Facebook Twitter Google +1     Admin

MÁS ALLÁ DEL AMOR

20161229143006-sergio.jpg

Con un tratamiento mesurado de los hechos, Orlando Cardoso Villavicencio concibió Amor y espada, para contar una historia de ficción en el entorno de la Cuba colonial.

Texto y foto:

SERGIO FÉLIX GONZÁLEZ MURGUÍA,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

Orlando Cardoso Villavicencio nunca creyó en Quijotes y molinos. Su firmeza lo hizo vencer su “reto a la soledad” y convertirse en un héroe de la República de Cuba que ama y defiende, además, su pasión por la literatura y el buen arte de escribir.

El coronel escritor suma en 2006 a su impronta artística Amor y espada, una novela atrayente y con un delicado ensamblaje entre la historia y la ficción, que no vio la luz hasta 2014 bajo el sello editorial Verde Olivo. Con la idea de concebir esta obra, el autor emplea un narrador heterodiegético que marca el ritmo de los acontecimientos en los que intervienen una serie de personajes.

En el entorno de la época colonial de la Isla, la obra aborda una etapa importante del asentamiento en Cuba, durante la invasión napoleónica a la metrópoli española y el aislamiento de todas las colonias ibéricas debido al conflicto. Este es el comodín de apoyo que emplea el autor para crear una historia que, aunque alejada de la realidad, muestra una situación que para nada fue, según los investigadores, diferente a la vida de los sectores sociales que se ven reflejados en la novela.

Los acontecimientos, desarrollados en dos escenarios fundamentales, Puerto Príncipe y La Habana, cuentan una historia de amor clásica de un pareja versionada de Romeo y Julieta; y ese villano insustituible que intenta separarlos a toda costa, interpretado en esta ocasión por el Capitán General de la isla de Cuba, Don Armando, quien se vale de recursos arbitrarios y violentos para obtener el amor de Carmen, pero ella ama profundamente a Lince, un hábil espadachín que logra, finalmente y con la ayuda de sus amigos, vencer los obstáculos que lo separan de su amada.

El joven es un hombre en el que vemos rasgos característicos del criollo cubano: hábil estratega, corajudo en el combate y defensor de las causas nobles, por solo mencionar algunos de los más representativos.

Podemos apreciar durante el transcurso de los acontecimientos en los 26 capítulos de la novela, que está latente el conflicto colonia-metrópoli, visto en la situación del opresor que por sus caprichos avasalla a todo un pueblo; y en los colonos que no se ven identificados con quienes los dirigen y ofrecen hasta la vida si fuera necesario porque las circunstancias cambien.

La vida del negro en todos sus matices, representada por personajes como Tatico, está plasmada en esta obra, lo que le permite al autor elaborar una crítica concientizada sobre el tema.

Donde vemos una historia de amor que tiene feliz conclusión con el cliché de la victoria del bien sobre el mal, también encontramos un retrato logrado de una etapa fundamental del pasado de Cuba y decisiva en la formación de la identidad nacional, debido al uso de recursos característicos de la época y el respeto que el autor mantiene por los hechos.

Es una novela que nada tiene que ver con creaciones anteriores del autor como Wendy y el duque Pedro (2001) o El reino embrujado (2002), pues aquí encontramos un empleo de técnicas narrativas que demuestran una madurez en el arte de escribir de Orlando Cardoso Villavicencio, como las mudas espaciales y algunas pinceladas de descripción que nos sitúan, de forma genial, en los escenarios.

Amor y espada constituye una creación donde el autor da la posibilidad al público de encontrarse con una novela, que como siempre se espera, lo mantenga a la expectativa en todo momento, mientras aprecia instantes de peligro y hasta situaciones jocosas para refrescar la imaginación.

Pie de foto: Amor y Espada (2014) salió por primera vez al público en la XXIV Feria Internacional del Libro Cuba 2015.

29/12/2016 07:30 islalsur #. Libros


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris