como artista y que han marcado su vida, comenta con voz fuerte: “Yo tuve la suerte de trabajar en planes de importantes medios masivos: periódicos, revistas, la televisión nacional, el ICAIC, así como en la Feria del Libro”.

Igualmente, es conocido por enseñar a dibujar en la sección infantil Amanecer Feliz, de la revista informativa Buenos Días, donde instruye a los más pequeños de casa diferentes técnicas del dibujo: “Esta ha sido una experiencia enriquecedora”, comentó con rostro satisfecho.

También trabaja en otros eventos, como la Bienal Internacional del Humor, en San Antonio de los Baños, donde forma parte del Comité Organizador del Ministerio de Cultura.

Su larga trayectoria le ha permitido ganar muchas experiencias, que después traslada a diferentes espectáculos públicos. Actualmente  dirige el proyecto Imagen 3, compuesto por más de doscientos artistas, y que tiene el objetivo de vincular a los niños con el arte.

Se desempeña, además, como Presidente de la Comisión Permanente de Cultura Comunitaria de la UNEAC. Su obra ha tenido una vasta distribución en países como Alemania, Brasil, Venezuela, España, México, entre otros.

Sobre el futuro, declara tener sueños muy ambiciosos. Sus manos estaban entrecruzadas y expresó con voz tenue: “Quiero desarrollar aspiraciones autosustentables, crear una empresa que como figura jurídica le permita hacer ventas online, subastas, importaciones, exportaciones. Estos planes no son vistos como un fin sino como un medio para lograr un salto cualitativo en la calidad emocional de las comunidades”.

Me preguntó sin esperarlo: “¿Quieres escuchar música cubana?”. En este instante su mirada se llenó de alegría y entusiasmo, y comenzó a tocar el ritmo de la Guantanamera con su piano. Cuando terminó la interpretación, su rostro mostraba a un Cecilio más artista, más cubano.

Pie de foto: Cecilio Avilés, por la obra realizada, es considerado uno de los más grandes caricaturistas cubanos.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris