Facebook Twitter Google +1     Admin

EL DESCANSO QUE TRUNCA SUEÑOS

20130317142014-claudia.jpg

Más de la mitad de las personas que intentaron suicidarse en 2011 en La Habana son adolescentes.

CLAUDIA RODRÍGUEZ COLÓN,
estudiante de primer año de Periodismo,
Facultad de Comunicación,
Universidad de La Habana.

De las 411 personas que intentaron suicidarse en La Habana en 2011, 247 son adolescentes entre 15 y 19 años de edad, constata la investigación de la doctora Silvia León Reyes, Profesora Asistente de Pediatría y Master en Atención Integral al Niño del hospital pediátrico Juan Manuel Márquez.

“Las cifras de tentativas suicidas se han incrementado. Playa, Marianao y Lisa son los territorios de mayor incidencia en los últimos ocho años con 192, 182 y 131 pacientes respectivamente”, informó la pediatra.

A escala global, el suicidio representa el 1,4 por ciento de la carga mundial de morbilidad, es una de las tres principales causas de muerte en adolescentes y adultos jóvenes en el mundo occidental. Los países anglosajones y europeos son los que presentan mayores índices de intentos suicida.

La conducta suicida es la manifestación más extrema de violencia,  por ser violencia contra sí mismo. Este proceder, en especial el Suicidio Consumado, tiene una gran importancia social y, por tanto, desde tiempos inmemoriales, se ha estudiado para explicar sus causas y poder modificarla, alega el Programa Nacional de Prevención y atención a la conducta suicida del  Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

Según la española Beatriz Madruga, especialista en Psiquiatría, existen varios factores de riesgo de la conducta suicida en jóvenes. Entre los psicopatológicos se encuentran el abuso de sustancias, la esquizofrenia y el trastorno de personalidad; otros son sociofamiliares como la disfunción familiar o de pareja; y los psicológicos como la impulsividad, pérdidas actuales o antiguas y la tendencia a rechazar el afecto.

La doctora Alba Cortés Alfaro, especialista de 2do. Grado en Higiene Escolar y Master en Epidemiología del Instituto Nacional de Higiene Epidemiología y Microbiología, asegura que “el suicidio de los adolescentes es un tema que suele callarse y evadirse, pues impacta y cuestiona el sistema familiar y social en que vivimos; sin embargo, es importante conocer y reflexionar sobre las causas que llevan a un joven a su autodestrucción”.

“Para algunos pubescentes, las transformaciones normales del desarrollo, a veces acompañados por otros hechos o cambios en la familia como el divorcio o la mudanza a una nueva comunidad, variación de amistades, ruptura de una relación amorosa, dificultades en la escuela u otras pérdidas,  pueden causar gran perturbación y resultar abrumadores.

A veces, estos problemas pueden apreciarse como demasiado violentos o difíciles de sobrellevar. Del 12 al 25 por ciento de los niños mayores y adolescentes experimentan algún tipo de pensamiento suicida en algún momento”, apuntó la especialista.

Para Raidel Sánchez, estudiante de quinto año de Psicología, “el incremento en las cifras de intentos tiene como causa primordial la exigua información que se difunde con respecto al tema, la escasez de programas de apoyo a los jóvenes  afectados y la falta de comunicación con familiares y amigos”.

El método fundamental utilizado en las tentativas suicidas es la ingestión de psicofármacos u otros medicamentos, sobre todo por su fácil obtención, expone un estudio de las doctoras Mayra del Toro Kondeff y Yusimín Hernández González, especialistas de primer grado en Medicina General Integral (MGI) y Psiquiatría Infanto-Juvenil, y la licenciada Brenda David Huerta, enfermera del Centro Comunitario de Salud Mental del Cerro.

“La deglución de sustancias es un procedimiento que siguen particularmente las mujeres; los hombres utilizan casi siempre métodos más violentos como el ahorcamiento y la precipitación de alturas”, aclara  Dianelis García Fernández, psicóloga del hospital Juan Manuel Márquez.

Asimismo, el programa del MINSAP refleja que el ahorcamiento presenta tasas de mortalidad más altas en los hombres, y las quemaduras en las mujeres: proporción de 19,4 por 2,8 y 0,7 por 4,6, respectivamente (1999).

“Existe un predominio del sexo femenino para esta conducta, pues entre los 411 pacientes atendidos, 338 son mujeres, lo que representa un 83 por ciento del total de casos”, reveló la doctora León.

“Sin embargo, la psicóloga García Fernández asegura que si bien la mayoría de los intentos suicidas los llevan a cabo las féminas; son los hombres quienes mayormente los consuman”.

La doctora Cortés Alfaro explica que “las mujeres están más dispuestas a reconocerse deprimidas y a pedir ayuda, también están más ‘entrenadas’ a reconocer sus defectos, por lo que pueden diferenciar el ánimo depresivo del cansancio u otras molestias”.

Alicia*, madre de una paciente que intentó suicidarse el año pasado, comentó que su hija no dio muestras de sus intenciones. “Solo se le veía un poco deprimida después de la ruptura con su novio”, dijo.

En un artículo de Somos Jóvenes digital, la doctora Paula Lomba Acevedo, máster en Psiquiatría Social, aseguró que el suicida casi siempre dice o expresa sus planes, pero muchas veces las personas no son capaces de interpretar el mensaje o no lo toman en serio.

La mayoría de los individuos que atentaron contra su vida niegan haberlo hecho, pero una pequeña parte lo reconoce y acepta la ayuda de los especialistas, expuso la psiquiatra.

En Cuba, se han propuesto varios programas de auxilio a estos jóvenes como “Por la vida”, que se desarrollará en todos los niveles de atención y cuyo objetivo fundamental es la disminución de la morbimortalidad por  conducta suicida. Para ello se realizará una pesquisa de forma activa a personas en las que aparezcan factores de riesgo.

Según el programa del MINSAP, la comunidad desarrollará acciones de promoción de salud para fomentar actitudes y estilos de vida saludables,  ajenos al comportamiento suicida. Se llevará a cabo, también, una estrategia de Información, Educación y Comunicación, encaminada a favorecer y potenciar la adquisición de conocimientos y la adopción de actitudes, valores y prácticas sanas.

*El nombre fue cambiado respetando la privacidad de la fuente.

Ficha Técnica:

Tema: Intentos suicidas en adolescentes, en la capital.

Hecho: De los 411 casos atendidos este año, más de la mitad son adolescentes.

Objetivo principal: Analizar la incidencia de los intentos suicidas en jóvenes. Indagar sobre las causas de su incremento.

Objetivos colaterales: Explicar por qué predominan las féminas como el grupo de mayor afectación. Conocer qué acciones se llevarán a cabo para evitar el aumento de casos. Demostrar que se deben realizar mayores esfuerzos para combatir el suicidio.

Estrategia de fuentes:

Doctora Silvia León Reyes, Profesora Asistente de Pediatría y Master en Atención Integral al Niño del hospital pediátrico Juan Manuel Márquez (Fuente especializada o experta).

Conferencia “Comportamiento del intento suicida en adolescentes”, de la doctora León (Fuente documental especializada o experta).

Programa Nacional de Prevención y atención a la conducta suicida del  Ministerio de Salud Pública (MINSAP) (Fuente documental institucional).

Conferencia sobre el suicidio, de la doctora Beatriz Madruga (Fuente documental especializada).

Informe “Estrategia de prevención de las conductas autodestructivas de los adolescentes en provincias del país. Cuba 2002-2007”, de la doctora Alba Cortés Alfaro, especialista de 2do. Grado en Higiene Escolar y Master en Epidemiología del Instituto Nacional de Higiene Epidemiología y Microbiología (Fuente documental experta).

Raidel Sánchez, estudiante de quinto año de Psicología (Fuente secundaria)
Estudio de las doctoras Mayra del Toro Kondeff y Yusimín Hernández González, especialistas de primer grado en Medicina General Integral (MGI) y Psiquiatría Infanto-Juvenil, y la licenciada Brenda David Huerta, enfermera del Centro Comunitario de Salud Mental del Cerro (Fuente documental, experta).

Dianelis García Fernández, psicóloga del hospital Juan Manuel Márquez (Fuente experta).

Alicia, madre de un paciente que intentó suicidarse (Fuente protagonista).

Opinión de la doctora Paula Lomba Acevedo, en el artículo “Al final del túnel”, de Somos Jóvenes digital. Semana del 1 al 8 de marzo del 2012 (Fuente documental especializada).

Contexto: La exigua información que se difunde con respecto al tema del suicidio, la escasez de programas de apoyo a los jóvenes afectados y la falta de comunicación con familiares y amigos provocan el incremento de las cifras de intentos suicidas en la adolescencia.

Antecedentes: Desde tiempos inmemoriales, la conducta suicida se ha estudiado para explicar sus causas y poder modificarla. En Cuba, territorios como Playa, Marianao y Lisa son los de mayor incidencia en los últimos ocho años con 192, 182 y 131 pacientes, respectivamente. El número de intentos suicidas en el país se ha incrementado en los últimos ocho años.

Pronósticos: Se desarrollarán programas de ayuda para estos jóvenes como “Por la vida”. La comunidad  desarrollará acciones de promoción de salud para fomentar actitudes y estilos de vida saludables, ajenos al comportamiento suicida.

Tipos de juicios:

De valor: Opinión de los expertos Silvia León Reyes, Dianelis García Fernández, Paula Lomba Acevedo.

Analítico: Utilizado durante toda la nota con el análisis del problema: el aumento de los intentos suicidas en adolescentes.

Disyuntivo: El comentario de Alicia y el de la doctora Paula Lomba Acevedo.

Tipo de título: Llamativo.

Tipo de lead: Sumario de Qué.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris