Facebook Twitter Google +1     Admin

EL MILICIANO, EL TOLETERO DE ALQUÍZAR, EL 40…

20071229195830-marquetti.jpg

"Lo mejor es que me reconozcan, me recuerden. Solo me considero millonario de pueblo", piensa Agustín Marquetti.

ANET MARTÍNEZ TACORONTE,

estudiante de primer año de Periodismo,

Facultad de Comunicación,

Universidad de La Habana.

foto: ANDRÉS SANTAMARÍA

-Buenas...

-¡Hola!

-¿Qué tal está?

-Bien, bien, pasen, voy a llevar a la nieta hasta la escuela, pero en cinco minutos estoy aquí. Espérenme, vuelvo enseguida.

Y efectivamente, a los cinco minutos, Agustín Marquetti Moinelo había regresado a su casa. Alto, fuerte, alegre, vivaz, nadie podría decir que el veterano pelotero de Industriales se inicia en las seis décadas.

"Desde niño amé la pelota, pero las circunstancias de mi tiempo eran muy distintas a la de los jóvenes de ahora".

Siendo todavía un niño, su deseo de jugar pelota profesional parecía que no llegaría. Los acontecimientos de la época lo llevaron a cambiar los sueños con bates, guantes y pelotas, por realidades con fusiles. Con apenas 15 años se vio insertado en el Batallón 180 en la batalla de Playa Girón, suceso del cual le llega el primer seudónimo que le fuera concedido, el miliciano.

Su primer juego de béisbol vino en el año 1964 en la Liga Juvenil, representando a la selección de Ciudad de La Habana. Luego fue captado por el Ministerio del Interior para jugar en su equipo, donde combinaba el entrenamiento militar con el del deporte nacional, allí estuvo aproximadamente hasta el año 1980.

-¿Sus momentos más significativos en la vida deportiva?

Sin duda alguna hay dos. Del primero, el pasado 2 de diciembre, día que comenzó la 47 Serie Nacional de Béisbol, se cumplieron 35 años, me refiero al jonrón de 1972 frente a los americanos, en Nicaragua. Fue un jonrón de faol y un jonrón de buena, por el que Fidel Castro llamó personalmente para felicitar al equipo y a mí.

El otro momento es el más recordado por el pueblo, porque fue el que tuvo oportunidad de ver: me refiero al jonrón de 1986, en la final de la serie de ese año frente al pinareño Rogelio García. Para mí han sido dos momentos inolvidables, que como siempre digo, me voy a morir y la gente se va a acordar de lo que hice.

Ante la pregunta de qué había sentido cuando lo ubicaron en el tercer puesto en la lista de los 100 mejores deportistas del siglo XX en Cuba, contestó:

"¿Quién dijo eso? ¿El tercero mejor del siglo? ¿Estás segura? Yo soy bastante sencillo, solo soy un hombre que ha tenido la suerte de jugar el deporte nacional, que además es el que me ha gustado toda la vida. Siempre me he considerado uno más, no he vivido el orgullo de haber sido famoso, y eso me ha servido para identificarme con el pueblo y hacer que él se sienta más vinculado conmigo. Lo que uno siembra es lo que debe recoger, por eso para mí es importante que los cubanos me recuerden porque las cosas nuevas suplantan a las viejas, y el hecho de que después de tantos años se acuerden de mí me halaga, simplemente soy millonario de pueblo".

-¿Qué pasó luego del retiro?

En ese momento mi vida cambió mucho, comencé a tener más tiempo libre, a descubrir nuevas cosas. Lo que más he hecho han sido ayudas técnicas, alrededor de ocho, en países como Argentina, Holanda, Venezuela, Japón, Brasil, y en Cuba a cada rato me llaman para hacer clínica a los deportistas, siempre estoy en disposición de ayudar.

Mientras tanto, de vez en cuando, juego "pelota suave" que es más lento, las bases son más cortas y es más relajado, porque cuando juego béisbol me lanzan muy duro y ya no soy el mismo de hace 40 años.

-¿Nunca ha deseado dirigir a Industriales?

Hubo una etapa en que sí quería, a los dos o tres años de haberme retirado, pero nunca me lo ofrecieron y dirigí Ligas de Desarrollo y Ciudad Habana Juvenil. En estos momentos dirige Anglada, que lo hace bien, y ya no me interesa, tal vez dentro de unos 10 años me vuelva a gustar la idea.

Mientras jugó pelota obtuvo los más altos honores de los campeonatos deportivos que incluían a este ejercicio, pero no fue hasta Barcelona´92 que se agrega el béisbol a la lista de competiciones olímpicas, fecha para la cual el toletero de Alquízar ya estaba retirado. Semejante fatalidad en el tiempo nunca le bajó los ánimos, y reconoce que hubiera sido un gusto participar en una Olimpiada y obtener una condecoración olímpica.

"Hacía cinco años que no cogía un bate cuando me pidieron inaugurar la 47 Serie Nacional y todos me decían que diera un jonrón, pero Vinent me ponchó, y quedó bien que me ponchara en Santiago de Cuba, fue una representación simbólica del béisbol cubano.

"¿Que si tuve nervios?, desde que comencé a jugar disfruté de la suerte de ir sin ellos al campo, pero, como siempre he dicho, lo más importante es que uno debe ir a batear como si fuera la primera vez, y en cada oportunidad debe ofrecer el mismo empeño y dedicación que se brinda al primer batazo".

Luego de participar en 22 Series Nacionales, de ir 6 725 veces al bate, de conectar 1 935 hits y 207 jonrones, el número 40 disfruta la vida desde una perspectiva diferente en compañía de su familia y rodeado de amigos y vecinos con los que conversa de pelota mientras comparte cada tarde un buen partido de dominó.

FICHA TÉCNICA:

Objetivo central: Conocer el quehacer de uno de los deportistas más grandes de la pelota cubana.

Objetivos colaterales:

Inquirir sobre los inicios en el Deporte Nacional de Agustín Marquetti.

Conocer la significación de sus momentos de mayor gloria.

Indagar sobre sus actividades en el presente.

Tipo de entrevista:

Por su forma: Mixta

Por su contenido: de Personalidad

Por el canal que se obtuvo: Encuentro directo

Tipo de título: Referencia al entrevistado

Tipo de entrada: Dialogística

Tipo de cuerpo: Mixto

Tipo de conclusión: Comentario del entrevistador.

Fuentes consultadas

Guía de pelota, año 2006.

Lista de los 100 mejores deportistas del siglo XX en Cuba. (sitio de Internet: www.yahoo-respuestas.es)

Fuera de Liga, por Miguel Terry Valdespino (sitio de Internet: El Habanero digital, www.elhabanero.com)

Decir de qué tipo son: Documental, no tradicional, permanente, secundaria, complementaria.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris